Los dólares de socios internacionales para desarrollar Vaca Muerta se hacen esperar

Más allá de los prometedores anuncios que había efectuado el titular de la petrolera, Miguel Galuccio, las inversiones que iban a aportar los “socios estratégicos” para apuntalar la recuperación de YPF se siguen haciendo esperar.

Por diversos motivos, los convenios suscriptos con Chevron, Bridas y Dow Chemical para explotar el megayacimiento de Vaca Muerta se quedaron en las buenas intenciones y hasta ahora no apareció ninguno de los US$ 4.000 millones iniciales que estaban en juego.

En el caso de Chevron , el avance del acuerdo –que implicaba un primer desembolso de US$ 1.000 millones–quedó supeditado al levantamiento del embargo que dispuso la justicia argentina sobre sus activos y depósitos bancarios locales. El fallo se originó en una causa abierta en Ecuador por daños ambientales que habría provocado la empresa Texaco que ahora es propiedad de Chevron.

En el caso de Bridas, el convenio suscripto con los hermanos Bulgheroni incluía un aporte de US$ 1.500 millones. También está frenado por demoras de YPF y las demandas internacionales que planteó Repsol contra el país y las empresas que se asocian con ella.

Con Dow Chemical lo que se firmó es un preacuerdo para negociar la letra chica de una futura asociación para extraer shale gas con una inversión de la petroquímica de US$ 1.500 millones.

Hasta ahora YPF solo pudo conseguir financiamiento interno con la colocación de Obligaciones Negociables. En 2012 obtuvo algo más de $ 8.000 millones. Casi el 65% de esas ON fueron tomadas por la ANSeS y las aseguradoras, que se vieron obligadas a invertir en la petrolera por una norma regulatoria del Gobierno.

Clarin