Agencia Internacional de Energía: el petróleo de esquisto de EEUU cambiará el panorama petrolero mundial

El auge del petróleo de Esquisto en EEUU, el nuevo filón energético, provocará un ‘shock de oferta’ que calmará los precios de un mercado demasiado tenso. De hecho, este crudo norteamericano va a transformar radicalmente el sector durante los próximos año

Petróleo de esquisto de EEUU: La  revolución energética que cambiará el mundoEl auge del petróleo de esquisto en Estados Unidos está creando un “choque de oferta” que revoluciona el mercado energético y “se expande a todo el mundo”, según estima la Agencia Internacional de Energía (AIE).

“América del Norte ha generado un choque de oferta cuya onda se expande a todo el mundo”, apuntó la directora ejecutiva de la AIE, Maria van der Hoeven, al presentar el informe semestral que analiza la evolución del mercado petrolero. Según Van der Hoeven, el auge de ese filón energético permitirá que la oferta mundial de petróleo sea superior a la demanda y ello debería “ayudar a calmar un mercado petrolero que estaba relativamente tenso desde hacía varios años”.

La AIE, que depende de la OCDE y defiende los intereses de los grandes países consumidores de energía, prevé un aumento de la capacidad de producción planetaria de crudo de 8,3 millones de barriles diarios (mbd) entre 2012 y 2018, para llegar a 103 mbd. Paralelamente, la demanda aumentará 6,9 mbd, a 96,68 mbd.

Según la agencia, de los 8,3 mbd que se agregarán al marcado, 6 millones procederán de países de fuera de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) y 3,9 millones de América del Norte, epicentro de la explotación de ese crudo no convencional.Los proyectos deexplotación de petróleo y gas de esquisto han absorbido miles de millones de dólares ycreado miles de empleos en zonas hasta ahora marginales de Estados Unidos, como Dakota del Norte, y en el oeste de Canadá.

Esta irrupción del crudo norteamericano va a transformar el mercado del petróleo en los próximos cinco años de forma tan significativa como lo hiciera en los últimos tres lustros el crecimiento de la demanda china de petróleo, estima la AIE. Este dinamismo contrasta con las previsiones relativas a la OPEP, que agrupa a grandes países exportadores, esencialmente de Medio Oriente, África y dos de América Latina, Venezuela y Ecuador.

En efecto, las capacidades de producción de este cártel, que produce actualmente alrededor del 35% del petróleo mundial, aumentarán menos de lo que prevaía la agencia, y se estancarán, pasando de 35,35 mbd en 2013 a 36,75 mbd en 2018. Ello es consecuencia, según la AIE, de los “nuevos obstáculos” surgidos en África del Norte y en Medio Oriente tras la “Primavera Árabe”, que corren el riesgo de frenar las inversiones en el sector petrolero.

Paralelamente, la AIE redujo muy ligeramente sus estimaciones de crecimiento de consumo de oro negro para los próximos años (90,58 mbd en 2013 aumentando 1,1 mbd cada año para llegar a 96,68 mbd en 2018). Este crecimiento estará sobre todo sostenido por las necesidades cada vez mayores de los países emergentes y en desarrollo. El consumo de los países fuera de la OCDE superará por primera vez en el trimestre en curso al de los miembros de esa entidad, formada principalmente por los países más industrializados.

La AIE prevé que el crecimiento de la demanda china se frene un poco, debido a la evolución del modelo de desarrollo del gigante asiático, pero que esa tendencia será compensada por otras zonas, especialmente África, cuyo consumo se disparará. Estas proyecciones confirman globalmente las tendencias ya identificadas por la AIE en sus precedentes informes, en particular un gran estudio sobre el mercado petrolero presentado el pasado mes de noviembre.

En él, predijo que Estados Unidos se convertirá en el primer productor de crudo del planeta hacia 2017, superando a los actuales líderes, Rusia (no OPEP) y Arabia Saudita (jefe de fila de la OPEP), gracias a sus hidrocarburos no convencionales.

Finanzas.com