La Noche Mas Oscura

Por

Los detalles relacionados con la catástrofe de la inundación de La Plata, muestran un guión desolador sobre la cuestión del cambio climático en el que la industria petroquímica tiene un rol fundamental cómo productora de enormes cantidades de emisiones de gases de efecto invernadero.

La noche del 2 de abril de 2013 produjo un incendio en la Destilería de YPF de Ensenada.
La cantidad de agua caída hizo rebalsar los piletones de 80000 m3 con una mezcla de agua e hidrocarburos que ingresaron al horno de Coque A y en la unidad de destilación Topping C del complejo industrial, produciendo 2 explosiones y un incendio que puso en riesgo cierto a gran parte de la población de La Plata, Berisso y Ensenada.

Las explosiones y la “lluvia negra”, una mezcla de agua y hollín de coque que emergía de las columnas de humo producto de la explosión profundizaron más la dantesca escena que se vivía en la región, donde el temporal dejó una aun indefinida cantidad de muertos y miles de evacuados.

Familias del barrio El Dique de Ensenada que viven a pocos metros de la planta se autoevacuaron por temor a una explosión en cadena en medio de la oscuridad, la inundación y la profusa lluvia contaminante sin que existieran planes de contingencia que dieran respuesta ante la situación.