Experto de Ancap asegura que el fracking “no está autorizado en Uruguay”

El doctor en Geología, Héctor de Santa Ana, gerente del Área de Prospecciones y Explotación de Ancap, brindó una conferencia sobre prospecciones de hidrocarburos donde dijo que en Uruguay no se han identificado condiciones o capacidad de acumulación de hidrocarburos no convencionales como para instrumentar técnicas de fracking.

“Las rocas generadoras de gas estarían inmaduras, y por lo tanto, no podrían haber generado, retenido ni expulsado ni acumulado gas en cantidades comerciales”, agregó.

El experto indicó que actualmente el organismo ha firmado contrato con empresas y trabajan en una fase de estudios para conocer la estructura geológica, que es la primera etapa de reconocimiento de una región.

Respecto al fracking o fractura hidráulica, dijo que es “una forma extremadamente agresiva para generar ruptura en la roca” y que sólo en Estados Unidos y Canadá se la utiliza para extraer hidrocarburos no convencionales, salvo un caso experimental en la Patagonia.

Sobre los riesgos, señaló que “no en cualquier lugar se encuentran condiciones para saber a ciencia cierta y con mínimo riesgo” que aplicando el fracking no se tendrá una respuesta de la formación que no contamine los acuíferos que hay encima del reservorio, así como las aguas superficiales.

“El fracking se utiliza para canalizar petróleo inmóvil desde rocas de bajísima permeabilidad; requiere volúmenes enormes de agua y el uso de unos 900 productos químicos que pueden tener reacciones complejas en el pozo, así como costos realmente extraordinarios”, precisó.

En cuanto a esto último, dijo que son muy importantes y que “un pozo para la extracción de hidrocarburos no convencionales sale 10 veces más caro que uno para la extracción de hidrocarburo tradicional” y que el costo de realizar un pozo con la técnica del fracking “cuesta 30 millones de dólares, en tanto que uno para explotación tradicional de petróleo insume una inversión de 3 millones de dólares”.

“Es un tema complejo, muy difícil y supone muchos estudios geológicos a escala más definida que los estudios para la actividad petrolera”, concluyó.

Montevideo, Uruguay
UNoticias
Fuente: El Telégrafo.