Puja entre YPF y Enarsa por los contratos de los buques para gas

Antonio Rossi.- Un nuevo cortocircuito por las compras de gas por barco quedó planteado entre la restatizada YPF y Enarsa. Es por la decisión de la petrolera de Miguel Galuccio de cambiar la agencia marítima que actúa para Enarsa en la operatoria de los buques metaneros de Bahía Blanca y Escobar.

Tras acusar a la energética estatal que responde al ministro Julio De Vido de pagar “costos marítimos y portuarios” de US$ 500.000 promedio que duplican a los de Brasil, YPF –que actúa como intermediaria en las importaciones de GNL– decidió anular el contrato vigente con la agencia Meridian y convocar a un concurso para tratar de bajar los gastos de los 60 barcos que aún tienen que ingresar este año.

La movida de YPF generó un profundo malestar en Enarsa, cuyos funcionarios salieron a aclarar que no se pueden comparar los costos de Río de Janeiro con los puertos locales. Los barcos en Brasil necesitan sólo 4 remolcadores y el servicio de un técnico práctico para llegar a la planta regasificadora. En cambio acá –sostienen en Enarsa– por las normas de seguridad y de la Prefectura hay que contratar hasta tres prácticos y 6 remolcadores para cada entrada y salida, lo cual encarece los costos operativos de los buques.

Desde la empresa que controla Exequiel Espinoza también advirtieron que la ofensiva de la petrolera apuntaría a beneficiar a la agencia marítima Argocean que monopoliza todas las operaciones de YPF y a la firma Abbey Sea, la agencia del gremialista ultrakirchnerista Enrique Omar Suárez.

Clarín