Repsol aprobó preacuerdo con Argentina por YPF

Aún así, la empresa española no dio por cerrada la “controversia” con la Argentina por lo que decidió “iniciar en breve plazo conversaciones” con el gobierno nacional “a fin de buscar una solución justa, eficaz y pronta”, asesorado por un banco internacional.

Tras una reunión de más de cuatro horas hoy, en Madrid, Repsol aprobó el preacuerdo firmado el lunes pasado entre la Argentina y España, para cerrar el conflicto por la expropiación de YPF.

Según medios españoles, el preacuerdo contempla un pago del gobierno argentino a Repsol en forma de bonos del Estado a diez años, por una suma total de unos 5.000 millones de dólares.

El encuentro tuvo lugar en la sede de Repsol en Avenida Méndez de Alvares 44, de la capital española.

Qué dice Repsol

El Consejo de Administración de Repsol dio a conocer hoy un comunicado en el que “valora positivamente el principio de acuerdo anunciado por el gobierno argentino” en torno a la “compensación” por la expropiación del 51 por ciento de las acciones de la petrolera española en YPF.

Sin embargo, Repsol no dio por cerrada la “controversia” con la Argentina, ya que decidió “iniciar en breve plazo conversaciones” con el gobierno nacional “a fin de buscar una solución justa, eficaz y pronta”, asesorado por un banco internacional.

El siguiente es el texto del comunicado de Repsol:

“El Consejo de Administración de Repsol, reunido en el día de hoy, ha tomado, entre otros, los siguientes acuerdos:

“1. El Consejo de Administración ha analizado y valora positivamente el principio de acuerdo anunciado por el Gobierno argentino acerca de la compensación por la expropiación del 51% de la participación accionarial de Repsol en YPF.

“Con el objeto de desarrollar este principio de acuerdo, Repsol ha decidido iniciar en breve plazo conversaciones entre sus equipos y los del Gobierno argentino, a fin de buscar una solución justa, eficaz y pronta a la controversia.

“El proceso deberá atender a las exigencias que plantea la complejidad propia de un asunto tan relevante y responder a los términos y garantías apropiados para asegurar su eficacia. A tal fin, el Consejo de Administración ha acordado la contratación de un Banco de Inversión de prestigio internacional para apoyar al equipo de Repsol y facilitar una conducción profesional del proceso.

Repsol informó que el tema del preacuerdo con Argentina fue aprobado por unanimidad.

El preacuerdo fue firmado en Buenos Aires el lunes pasado por representantes de La Caixa, YPF y Pemex, además del ministro de Industria español, José Manuel Soria; y el ministro argentino de Economía, Axel Kicillof.

Los gobiernos de la Argentina, España y México han trabajado para alcanzar este acuerdo, que beneficiaría a empresas de sus respectivos países y estimulará el flujo de inversiones. (DyN)

Río Negro

Respaldo y pedido de detalles de lo firmado

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich: “Para nosotros constituye un sendero que nos va a permitir seguir generando mecanismos de inversión para la explotación y exploración hidrocarburífera, que en la Argentina tiene un programa de inversión muy ambicioso para los próximos años”.

El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, calificó como “positivo” el principio de acuerdo, a la vez que señaló que él fue “el único que se opuso a la confiscación de YPF”. “En aquel momento dije que esta confiscación, que finalmente es robar, iba a ser en contra de la Argentina y en contra de resolver el déficit energético “, sostuvo.

El titular del gremio petrolero y senador nacional electo por Neuquén, Guillermo Pereyra, sostuvo que “es un paso importantísimo en materia de crecimiento de las actividades hidrocarburíferas en nuestro país, ya que hasta el momento no venían los inversores extranjeros por existir un litigio internacional”. Agregó que “el objetivo es poder encontrar el autoabastecimiento que estamos buscando “.

El diputado opositor Fernando “Pino” Solanas rechazó el acuerdo y el pago de indemnización a Repsol al considerar que se trata de “una estafa” y “un acuerdo espurio”. “Vamos a impugnar cualquier acuerdo porque acá hay una causa abierta que tiene a su cargo el juez Ariel Lijo por el vaciamiento de YPF”, dijo Solanas.

La Asociación Empresaria Argentina (AEA) consideró “positiva la iniciativa en marcha de presentar a Repsol una propuesta de acuerdo sobre YPF”. Y recordó que cuando se estatizó la petrolera, en abril de 2012, había remarcado “la necesidad de respetar las normas, procedimientos y formas de actuar que imperan en la comunidad internacional de naciones”.

La senadora nacional por la UCR Laura Montero: “En el caso de que el Estado argentino haya hecho algún tipo de ofrecimiento a los expropiados, se solicitan las constancias documentales del mismo con sus fundamentos fácticos, económicos y legales”.

Río Negro

Los gobiernos tuvieron un rol clave en el pacto

El acercamiento entre los gobiernos de la Argentina, México y España fue clave para presionar por un acuerdo respecto de YPF, según revelaron ayer los diarios españoles y argentinos.

El “País” destacó la presencia de del titular de Industria, José Manuel Soria, quien tomó parte de la negociación y se desplazó primero a México y luego a Buenos Aires para cerrarlo. Repsol quería evitar el pago de compensaciones por parte de Argentina con activos que implicaran inversiones en este país. Además cerraría los frentes judiciales abiertos en el tribunal internacional de arbitraje (Ciadi), en Estados Unidos, España y Argentina. Aunque esperaba fallos positivos, había incertidumbre por lo prolongado del proceso y los posibles retrasos en los pagos.

El ministro español de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, consideró ayer que “todo lo que suponga terminar con incertidumbres que seguían abiertas es bueno para todos” .

España tenía otro interés en el acuerdo. Al cerrar el conflicto con Argentina, se destrabó el contrato de dos floteles (buques hoteles) que la mexicana Pemex había acordado con la Xunta de Galicia construir en astilleros gallegos y que había sido una promesa de campaña del propio Mariano Rajoy.

La petrolera mexicana, crítica con la gestión de Antonio Brufau, habría sido clave en el acercamiento. El director general de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya, calificó como un “hito histórico” el acuerdo y recordó que con la expropiación Pemex perdió “cientos de millones de dólares en el valor de su participación accionaria”. También estaba el deseo del presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, de potenciar la presencia internacional de Pemex, que a diferencia de Repsol sí desea participar en Vaca Muerta.

Los accionistas más importantes de Repsol son Caixabank (12%), Sacyr (9,5%), Pemex -Petróleos Mexicanos- (9,34 %) y el fondo soberano de Singapur Temasek (6,3%). El resto pertenece a fondos de inversión o es capital flotante en bolsa. El consejo de Repsol está compuesto por 16 miembros, de los cuales seis son del núcleo duro (dos de la Caixa Bank, dos de Sacyr, uno de Temasek y otro de Pemex), otros ocho son “independientes” y dos son ejecutivos (Brufau y el secretario, Luis Suárez de Lezo).

Río Negro

CFK, de belicosa a negociadora

“El discurso del gobierno de CFK pasó de belicoso a negociador. Sin flujo de dólares externos el modelo no dura dos años (hasta presidenciales de 2015)”, estiman los analistas.

 Por Daniel Merolla de la agencia AFP

El pacto de la petrolera YPF con la española Repsol da marcha atrás a la política de desendeudamiento de Argentina y revela un viraje teñido de pragmatismo emprendido por la presidenta Cristina Kirchner.

El acuerdo que pondría fin al conflicto por la expropiación y estatización de acciones de la petrolera española en YPF en 2012, está a punto de ser aprobado en Madrid, a cambio de una compensación estimada en 5.000 millones de dólares en bonos de la deuda argentina.

Hasta hace poco, endeudarse era una herejía en el libreto kirchnerista desde que el extinto marido de la mandataria, Néstor Kirchner (2003-2007), llegara al poder en medio de una fenomenal crisis.

“El problema más grave en Argentina es explicar lo que es el peronismo. Es pragmatismo puro. Los Kirchner, que reestatizaron empresas, pertenecen al mismo partido del expresidente Menem (1989-1999), que las privatizó”, dijo a la AFP el analista y profesor universitario Pablo Tigani.

Menem privatizó el petróleo, el gas, las telecomunicaciones, la energía eléctrica, los ferrocarriles, el sistema de agua potable y de saneamiento, y otras decenas de compañías y servicios, hasta consolidar una ‘revolución’ de corte liberal y aperturista.

La otra cara de la moneda fueron las nacionalizaciones de los Kirchner que alcanzaron a los fondos privados de jubilación, a YPF, Aerolíneas Argentinas, líneas ferroviarias, el Correo y servicios de Aguas, entre otros sectores.

Tigani, director de la consultora Hacer, dijo que “ahora hay otro giro con el acuerdo para generar un flujo de capitales hacia Argentina”.

Sin ir más lejos, la mandataria recibió el martes a empresarios de la firma alemana BASF cuya subsidiaria Wintershall anunció una inversión de más de 3.000 millones de dólares en el megayacimiento de petróleo no convencional de Vaca Muerta.

“La lógica kirchnerista ahora es que se necesita volver a los mercados internacionales porque escasean los dólares”, comentó a la AFP Mariano Lamothe, director de análisis económico de la consultora Abeceb.com.

La expropiación de YPF afectó la imagen internacional de Kirchner y fue un punto de inflexión para frenar inversiones.

“El peronismo no es dogmático. No es socialismo ni remotamente, la derecha lo llama izquierda para desmerecerlo y la izquierda lo llama derecha para desmerecerlo, pero es pragmatismo 100%. Cristina (Kirchner) en este momento está pensando que París bien vale una misa y se abre de nuevo al mundo”, señaló Tigani.

La política de desendeudamiento desde 2003 hizo que organismos y bancos oficiales extranjeros figuren hoy entre los mayores acreedores.

“Lo nuevo va en dirección contraria al ‘relato’ (ideología) kirchnerista. Hay señales a los mercados como arreglar pagos por demandas ante el tribunal del Banco Mundial (CIADI) y mejorar la estrategia con los ‘holdouts'” que quedaron fuera de la negociación de la deuda, dijo Lamothe.

Negociadores argentinos están tratando en tal sentido de llegar a un acuerdo con un 7% de bonistas que no adhirieron a los canjes de la deuda, llamados ‘fondos buitres’, que demandaron al país ante la Justicia de Estados Unidos.

Lamothe y Tigani coincidieron en que la necesidad tiene cara de hereje, con las reservas del Banco Central cayendo este año de 42.000 a 31.000 millones de dólares, pese a un cerrojo cambiario que prohíbe vender divisas.

El director de la consultora Nueva Mayoría y politólogo Rosendo Fraga acuerda que hay “un giro a la moderación” en el gobierno, tras la derrota en los grandes distritos en las legislativas de octubre.

Pero Fraga planteó tomar en cuenta otra “interpretación, según la cual el gobierno sólo ha reagrupado fuerzas para reconstruir poder y la evidencia es nombrar ministro de Economía a Axel Kicillof, funcionario clave en las estatizaciones”.

Kicillof fue uno de los artífices de la estatización de Aerolíneas y la expropiación de YPF, la mayor empresa del país, aunque al hablar el martes ante empresarios dijo que a Repsol se le dará “una compensación justa y razonable”.

“El discurso del gobierno pasó de belicoso a negociador. Sin flujo de dólares externos el modelo no dura dos años (hasta presidenciales de 2015)”, pronosticó Lamothe.

Río Negro