Cristina celebró que el país se acerca al "autoabastecimiento energético"

La presidenta Cristina Fernández destacó ayer los “logros” del envío del satélite argentino Arsat-1 y las nuevas inversiones en el megayacimiento de Vaca Muerta, y celebró que el país se acerca al “autoabastecimiento energético”.

“Cuando veo estos logros, o el otro día después de hablar con el primer ministro de Malasia sobre inversión en Vaca Muerta por cientos de millones de dólares, no sé si preocuparme o alegrarme”, planteó la presidenta desde su cuenta en la red social Twitter.

La jefa del Estado ponderó que las nuevas inversiones de la empresa petrolera de Malasia en el yacimiento de Vaca Muerta, previstas en 475 millones de dólares, “nos acercan en un futuro no muy lejano al autoabastecimiento energético”.

En esa línea, resaltó que el país tiene “el segundo y cuarto yacimientos de gas y petróleo no convencionales del mundo”.

La presidenta destacó el traslado ayer del satélite argentino Arsat-1 desde San Carlos de Bariloche a la Guayana francesa, desde donde será lanzado al Puerto Espacial de Kourou a mediados de octubre.

“No hay más de ocho países en el mundo con capacidad de fabricar satélites geoestacionarios”, subrayó la mandataria, y adelantó que el Arsat-1 “brindará distribución de televisión digital abierta (TDA), Internet y participará en telefonía celular para reemplazar conexiones en lugares donde no las hay”.

“Todo esto no es milagro ni suerte, tampoco viento de cola. Es voluntad política, decisión de gobierno y política de Estado”, sostuvo la Presidenta.

En otro de sus mensajes en Twitter, la jefa del Estado recordó que “antes de (Néstor) Kirchner, la empresa alemana Nahuelsat se encargaba de la administración de las órbitas”.

“Como esa firma privada empezó a tener problemas de sustentabilidad, quedaron en riesgo de perderse esas dos posiciones orbitales”, agregó, y señaló que “el Estado decidió tomar eso activos y así se creó la Empresa Argentina de Soluciones Satelitales (Arsat)”.

Río Negro