YPF deberá importar un 50% más de combustibles

Es por el impacto del incendio en la refinería de Ensenada luego de la inundación del martes. Eso implicará este año desembolsos adicionales por 400 millones de dólares.

Bomberos en acción. En la planta de YPF en Ensenada, durante el incendio.  ypf

El incendio de la refinería de YPF en Ensenada provocará un incremento de entre 50% y 60% en las importaciones de la petrolera expropiada. Así lo aseguró ayer Miguel Galuccio, presidente y CEO de la compañía, al evaluar el impacto de las llamas en el petróleo.

Según Galuccio, un 10% de la producción de YPF en 2012 provino de importaciones. Este año, el combustible comprado afuera representará entre un 15% y 16% de la producción.

Aunque el ejecutivo declinó de dar cifras, YPF importó nafta y gasoil por más de US$ 800 millones en 2012. Eso implica que este año tendrá que comprar, al menos, US$ 1.200 millones. Son US$ 400 millones más de lo previsto.

Según estimaciones que manejan otros especialistas del sector, esas importaciones podrían trepar hasta los US$ 1.400 millones.

“Para el tamaño de la compañía, que factura US$ 16.000 millones anuales, el costo no es de una magnitud importante ”, expresó Galuccio. “No estamos preocupados por el costo. Tenemos seguros para el lucro cesante”, agregó.

Clarín informó, en su edición del 2 de abril, que varios ex secretarios de Energía auguraban para este año una importación de energía récord, de US$ 15.000 millones, debido a la caída de la producción.

“ Vamos a asegurar abastecimiento de nuestras estaciones de servicio,aunque tenemos menor capacidad de refinación”, puntualizó Galuccio.

La refinería de La Plata es la mayor que posee YPF, ya que representa un 60% de su producción. Ahora, esa planta está funcionando al 15% de su capacidad. Según Galuccio, hacia el final de esta semana estará llegando a un 56% (procesará 16.000 metros cúbicos sobre 28.500 metros cúbicos posibles). En dos meses, cuando se haya reparado el topping C (que se incendió), estará al 84% de su capacidad(24.000 metros cúbicos), según la compañía.

El 16% de combustible que le faltará se sustituirá a través de importaciones.

“Veníamos importando el 10% de lo que se producía. Vamos a tener que movernos posiblemente al 15%-16%, depende de cuán efectivos seamos”, detalló Galuccio.

Según los datos de la secretaría de Energía, YPF importó un 1% de las naftas que despachó en 2012. En gasoil, en cambio, trajo de afuera casi un 10% de lo que vendió Para compensar esta salida de dólares, YPF cuenta con crudo (petróleo) que podría exportar, ya que no cuenta con la capacidad para destilarlo, según recalcaron en la compañía. Aunque ese precio varía según la calidad del petróleo y el momento de venta, de esa forma podría obtener US$ 400 millones requeridos.

En las estaciones de servicio circuló el rumor de un aumento de precios para afrontar esta situación. Galuccio no descartó la posibilidad de incrementos, pero trató de desvincularlo del incendio.

“ Nuestra política de precios está totalmente desconectada de este incidente. Tenemos un plan que contempla costos, contempla volumen, por supuesto también contempla precios y vamos a continuar con ese plan”, aseguró Galuccio. Es la segunda vez en el año que el presidente de YPF afirma que su compañía incrementará los importes tal como lo venía planeando.

Galuccio recibió a los medios en el anfiteatro de la torre de la compañía en Puerto Madero. Aunque se guardaron dos filas para funcionarios oficiales (de Planificación y Economía), al presidente de YPF lo acompañó el director de Estrategia Fernando Giliberti.

A YPF se le quemó el horno de coque A y tendrá que esperar un año para la construcción de una nueva instalación.

Costará US$ 800 millones.

“No tendremos problemas de dinero para campear esta situación”, recalcó Galuccio. “En los próximos meses tendremos algo cerrado de inversión con socios, además de las exitosas emisiones de ON que hicimos”.

iEco

———-

La defensa de la refinería de Ensenada

Bomberos, Prefectura y personal de YPF pudieron controlar el fuego en la planta, según explicó el titular de la petrolera, Miguel Galuccio. Garantizó el abastecimiento por el stock existente y adelantó más compras del exterior.

El presidente de YPF, Miguel Galuccio, afirmó que en un plazo de 45 días la refinería de La Plata volverá a operar al máximo de su capacidad. El funcionario hizo estas declaraciones durante una conferencia de prensa realizada en el edificio central de la compañía, con el objetivo de explicar los pormenores del accidente sufrido el pasado 2 de abril como consecuencia de la tormenta e indundación. Galuccio ratificó que la empresa garantizará el abastecimiento a partir del stock existente, sumado a un incremento del 7 por ciento en las importaciones sobre las ya previstas. “Quiero destacar el enorme esfuerzo y valor del personal propio, de los bomberos voluntarios e integrantes de la Prefectura que permitieron defender la refinería”, manifestó. Además, adelantó que se acelerará la construcción de una nueva planta que demandará una inversión cercana a los 800 millones de dólares.

El número uno de la petrolera argentina dio cuenta del estado de situación del Complejo Industrial La Plata. Según el funcionario, las causas del accidente estuvieron vinculadas con un “incremento en los niveles de líquido que colmó la capacidad de almacenamiento y provocó la pérdida del confinamiento del hidrocarburo en la pileta de tratamiento de efluentes”. Esto provocó que una cantidad importante de combustible entrase en contacto con los hornos de otra unidad, y de ahí el incendio que afectó la unidad denominada Coke A. El siniestro se extendió casi en su totalidad a las instalaciones de este proceso industrial y parcialmente a la unidad contigua denominada Topping C.

Con motivo de este accidente, la capacidad de refino de la unidad de La Plata se redujo en un 15 por ciento, lo que representa una disminución a nivel nacional cercana al 7 por ciento. “Para paliar esta situación redefinimos el uso de las instalaciones logísticas para almacenar crudo y contratamos un barco a flote para almacenar el crudo no procesado. El sábado fue reabierta la Terminal de Despacho, con la salida del primer camión de combustible”, explicó Galuccio.

Una de las medidas de la compañía sería redistribuir el crudo a los complejos industriales que la compañía tiene en Luján de Cuyo y Plaza Huincul, con capacidad para refinar 106.000 y 25.000 barriles diarios, respectivamente.

Durante la conferencia de prensa, el funcionario aclaró que no hay riesgo de desabastecimiento. “El mercado está hoy abastecido completamente. Tenemos stock, que cuando es necesario lo volcamos al mercado. Los camiones que se despacharon el domingo formaban parte de ese almacenaje”, aclaró.

Asimismo, el accidente repercutirá en la estrategia comercial de la compañía, ya que habrá que aumentar el nivel de las importaciones por sobre lo ya presupuestado. Este incremento será cercano al 7 por ciento. “Para cubrir la brecha de producción faltante tendremos que importar algo más, pero el número no es significativo para la envergadura económica de la empresa. De lo que ya importamos, tendremos un incremento del 7 por ciento. Contamos con alternativas muy viables y creativas, nueve o diez, que nos podrían ayudar a mitigar el volumen faltante”, respondió Galuccio.

Luego de los primeros trabajos de reconstrucción, ya se puso en operación el Topping 4, que produce 4000 metros cúbicos por día. Ayer por la tarde, entró en funcionamiento la unidad Topping D, incrementando la producción a los 7200 metros cúbicos diarios. La unidad que resultó dañada estará reconstruida en un período que va de los 30 a 45 días.

Por otro lado, el presidente de YPF afirmó que a partir de este incidente la empresa acelerará los planes de inversión previstos para esta refinería. Concretamente, se apurará la inversión de una nueva planta de coke que demandará una inversión de 800 millones de dólares, aproximadamente, y permitirá incrementar en 35.000 metros cúbicos la producción de la refinería de La Plata. “Parte de sus equipos ya están comprados, y su puesta en marcha permitirá a la refinería aumentar su producción, mejorando los resultados de toda la empresa”, concluyó Galuccio.

Pagina/12