Shell y Esso también aumentaron sus combustibles

La decisión de ambas petroleras se produjo luego de que YPF aplicara aumentos de entre 7% y 9%, apenas horas después de que el Gobierno anunciara la fijación de topes máximos a los precios de los combustibles.

Aumentaron los combustibles. (L.Merle)

Pese al congelamiento de precios para los combustibles dispuesto por el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, las petroleras Shell y Esso aumentaron las naftas, en línea con la decisión tomada horas antes por la estatal YPF.

La suba comprende el área de Buenos Aires, que incluye a la Capital Federal y el Conurbano, donde Shell incrementó sus productos un 9 por ciento, mientras que la ex Esso, ahora Axion Energy, dispuso un alza del 7% promedio.

La decisión de ambas petroleras se produjo luego de que YPF aplicara aumentos de entre 7% y 9%, apenas horas después de que el Gobierno, por intermedio de Moreno, anunciara la fijación de topes máximos a los precios de los combustibles, tras dividir al país en seis regiones.

Shell resolvió subir sus productos en Buenos Aires pese a que se trata de la petrolera con los precios más altos del mercado y se espera que en las próximas horas tanto Petrobras como Oil se sumen a las tres petroleras que dispusieron aumentos.

Con esta nueva suba, la nafta súper en las estaciones de servicio de la compañía anglo-holandesa perforó el techo de los 7 pesos, para comercializarse en $7,049 por litro, mientras que la premium V-Power aumentó a $8,349.

En tanto, la fórmula diesel de Shell avanzó a los $6,419 por litro y la V-Power diesel subió a $7,869, según relevamientos periodísticos en la Capital.

YPF, por su parte, anunció una suba del 7% promedio para sus combustibles, que en la ciudad de Buenos Aires llegó al 9%, por lo que sus productos se incrementaron en promedio 26,2 por ciento desde que el Estado nacional retomó el control de la compañía, el 3 de mayo del año pasado, después de la expropiación de acciones en poder de la española Repsol.

Esta suba -la cuarta desde la estatización- se encuentra en línea con los indicadores de precios y los índices de inflación que reportan consultoras privadas: este jueves, legisladores de la oposiciones indicaron que el IPC Congreso acumulaba un incremento anual del 24,43%.

La serie de aumentos dispuestos por YPF, Shell y Axion se registran luego de resolución 35/2013 anunciada por la Secretaría de Comercio Interior y que fija precios máximos para los combustibles por seis meses.

La medida, que se extenderá prácticamente hasta las próximas elecciones legislativas de octubre, tiene por objetivo apaciguar los niveles de inflación que se registran en el país.

La oposición, después de anunciar el índice del costo de vida que miden las consultoras privadas, cargó contra el Gobierno por el congelamiento del precios de los combustibles.

“Creo que esto es parte de la contradicción que tiene YPF. Cuando se nacionalizó, el Gobierno prometió que no iba a subir los precios y que se iba a producir más”, sostuvo el economista y diputado de la Coalición Cívica-ARI Alfondo Prat Gay.

Para el ex presidente del Banco Central, “ésta es una típica salida a lo Moreno de tratar de resolver un dilema por la puerta de atrás”.

“Congelar todos los precios menos YPF para que se ponga en línea con el resto del mercado. Esto perjudica a cualquiera que no sea de YPF”, remarcó, antes de que Shell y Axion también dispusieran una suba de sus productos.

La Mañana de Neuquen

———-

Esso y Shell también decidieron aumentar los precios de sus naftas y gasoil

A tres días de la regulación del congelamiento dispuesto por la Secretaría de Comercio Interior, se detectaron subas hasta 9,7 por ciento; YPF subió hasta un 10 por ciento.

Los precios de los combustibles que comercializan las compañías Esso y Shell aumentaron hoy hasta 9,7 y 7,1 por ciento promedio, respectivamente, mientras que los consumidores ignoran aún si los valores que tienen que pagar exceden o no el tope permitido.

Según confirmaron a la agencia de noticias DyN, fuentes del sector y de acuerdo con un relevamiento realizado por la misma agencia, los incrementos rigen para las estaciones distribuidas por todo el país, que en el caso de Esso totalizan unas 500, 70 de las cuales son propias y el de de Shell son 50 sobre 500.

Con las estaciones de terceros, en ambos casos las empresas operan bajo la modalidad de “reventa”, es decir que les venden el combustible y son los estacioneros quienes establecen sus precios de acuerdo a su propio mercado, según consignaron voceros de las compañías.

La suba de precios se produjo un día después del incremento promedio de 7 por ciento practicado por YPF, en tanto que trascendió que Oil los habría aumentado 5 por ciento y que Petrobras estaba analizando esta tarde su situación.

En el caso de los productos Shell, la compañía fijó los siguientes precios para el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires:

 

  • V-Power Nafta, $8,349 por litro
  • V-Power Diesel, a $7,869 por litro
  • Súper, a $7,049 por litro
  • Fórmula Diesel, a $6,419 por litro

 

Por su parte, Esso los fijó en Capital Federal a:

 

  • Nafta Premium, $ 7,979 por litro
  • Nafta super, $7,129 por litro
  • Diesel Premiun, $7,779 por litroDiesel, $6,549 por litro

 

Los movimientos a la suba de los precios de naftas y gasoil se producen pocas horas después de la entrada en vigencia del esquema de “precios-tope” por un plazo de seis meses, fijado por una resolución de la secretaría de Comercio Interior.

De acuerdo con dicha resolución ningún expendedor podrá vender los combustibles líquidos por arriba del valor tope que resulte de los máximos aplicados por las compañías al martes 9 de abril.

Sin embargo, como esos precios-tope por región aún no se conocen, quienes tienen que cargar combustible no saben si se les está cobrando el precio correcto. En base a este criterio algunas de las compañías (por caso YPF) tienen mayor margen que otras para mover sus precios, pero los consumidores no cuentan con información acerca de cuáles son los precios topes.

La Nacion

——–

Shell y Esso aumentaron hoy los precios en Buenos Aires

La petrolera anglo-holandesa aplicó un incremento del 7%, mientras que Axion (ex Esso) subió los importes en un promedio del 9%.

Las petroleras privadas siguieron hoy el rumbo adoptado ayer por YPF, con incrementos en los precios de sus combustibles. Shell los subió en un promedio del 7%, mientras que la ex Esso (ahora Axion) los subió en un 9%, según un relevamiento de Clarín.

Este incremento se veía venir, tal como informa Clarín en su edición de hoy. Se esperaban incrementos de Esso, Petrobras y Oil.

Lo de Shell es una sorpresa porque tiene los precios más altos del mercado y parecía sin margen para seguir aumentando. Sin embargo, estaría cumpliendo con las disposiciones de la secretaría de Comercio Interior.

Esto es porque Guillermo Moreno fijó un “máximo” a los precios del 9 de abril por regiones. La región Buenos Aires comprende a la ciudad, al conurbano y las provincias. Eso implica que si un litro de super estaba a $ 7,969 (como sucede en una estación de Oil) en Azul, en el interior de la provincia, el máximo regional es ese punto de referencia. Con ese margen, Shell remarcó hoy un promedio del 7% en estaciones de servicio de Capital Federal y Gran Buenos Aires.

En las 50 estaciones de servicio de Shell, la super pasó de $ 6,579 a $ 7,049. La V-Power pasó de $ 7,799 a $ 8.349. La formula Diesel escaló de $ 5,899 a $ 6,419 y el V-Powe Diesel subió de $ 7,349 a $ 7,869.

En las estaciones de servicio que despachan productos Shell, pero que no son propiedad de la compañía, esos importes suelen ser algo más altos.

Se cree que estos incrementos también se harán en en el interior y con las otras empresas, como Petrobras y Oil.

iEco

——-

Shell dice que los precios máximos son “ilegítimos”

Shell Argentina calificó de “ilegítima” la resolución del secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno que dispuso precios máximos a los combustibles. La empresa agregó que, además, la medida será “difícil de aplicar”.

Juan José Aranguren, presidente de la petrolera, añadió que sólo respetará la disposición sobre los valores máximos “ en la medida en que tenga aplicación sobre la política comercial de la compañía”, mientras puso en duda que el congelamiento de precios permita “tener un desarrollo energético sustentable en el país”. El ejecutivo se ha cruzado en numerosas ocasiones con el Gobierno, y esencialmente con Moreno, a quien le ha ganado numerosas demandas por supuestos incumplimientos y multas.

En declaraciones a radio Continental, Aranguren admitió los valores de sus productos “son superiores a los de algunos” de sus “competidores en gran parte” de Argentina. Pero agregó que la resolución firmada por Moreno “está infringiendo un decreto que firmó la presidenta” Cristina Kirchner, el 1277/2012, con el que la jefa de Estado reglamentó la ley de Soberanía Hidrocarburífera. Allí se establece que una “comisión” debe ser la que fije los precios máximos en el sector. Los abogados de Shell se encontraban ayer analizando la legalidad de la medida.

“Hay una norma que dictó el secretario Moreno , a nuestro entender, ilegítima ”, sostuvo el presidente de Shell. Y añadió que es “una norma que, por otra parte, como muchas de las que dicta el secretario (de Comercio) es difícil de interpretar y mucho más difícil de aplicar.

Nosotros estamos analizándola y cumpliremos en la medida en que tenga aplicación sobre la política comercial de la compañía”. Otro punto a analizar, dicen en la empresa, es quién es responsable del nuevo tope, si la petrolera o la estación de servicio, que tiene libertad para fijar sus precios.

iEco