YPF-Chevron: con una dura puja política arranca el debate en Neuquén

Para explotar Vaca Muerta hace falta el acuerdo de la legislatura. Pero en las PASO ganó el jefe del gremio petrolero que se opone.

Va por más. Guillermo Pereyra, jefe de los petroleros, cosechó 110.000 votos el domingo. Los hará pesar.

Con las PASO todavía palpitando, hoy comienza a discutirse en la Comisión de Hidrocarburos de la Legislatura neuquina el acuerdo entre la provincia y YPF-Chevron. El triunfo en la interna para senador del MPN de Guillermo Pereyra, líder de los trabajadores petroleros y opositor al convenio, no le hará las cosas más fáciles al gobernador Jorge Sapag. Envalentonado por sus más de 110 mil votos, Pereyra asegura a hora que va por más.

“No hay que ser hipócrita, claro que me gustaría ser gobernador ”, repitió una y otra vez el sindicalista. Ayer Sapag tuvo que salir a recordarles a los neuquinos que él todavía encarna el poder en su provincia. “Que no se equivoquen, sigo siendo el gobernador”, declaró a la prensa a sabiendas de que su imagen comienza a desdibujarse. “Sapag perdió, así que va a tener que sumarse al proyecto”, advirtió a su vez Pereyra.

La semana pasada, el bloque de diputados del MPN logró que el convenio petrolero saltee la Comisión de Medioambiente, un bastión casi insalvable para el proyecto y que hubiera demorado el trámite legislativo. Será la Comisión de Hidrocarburos la encargada de analizar el acuerdo también desde una perspectiva medioambiental. Entre las más de 1.500 páginas que llegaron a manos de los diputados provinciales, como material de apoyo teórico- técnico, no figura el estudio de impacto ambiental imprescindible en estos casos. “No me consta ni a mí, ni a las organizaciones ambientalistas de Neuquén que se haya hecho ese estudio en Vaca Muerta y no se sabe cómo afectará a la zona el uso de sistemas de explotación no convencionales”, le dijo a Clarín Silvina Leanza, geógrafa e historiadora y una de las más voces académicas más respetadas en temas vinculados al petróleo en Neuquén.

En las próximas semanas el acuerdo también será tratado por las comisiones de Asuntos Constitucionales y Hacienda. Los diputados de la oposición ya objetaron que el material anexo deja en sombras cómo se materializará el proyecto o sobre la base de qué parámetros serán calculados los ingresos para la provincia.

“El acuerdo fue realizado sin licitación y por fuera de los tiempos de la ley. Le delegaron los estudios de impacto ambiental a la misma petrolera. Les otorgaron además la zona más rica del país. Sapag dice que es el 3% del territorio explotable¡pero es el Obelisco!

”, le dijo a este diario Rubén Etcheverry, candidato a diputado por Compromiso Cívico Neuquino que el fin de semana hizo una gran elección en la provincia.

Sin embargo, el tema clave continúa siendo la contaminación y el uso del agua. Sobre ese punto quieren detenerse los opositores. Curiosamente, ni siquiera quienes velan por la seguridad del agua del Río Colorado, que proveerá su caudal a YFP-Chevron, saben qué sucederá. “No está determinado el impacto sobre el río Colorado ni las cantidades de agua que van a usar. No tenemos precisiones. Sabemos que los primeros pozos podrían tocar la cuenca, sólo eso”, indicó a Clarín, Miguel Boyero presidente del Comité Interjurisdiccional del Río Colorado.

Clarín