Basureros petroleros, qué son y dónde se encuentran

El tratamiento de residuos peligrosos de la actividad hidrocarburífera está en pleno apogeo. En las provincias de Río Negro y Neuquén existen más de una decena de establecimientos que reciben y procesan los desechos que provienen de las entrañas de la tierra. Una mezcla de lodos con hidrocarburos, metales pesados, elementos radiocativos y otras sustancias son el nuevo problema que emerge de la actividad petrolera no convencional, dado que se incrementa sustancialmente el volúmen de desechos. Repasamos algunos de los casos de mayor envergadura y los proyectos más cuestionados por pobladores y organizaciones ambientales; e incluimos un glosario con los términos técnicos que cada día se escuchan más.

Por Martín Álvarez Mullally.- A medida que el fracking avanza, crecen los conflictos socioambientales. A los numerosos accidentes, derrames e impactos sociales y ambientales de los territorios donde se extrae, se suman los altos volúmenes de residuos generados. Las empresas encargadas de tratarlos crecen y crecen, y a igual ritmo aumentan los riesgos para las poblaciones que las rodean. En 2015 se instalaron en el Ecoparque de Añelo -epicentro de la explotación no convencional de la cuenca Neuquina- las empresas Treater, Indarsa y Comarsa; y en 2016 fueron aprobados los proyectos de Servicios Ambientales de Neuquén y Comarsa, ubicados a unos 12 km de esa ciudad. En tanto este este año se aprobó en Río Negro el proyecto de Treater, para instalarse en Campo Grande, y se encuentra en evaluación el mega proyecto de la empresa Crexell en Catriel.

Toneladas de residuos petroleros generados en los distintos yacimientos no convencionales en la Región de Vaca Muerta circulan hasta las plantas tratadoras, atravesando ciudades, zonas productivas y cursos hídricos vitales para los ecosistemas y el desarrollo humano.

Los basureros -como se los denomina popularmente a estas plantas- acumulan en sus predios, cutting (lodos de perforación), flowblack (agua de retorno del fracking) y los denominados fondos de tanques, entre otros desechos. Estos, son residuos peligrosos que, además de contener los químicos utilizados en todo el proceso de perforación y fractura, suelen traer las sustancias alojadas en subsuelo, como materiales radiactivos de origen natural -uranio, torio, radio y radón- o metales pesados -mercurio, cromo, plomo, cadmio, arsénico, etc. Un estudio de dos expertos norteamericanos certificó que además los “fluidos hidráulicos de fracturación pueden contener aditivos químicos (ácidos, bactericidas, inhibidores de corrosión, reticulantes, emulsionantes, floculantes, agentes espumantes, proposantes, inhibidores de incrustaciones, tensioactivos)” (Rich y Crosby, 2013).

Mapa de la ubicación de los basureros petroleros en la norpatagonia

En torno a estos desechos se eslabona una larga cadena de responsabilidades, que se inicia con las operadoras, que son las que los generan durante la extracción de hidrocarburos. Luego se los entregan a las empresas transportistas, que los trasladan hasta establecimientos donde son sometidos a diferentes procesos y, posteriormente, dispuestos en cinturones de seguridad. A ese mecanismo de seguimiento se le llama “trazabilidad”. Entre un eslabón y otro existen controles que tienen que certificar el material fue correctamente manipulado. Sin embargo, las críticas a este sistema son numerosas; los y las vecinas de la Asamblea Fuera Basureros de Neuquén Capital, que se organizaron para la erradicación de las plantas de residuos petroleros del Parque Industrial Neuquén (PIN), entre otros elementos, objetan que las empresas que hacen tratamiento sean las mismas que las que realizan la disposición final.

Otro problema ambiental surge por el material líquido no tratado o con mínimo tratamiento que va a pozos sumideros. Son unos 85 pozos sumideros activos que existen en la cuenca Neuquina. Las especialistas que elaboraron el Compendio de hallazgos científicos, médicos y de medios de comunicación que demuestran los riesgos y daños del Fracking (extracción no convencional de gas y petróleo), registran un sinnúmero de contaminaciones en el agua, producto de cómo se maneja el agua de retorno en Estados Unidos. En el caso de la comunidad mapuche Campo Maripe, el Lonko Albino Campo denunció que en Loma Campana existen dos pozos sumideros, en los cuales inyectan 1,4 millones de litros diarios. El líder indígena teme que en su comunidad ocurra lo mismo que en Estados Unidos y exige saber a dónde van todos esos residuos contaminantes inyectados. “Vienen entre quince y veinte camiones de 35.000 litros por día, viene a tirar a los tanques y de allí lo mandan al sumidero. Nunca lo pueden llenar, por eso pienso que toda esa agua que traen del fracking que tiene contaminación van a parar a las napas de agua, a los ríos, a los lagos de Añelo”, aseguró (EJES, 2017).

Los basureros repartidos por la norpatagonia

Limpieza de desechos en Indarsa / Martín Barzilai

Industria Argentina de Reciclado S.A. (Indarsa), es una empresa que nació en 2003. En la planta que se ubica en el PIN comenzó operando principalmente patógenos, y posteriormente amplió a residuos petroleros. El aumento de la demanda y una reducción en costos de transporte la llevó a instalarse en 2015 en el Parque Industrial de Añelo. En el 2014 quedó expuesta tras el derrame de residuos líquidos provenientes de una pileta clandestina, más de 100 m3 de crudo mezclado con químicos, combustibles y agua recorrieron las calles del Parque Industrial Neuquén. El gobierno impuso una ‘multa ejemplificadora’ de 2.1 millones de pesos, pero nunca fue pagada. Según registro ambiental, también realiza: incineración pirolítica, tratamiento físico químico de sólidos y semisólidos, tratamiento de líquidos, reutilización de recipientes y materiales sólidos.

Compañía de Saneamiento y Recuperación de Materiales S.A. (Comarsa), surge en 2008, también ubicada en el PIN. Es una de las pocas empresas de remediación que puede abarcar todos los residuos generados por la actividad petrolera. Con la llegada de los no convencionales el predio donde funciona creció un 465%, en medio de los barrios populares de la ciudad de Neuquén. Según consta en los registros de contrato entre YPF-Chevron, entregados a la Justicia, la empresa recibió un total de $70.682.599 en el período que va desde el octubre de 2011 a octubre de 2013. Debido a que posterior a ese período la actividad aumentó exponencialmente, se pueden deducir pagos aún mayores en los meses siguientes.

En la actualidad expandió su negocio y cuenta con una planta en el Parque Industrial Añelo y otra en construcción en la zona denominada Bajada del Mono, en cercanías de esa ciudad; y a estas se suma la del PIN, que debe trasladar. Según registro ambiental, trata en planta realiza procesos de almacenamiento, incineración pirolítica, desorción térmica, eliminación, reciclado o recuperación de sustancias orgánicas que no se utilizan como disolventes. Además opera in situ biopilas mediante aireación forzada con utilización únicamente de bacterias autóctonas.

 

 

Real Work SRL-Servicios Ambientales e Integrales nació en 2009. Su planta se ubica en Rincón de los Sauces y tienen un predio de acopio en la ciudad de Plaza Huincul. El surgimiento fue controvertido, producto que se inauguró tan sólo “40 días después de que la Legislatura neuquina sancionara la Ley 2666, que prohíbe en su artículo 13 la utilización de receptáculos o contenedores denominados ‘a cielo abierto’ para la captación de lodos o derrames de sustancias en la actividad hidrocarburífera, obligando sin decirlo a la utilización de las denominadas mantas oleofílicas”. Una alternativa promocionada por el Sindicato de Petroleros Privados (Diariamente Neuquén, 09/11/2009)

Acumula en su haber varias denuncias de vecinos de Plaza Huincul por contaminación y quema de las mantas a cielo abierto. Las condiciones de acopio de material contaminado son deficientes y no existe resguardo del suelo y aire. Sin embargo los números que aparecen en el expediente del contrato Chevron-YPF son muy significativos: en el período que va desde junio de 2011 a julio de 2013 facturó a YPF un total de US$ 18.644.552. Según Registro Ambiental, presta los siguientes trata mantas orgánicas oleofílicas, recicla de materiales reutilizables y biopilas con utilización únicamente de bacterias autóctonas.

Real Work

Treater S.A, surgió en 2012. Tiene una planta en el Parque Industrial Añelo y fue aprobado el informe ambiental por las autoridades de Río Negro para instalar una planta de 45 hectáreas en cercanías a la localidad de Campo Grande. El material acopiado en su predio de Añelo se encuentra sin ningún tipo de resguardo y protección. Según registro ambiental realiza procesos de desorción térmica, tratamiento físico químico de efluentes industriales, almacenamiento previo en planta.

Cutting en el campo de la empresa Treater

 Crexell Servicios Ambientales y Servicios Ambientales de Neuquén, nació en 2016 convirtiéndose en uno los más recientes jugadores con la puesta en marcha de una planta en Bajada de Mono, Añelo, en sociedad con la empresa alemana Befesa. En Río Negro intenta radicar una megaplanta de 300 hectáreas. Ya realizó la Audiencia Pública para este proyecto y actualmente espera la resolución del informe ambiental. Ante esto se ha desarrollado un fuerte rechazo en la población de la ciudad de Catriel.

Según registro ambiental está habilitada para hacer desorción térmica con equipo móvil. Pero sus nuevos proyectos son mucho más amplios y contemplan desorción térmica, biorremediación y disposición final. Las voces críticas al proyecto en Catriel dudan del efecto positivo de la biorremediación o landfarming en una zona de clima tan hostil. Además realizar el proceso de tratamiento de los residuos y la disposición final, requiere de controles y fiscalizaciones para certificar que los residuos van a cinturón de seguridad ya debidamente tratados.

EET Servicios Ambientales S.A, nació en 2001. Tiene una planta en la ciudad de Plaza Huincul, que fue suspendida en 2016 tras un incendio en la zona de acopio, debido a la falta de planes de contingencia. Según registro ambiental la realiza tratamiento y disposición final de líquidos y semisólidos contaminados con hidrocarburos.

Serma Servicios Ambientales S.A., inició su actividad en 2007. Su planta está ubicada en la ciudad de Centenario y pertenece al empresario Cristóbal López. Según el expediente del acuerdo Chevron-YPF la empresa facturó $109.638.618 por un contrato con YPF entre noviembre de 2008 y enero de 2014. Actualmente presta servicios in situ en varios yacimientos, realizando tratamiento biológico, disposición de biopilas y desorción térmica.

Greencor

Greencor S.A., intentó en 2013 instalarse en la ciudad de Cinco Saltos, sin embargo el rechazo popular lo imposibilitó. La empresa pertenece al ex funcionario del Ministerio de Defensa de la Nación, Luis Gustavo Caranta. Dejó pasivos sin remediar que serían trasladados al predio del proyecto Crexell en Catriel, en caso de ser este aprobado.

Glosario

Biorremediación: Proceso de degradación bacteriana de hidrocarburos a través de microorganismos, hongos y plantas.

Landfarming: Técnica de descontaminación o biodegradación que se basa en la acción de microorganismos y compuestos orgánicos.

Mantas Oleofílicas: Elementos con los cuales se cubren las locaciones. Es parte de la técnica que llaman locación seca, que consiste en colocar recipientes y mantas para evitar que se eventuales derrames lleguen al suelo y cursos de agua. Algunas son confeccionadas con plumas de pollo.

Incineración pirolítica: Consiste en la quema del material contaminado en hornos a altas temperaturas. La pirólisis se define como la degradación térmica de una sustancia en ausencia de oxígeno o con una cantidad limitada del mismo.

Desorción Térmica: Método que se utiliza para separar sustancias del material contaminado a partir de someterlo a altas temperaturas. Una vez separados el material vaporizado es tratado para su destrucción.

Remediación o tratamiento in situ: Se trata al material en los lugares que se genera, en el caso de la actividad petrolera, en los mismo yacimientos. Generalmente son hornos móviles y tráileres de tratamiento y separación de líquidos.

Biopilas: Es un proceso donde se acumula material contaminado con hidrocarburos, el cual trata a través de la mezcla con microbios y aireado realizado por máquinas excavadoras.

Fuentes consultadas:

Acuerdo de proyecto de inversión entre YPF Shale Oil Investment I y Chevron Overseas Finance I Limited, 6/07/2013. Entregado a la justicia en causa, Giustiniani, Rubén Héctor c YPF – s/ amparo por mora.

Crexell Soluciones Ambientales SA (02/11/2016). Estudio de Impacto Ambiental Planta de tratamiento integral de residuos peligrosos e industriales. Río Negro.

Diariamente Neuquén (09/11/2009). Neuquén: El gremio Petrolero promociona negocio con residuos

EJES (04/2017) Boletín número 8

La Mañana de Neuquén (05/11/2014) Vigil Residuos petroleros: un negocio de pocos jugadores

— Cristian Navazo (12/08/2015). Basureros petroleros, un peligro en plena ciudad

Observatorio Petrolero Sur (25/04/2017) Vaca Muerta, un megaproyecto que se extiende

Rich, Alisa L. y Crosby, Ernest C. (2013) Analysis of reserve pit sludge from unconventional natural gas hydraulic fracturing and drilling operations for the presence of technologically enhanced naturally occurring radioactive material (tenorm). New Solutions, Vol. 23(1) 117-135.

Río Negro (08/11/2014) Presunta contaminación en Plaza Huincul

— (17/12/2014) Neuquén: secretaría de Ambiente decidió una multa de $2.100.000 a Indarsa

— (03/01/2016) Suspenden actividades operativas de la planta de EET

— (05/04/2016) Pisani. Peligro: hay cientos de pozos petroleros descuidados

— (15/05/2016) Vincenty y Aguirre La multa ambiental más cara de Neuquén aún no se pagó

 

Artículos relacionados