De Vido presentó proyectos energéticos ante empresarios brasileños

El Ministro de Planificación Federal presentó en San Pablo los 15 proyectos energéticos y de comunicación que se llevarán a cabo en los próximos años y que demandarán una inversión de 19.000 millones de dólares.

El ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, presentó hoy en San Pablo los 15 proyectos energéticos y de comunicación que la Argentina va a llevar adelante en los próximos años, y que demandarán inversiones por 19.000 millones de dólares.

La presentación despertó el interés de los empresarios brasileños que colmaron el salón de conferencias de la Federación de Industrias del Estado de San Pablo (FIESP) donde se dieron cita casi un centenar de directivos de compañías de distintos rubros.

Allí estaban los ejecutivos de las seis principales constructoras de Brasil, cinco de las cuales mantuvieron reuniones bilaterales con el ministro De Vido. Se trata de OAS, Camargo Correa, Odebrecht, Andrade Gutiérrez, Queiroz Galvao y Gontijo.

Asimismo, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil expresó que “es un buen momento para apoyar a la Argentina” en su iniciativa de incrementar su producción de energía y diversificar su matriz energética.

En su exposición, De Vido subrayó que avanzar con estos proyectos con la participación de empresas brasileñas “hace a la soberanía energética del Mercosur”.

En ese sentido, destacó que los gobiernos de Argentina y Brasil están “en una etapa de diálogo y fundamentalmente de encarar los problemas y los temas pendientes para generar procesos de cualificación y cuantificación de las dos economías que se traduzcan en uno de ’ganar-ganar’”.

De Vido aseguró que “esta presentación demuestra la importancia que le damos en la Argentina a la relación con Brasil”.

La escala concretada hoy en San Pablo es la tercera del ‘road show’ que De Vido inició la semana pasada en Moscú, Rusia, y que luego prosiguió en Beijing, China, -en este último punto junto con el ministro de Economía, Axel Kicillof-, en la búsqueda de inversores para llevar adelante estos emprendimientos.

Se trata de 11 represas hidroeléctricas, 3 obras hídricas y la costrucción de la torre de comunicaciones del área metropolitana, que será erigida en el partido bonaerense de Avellaneda.

Del encuentro participaron el secretario de Obras Públicas, José López; el embajador argentino en Brasil, Luis Kreckler; Joao Carlos Parkinson de Castro, jefe de la Coordinación General Económica de América del Sur de Itamaraty; y el vicepresidente de la FIESP, Thomaz Zanotto.

Previo a la presentación, De Vido mantuvo una reunión con el presidente d! e la FIESP, Paulo Skaf, a quien invitó “a viajar a la Argentina y tocar todos lo temas necesarios para seguir avanzando en profundidad en estos temas, y lograr que la participación de empresas brasileñas en estos proyectos sea importante”.

“Argentina desde hace 10 años es una economía consolidada”, destacó el Ministro, quien puntualizó “el esfuerzo que hubo que poner para desendeudar a la Argentina y potenciar las relaciones con Brasil”.

Adelantó que en las próximas semanas se llevará a cabo “una ronda de negocios en Buenos Aires, en la Cámara Argentina de la Construcción”, cuyo presidente, Gustavo Weiss, integró la delegación argentina que visitó San Pablo.

Al respecto explicó que como “los pliegos exigen 30 por ciento de participación argentina”, el objetivo de esta ronda es que “se junten los privados y busquen las mejores formas asociativas”.

Por su parte, José López destacó que “en su conjunto, las once obras hidroeléctricas generarán mas de 16.000 gigavatios hora de energía media anual” para el país, y remarcó que “constituyen un hecho fundamental para la diversificación de la matriz energética argentina”.

Puntualizó que “el desarrollo equitativo de un país con la extensión territorial de la Argentina, requiere infraestructura acorde a los desafíos de crecimiento con inclusión social”.

En tanto, el representante de Itamaraty afirmó que “apoyar a la Argentina en la producción de energía es fundamental para asegurar su crecimiento”.

“Se demostró aquí que la oferta de energía representará una reducción de importaciones y de pérdida de divisas para la Argentina, y queremos ver que el balance energético y el equilibrio se recuperen y la Argentina sea una exportadora neta de energia”, afirmó el funcionario.

De Vido aseguró que “esta presentación demuestra la importancia que le damos en la Argentina a la relación con Brasil”.

Remarcó que “el aumento de la demanda en Argentina, con un importante incremento de 55 por ciento en los últimos años, exige una respuesta firme y determinada del Gobierno para que se cubra”, y consideró esa resolución “está en estos proyectos”.

“Invitamos al sector privado a participar en estos proyectos.

Es un buen momento para apoyar a la Argentina en este intento de incrementar su producción de energía”, concluyó.

En este marco, mañana se oficializará la convocatoria a participar de la licitación pública nacional e internacional del Aprovechamiento Hidroeléctrico Chihuido I, en la provincia de Neuquén.

Se trata de una obra que demandará una inversión de 2.103,16 millones de dólares, cuya venta de pliegos se realizará a partir del 15 de enero de 2014, y la apertura de sob! res está prevista para el 23 de abril.

Infonews