Cristina habló con Soros de YPF, buitres y potencial agropecuario

Cristina de Kirchner recibió ayer, a puertas cerradas y con agenda libre, al multimillonario inversor húngaro George Soros en el piso 54 del Hotel Mandarín Oriental frente al Central Park donde se hospeda la jefa de Estado. Tras la reunión la mandataria visitó la muestra sobre Evita en el consulado argentino.

Al brindar detalles del encuentro Cristina subrayó que Soros auguró para la Argentina “un futuro muy promisorio por su capacidad agroalimentaria”, e indicó que se dialogó “principalmente de la agricultura en el mundo contemporáneo y se destacó el rol que desempeña la Argentina como un actor principalísimo”. A la vez indicó que durante la reunión también “nos referimos a otros rubros de importancia para la Argentina como lo son la tecnología y la ciencia”.

Claro que además trascendió que durante la audiencia se conversó sobre cierto plan de Soros para sacar del default a la Argentina, reflejando el interés del inversor por sus negocios en el país.

La jefa del Estado expresó estos comentarios al culminar su recorrida por la muestra de fotos e imágenes “Evita pasión y acción” en la sede del Consulado argentino, su segunda actividad del día en el marco de su visita a esta ciudad para participar hoy de la Asamblea General de la ONU.

De esta manera la Presidente repitió su costumbre de reunirse con grandes nombres de la política y economía mundial en su estadía en Nueva York para la Asamblea de la ONU.

Con respecto a Soros, vale señalar que si bien se retiró como accionista de los shopping de IRSA, sigue teniendo muchos negocios en el país. Es el cuarto inversor individual en YPF. Tiene el 3,5% del paquete accionario en el que invirtió u$s 400 millones. Quienes siguen sus pasos de cerca señalan que está muy interesado con el potencial de petróleo y gas no convencional de Vaca Muerta, en la provincia de Neuquén.Soros es también un gran tenedor de bonos soberanos. De hecho, presentó una demanda de tribunales de Londres, junto con otros fondos de inversión, para poder cobrar sus títulos argentinos emitidos en euros, trabados por el juez Griesa en Nueva York. Al tomar esta medida, se puso del lado del Gobierno argentino y se enfrenta a otro gran inversor como es Paul Singer, dueño del fondo NML, uno de los favorecidos por el fallo del juez neoyorquino Thomas Griesa. La otra parte del negocio de Soros está en el campo. Con Adecoagro tiene inversiones en la Argentina, Brasil y Uruguay. Quiso comprar a la empresa Sancor. Se quedó finalmente con La Lácteo de la que luego se desprendió. Cuenta con un total de 90.000 hectáreas en la que cultivó arroz, maíz y soja. Su fortuna asciende a unos u$s 20.000 millones.

La primera mandataria hablará mañana en la ONU en el segundo turno de la jornada, luego de la exposición de sus pares de Ruanda y Suiza. En el marco de su actividad en la sede de Naciones Unidas, Cristina participará previamente del tradicional almuerzo que el secretario general del organismo ofrece a las delegaciones, mientras que tras su discurso ante la Asamblea General concretará encuentros bilaterales.

Ámbito