Panamá explota su petróleo natural

Expertos panameños explicaron cómo sacaron provecho económico de la ubicación geográfica; transporte, infraestructura y logística, los aliados.

Imagen foto

Por Maria Florencia Carbone

¿Cuál es el petróleo panameño? La primera y más obvia respuesta: el Canal. Error. La principal riqueza de Panamá es su ubicación geográfica y conectividad.

Luis Germán Gómez Giraldo ensayó el acertijo frente a un auditorio conformado mayoritariamente por empresarios que participaron del seminario “Panamá: una ventana al mundo para las PYME”, organizado por la Cámara de Comercio de Argentina.

Gómez Giraldo es vicepresidente de la Asociación Usuarios de la Zona de Libre Comercio de Colón (ZLC), la zona franca más grande de América latina y la segunda del mundo (detrás de la de Hong Kong).

Durante su exposición recordó una anécdota. “Hace algunos años me reuní con el secretario del Mercosur -que era un argentino-. Le dije: El Mercosur es muy político y poco comercial. ¿Por qué no ponen un hub en Panamá y aprovechan las ventajas para hacer negocios con el mundo?” No hizo falta que diera nombres o contara cómo siguió la historia: dos minutos después, con un breve comentario, no quedaron dudas de lo que había ocurrido: “La Argentina tiene la necesidad de abrir mercados y de que se vean sus productos”, aseveró antes de enumerar las bondades que le ofrece su país.

“Panamá es el puente del mundo y el corazón del universo. En 1850 tuvimos el primer tren interoceánico; en 1880 comenzó la construcción del Canal. No tenemos guerras, guerrillas, maremotos, no hay inseguridad. La logística es nuestra gran ventaja competitiva. La ZLC está rodeada por cuatro puertos de contenedores, dos terminales de cruceros, una terminal de transporte terrestre y ferroviaria y un renovado aeropuerto”, enumeró.

Ramses Owen, del Estudio Owens & Watson de Panamá, señaló que según datos de Cepal, Panamá tiene el 1° y 2° puertos de la región -Buenos Aires el 6° de contenedores-. “Pero esto no era así hace 13 años. Nos hemos supranacionalizado, como Singapur y Hong Kong, y eso es muy bueno”, dijo al referirse a las políticas que ayudaron a posicionar al país. “Hasta fin de año había 86 empresas multinacionales registradas. Procter & Gamble se movió desde Caracas a Panamá. Hoy emplea a 7500 personas que se encargan del marketing para toda la región. La instalación de multinacionales en Panamá crece a un ritmo de 4 por mes”, contó.

Más allá de la firma de acuerdos de libre comercio, “los grandes motores de la economía de Panamá son los puertos, la logística y el transporte (incluido el Canal)”, dijeron Felipe Martín y Rafael Nieto, de Seagate Capital Corp. Panamá.

Entre los ingredientes que citaron a la hora de definir cómo se logra ese “clima amigable para los negocios”, hablaron de reglas estables, una política fiscal que estipula 0% de impuestos a las inversiones y “un sólido sistema financiero” que apoya a quienes quieran invertir allí.

La ZLC que nació en 1948 como un lugar de almacenaje, alberga hoy a unas 3000 empresas que emplean a 33.000 personas. Cuenta con servicios de importación, almacenaje, ensamblaje, embalaje y exportación de productos.

¿Cuál es la ventaja de comprar un producto chino en Panamá en lugar de hacerlo directamente en China?, se preguntó Owen. “Fácil: la visibilidad del producto, la accesibilidad a los créditos y 0% de impuestos a las ganancias”, respondió.

Exultantes y sin ocultar su orgullo por la inserción internacional que lograron en los últimos años, los panameños buscaron seducir a los empresarios argentinos que antes habían escuchado la síntesis de la historia económica del país y los pronósticos para este año (inflación, trabas, y PBI incluidos) que hizo el economista Orlando Ferreres.

CONECTIVIDAD HERRAMIENTA CLAVE

Los panameños dicen estar convencidos de que sus puertos, la logística y el transporte son las piezas clave para el crecimiento económico del país. Y parecen haber desarrollado una política coherente con eso.

Gracias al ferrocarril que une ambas costas (fue el primer tren interoceánico en 1850), es posible que un contenedor pase del Pacífico al Atlántico en cuatro horas.

La Zona Libre de Colón (ZLC) aumentó su intermodalismo a paso firme en los últimos años. En los próximos meses, las autoridades reinaugurarán su moderno aeropuerto, y, según Gómez Giraldo, cada año mueven 1,2 millones de contenedores por el ferrocarril.

Un punto fundamental en el crecimiento del país ha sido -y lo será cada vez más- el Canal. Para 2016, cuando se estima que concluirán los trabajos de ampliación, se calcula que el Canal aumentará su capacidad de carga en 40 por ciento.

Hoy, pasan por allí alrededor de 14.000 barcos cada año, 350 de los cuales son cruceros.

La Nacion