Todas las entradas de: Talcahuano

Namibia libre de fracking: la lucha de las comunidades marginadas y el aval del Gobierno a ReconAfrica

Por Frack Free Namibia* / Traducción: Territorio de Ideas para OPSur .- En septiembre de 2020, el mundo conoció los planes de exploración de gas y petróleo en las regiones de Kavango, en Namibia. Allí se encuentra la cuenca del río Okavango, que alberga una gran biodiversidad e incluye el delta del Okavango en Botsuana, sitio declarado por la UNESCO como Patrimonio Mundial. Ni los activistas ambientales, ni las comunidades locales, ni las ONG, y ni siquiera los miembros del gabinete namibio estaban al tanto de que el Ministerio de Minería y Energía había completado y aprobado un estudio de impacto ambiental (EsIA) en 2019. Algo similar sucedió en Botsuana, donde también se llevaron a cabo negociaciones secretas con la petrolera canadiense Reconnaissance Energy Africa (ReconAfrica), que adquirió una licencia de exploración en zonas lindantes a las áreas concesionadas en Namibia, donde se encuentran las montañas de Tsodilo —también Patrimonio Mundial según la UNESCO—, junto al delta del Okavango. ReconAfrica recibió una licencia para explorar un área total de 34 187 km2, de los cuales un 70 % está en Namibia y un 30 % en Botsuana.


A body of water with a tree and a sunset

Description automatically generated with low confidence

Río Kavango (Namibia), aguas arriba del delta de Okavango (Botsuana)

Las regiones de Kavango son las más pobres de Namibia. Allí viven aproximadamente 200 000 habitantes (la población total del país es de 2 646 000 personas), cuyo sustento depende sobre todo del cultivo y la cría de animales, las actividades principales. El cultivo dominante es el mahangu (mijo perla), que ocupa aproximadamente un 95 % de todas las tierras cultivadas y es un alimento básico en la dieta namibia. Alrededor de dos tercios (el 63 %) de todos los hogares rurales informan que su principal fuente de ingresos proviene de la agricultura.

ReconAfrica prometía llenar los bolsillos de sus inversores con un supuesto proyecto masivo de petróleo y gas no convencionales (fracking) en Namibia y Botsuana. En septiembre de 2019, la empresa declaró que los planes a largo plazo incluían “centenares de pozos y tratamientos modernos de estimulación por fractura”. Sin embargo, cuando un periódico namibio publicó la noticia sobre el posible proyecto de fracking, el Ministerio de Minería y Energía emitió un comunicado que negaba que existiesen tales planes. Además, ReconAfrica limpió su sitio web y eliminó toda referencia al fracking. La empresa salió airosa del estudio de impacto ambiental (EsIA) para la perforación de pozos exploratorios en tierras comunitarias y de conservación, con poca participación de la comunidad y sin la fundamental lista de partes interesadas y afectadas, lo que violaba la Ley de Gestión Ambiental N.° 7 de Namibia, de 2007. 

Una enmienda de 1996 a la Ordenanza de Conservación de la Naturaleza de 1975 les otorgó a las comunidades derechos sobre los recursos naturales —que incluyen a la vida silvestre— y les permitió establecer y operar emprendimientos turísticos en áreas de conservación comunales. Estas últimas son entidades democráticas y autónomas dirigidas por sus miembros, y sus límites se acuerdan con las áreas de conservación, las comunidades o los propietarios lindantes. Las primeras áreas de conservación fueron pioneras en el establecimiento del modelo de supervivencia y crecimiento económico en entornos rurales de difíciles condiciones. A los residentes de tierras comunitarias que cazaban animales antes de la independencia y eran considerados cazadores furtivos, se les permitió cazar libremente en las áreas de conservación, puesto que estas son entidades jurídicas con planes de uso de vida silvestre. En la actualidad, existen 86 áreas de conservación en total, que cubren aproximadamente el 20 % del territorio nacional. Los bosques comunitarios se tratan como áreas de conservación, y ambos a menudo se superponen, pues estas últimas manejan los derechos de pastoreo y extracción de recursos naturales en las zonas forestales.

La zona de exploración de ReconAfrica afecta directamente las tierras ancestrales de los san, grupos indígenas de las Primeras Naciones: el Área de Conservación Transfronteriza Kavango-Zambezi (una de las zonas protegidas más grandes del mundo), seis áreas de conservación comunales y trece bosques comunitarios. Estas zonas albergan corredores de vida silvestre a través de los cuales migran elefantes y otras especies. Botsuana tiene la población transfronteriza de elefantes más grande del mundo, unos 130 000 elefantes de sabana, mientras que Namibia es hogar de alrededor de 24 000 individuos. El conflicto entre los seres humanos y la vida silvestre se ha intensificado desde que comenzaron las perforaciones exploratorias, y los elefantes se acercan cada vez más a las zonas de viviendas y campos de cultivos.

A picture containing sky, outdoor, several, sandy

Description automatically generated

Equipo de perforación de ReconAfrica

Normalmente, un proyecto industrial de alto impacto que afecta una zona rural debería incluir en su EsIA las voces de las comunidades locales e indígenas, de expertos, de científicos y de las organizaciones locales, regionales e internacionales que trabajan en la región. No obstante, hubo tan poca participación que no se presentaron ni se publicaron objeciones ni inquietudes en el último EsIA, que derivó en que se emitiera un Certificado de Autorización Ambiental para realizar las perforaciones.

En 2021, ReconAfrica inició el proceso para llevar a cabo el segundo estudio de impacto ambiental que determinaría el potencial de reservas de petróleo y gas en la región. Esta vez, fueron varias las partes interesadas y afectadas que se anotaron para participar del proceso. Frack Free Namibia redactó presentaciones y ayudó a los residentes a transportar sus cartas desde los distintos parajes hasta la Junta de Tierras Comunales de Kavango del Este. En los comentarios enviados se expresaba una gran preocupación sobre los impactos ambientales y sociales de la prospección sísmica y las perforaciones, y sobre la inocuidad del agua en una región en la que el agua vale oro, no el petróleo.

Al no disponer de los fluidos de perforación según las normas industriales internacionales, ReconAfrica también contraviene las normativas canadienses de disposición de materiales radioactivos presentes en el subsuelo, por ejemplo, que las piletas deben tener un doble revestimiento y que deben implementarse sistemas de detección de fugas. La empresa está “donando” fluidos de perforación, es decir, desechos tóxicos, a agricultores locales después de haberles mentido diciendo que es un buen fertilizante para sus cultivos. Miembros de una comunidad en uno de los parajes que circunda las locaciones de ReconAfrica informaron que uno de los pozos de la comunidad, del que obtienen agua potable, empezó a oler a “suavizante de ropa”. Los activistas informan que los residentes que viven cerca de los pozos hablan de una contaminación sonora continua, día y noche.

ReconAfrica saca rédito de la pandemia de COVID-19. El Gobierno de Namibia impulsa y fomenta las industrias extractivas

En julio de 2021, cuando Namibia tenía la tasa de infecciones por COVID-19 más alta del mundo, el Gobierno otorgó a ReconAfrica un permiso ambiental para realizar la prospección sísmica 2D, a pesar del amplio rechazo público por los impactos ambientales y sociales de la prospección sísmica y de las perforaciones, y de la preocupación que existe por la inocuidad del agua una región árida, donde la población depende del agua subterránea.

La pandemia de COVID-19 tuvo un efecto devastador en la capacidad de apoyar a nuestros aliados en el territorio en un momento crítico para la expansión de la empresa. El asesoramiento en persona y las actividades de difusión en las comunidades se detuvieron debido a la sucesivas olas de COVID-19 y a la prohibición de organizar encuentros sociales. Mientras que los activistas locales estaban varados, sin poder viajar debido a las restricciones, el Gobierno de Namibia le otorgaba a ReconAfrica permisos esenciales para continuar con sus actividades extractivas en chacras locales y en zonas de conservación comunales sin realizar la consulta previa, libre e informada. La compañía capitalizó la crisis de COVID-19 para asegurarse el acceso a más terrenos. Al mismo tiempo que pasaron con sus topadoras por los cortafuegos, en una clara violación a lo que estipula su  Certificado de Autorización Ambiental, se negaron abiertamente a cumplir con las estrictas leyes de protección ambiental que existen en Namibia. Incluso antes de que obtuviera el permiso de prospección sísmica 2D el 2 de julio de 2021, la compañía anunció públicamente sus intenciones de trazar 22,5 km de nuevas líneas de corte a través del bosque virgen de Kavango (5 % de los 450 km que comprende la exploración 2D).

Alegando como justificativo la crisis global y nacional, el rápido aumento del desempleo y las dificultades que la pandemia de COVID-19 supuso para la agenda de desarrollo del país, el Gobierno ha impulsado agresivamente las industrias extractivas como solución a nuestros problemas económicos. Sin embargo, hace años—antes de la pandemia y de la crisis económica global actual—que, según el índice de desigualdad de Gini, Namibia es la nación más desigual del mundo.

En 2022 se iniciaron actividades de perforación mar adentro aprobadas por el Gobierno de Namibia (con una participación del 10 %) en sociedad con Shell (con el 45 %) y Qatar Petroleum (que posee el 45 %). La primera mina marina de fosfato, el proyecto Sandpiper, también se encuentra en las últimas etapas de aprobación a pesar de las enormes preocupaciones sobre el daño irreparable que podría causar a la biodiversidad marina del país, famosa a nivel mundial. La empresa rusa registrada en Namibia, Headsprings Investments, planea realizar operaciones del lixiviación de uranio en el acuífero Stampriet, reconocido por la UNESCO como principal fuente de agua potable para una extensa área del Kalahari, que incluye a Namibia, Botsuana y Sudáfrica. Este proyecto pone en riesgo el suministro de agua en una zona en la que se cultivan productos frescos, y donde la crianza de animales es un medio de supervivencia para múltiples generaciones. 

Los pueblos y las tierras de Namibia sufren los impactos climáticos y un pasado colonial cuyas consecuencias continúan en el presente

Namibia es uno de los países más extensos y secos del África subsahariana y enfrenta sequías persistentes, patrones pluviales impredecibles y muy variables, temperaturas extremas y escasez hídrica. Se ven afectadas la agricultura (cultivos, cría de animales y pesca), la seguridad alimentaria, la gestión del agua y la salud pública; mujeres y niños son las poblaciones de mayor riesgo.

Entre las consecuencias ambientales negativas de la minería se encuentran la contaminación de las aguas subterráneas y el drenaje ácido de minas, además de las emisiones de gases de efecto invernadero que repercuten en los patrones climáticos, ya que contribuyen a que haya más períodos de sequía, aumento de temperaturas y más riesgos para la salud. A ReconAfrica y a todas las empresas extractivas se les debe exigir responsabilizarse por el daño que infligen a los residentes, al medioambiente y a nuestra vida silvestre, pero eso no ocurre. El Gobierno se dedica a ampliar las actividades que contribuyen a la degradación ambiental y la crisis climática, cuando debería centrarse en invertir en fuentes de energía renovables sostenibles y exportables.

Después de más de un siglo de dominación colonial, Namibia obtuvo su independencia en 1990 y consagró protecciones constitucionales contra la discriminación por razones de identidad tribal o étnica. Si bien esas disposiciones se concibieron para proteger a los grupos indígenas, no garantizan sus derechos, en particular, el derecho al consentimiento libre, previo e informado. La falta de mecanismos de aplicación de las leyes agrava la situación de siglos de robo de tierras y desplazamientos forzados que obligaron a las comunidades san a reubicarse en espacios más pequeños llamados corredores. Muchas viven ahora en áreas de conservación establecidas para darles a las comunidades el control sobre la tierra que ocupan y usan; dependen de la agricultura de subsistencia o bien dejan sus comunidades para buscar empleo en pueblos y ciudades.

Frack Free Namibia: educación, defensoría y acción

Desde que ReconAfrica inició las operaciones de perforación en Namibia, el Gobierno ha promovido sus actividades como una solución a la pobreza en las regiones de Kavango. Acusan a los activistas locales que cuestionan esta posición y que dan a conocer las acciones ilegales cometidas por la empresa con la aprobación del Gobierno de representar intereses extranjeros y actuar en contra de los beneficios que promete el desarrollo y que aún no se han materializado. Este año detuvieron ilegalmente a nuestros aliados por reunirse con organizaciones de Botsuana y les confiscaron sus computadoras portátiles y teléfonos móviles; los grupos de chat de Frack Free Namibia fueron infiltrados por operarios de ReconAfrica; y los inversores y partidarios de la empresa han atacado permanentemente a nuestra comunidad de Facebook y a otras cuentas en redes sociales.


A group of people holding signs

Description automatically generated

Primera protesta en Windhoek; entrega de la carta a la UNESCO con la que se logró que las colinas de Tsodilo quedaran excluidas del área de prospección en Botsuana

En Frack Free Namibia reconocemos que los ciudadanos más marginados son los que pagan el precio más alto por la exploración de gas y petróleo en nuestro país. Nos comprometemos a promover medios de subsistencia sostenibles en las regiones de Kavango para mitigar la grave inseguridad alimentaria que sufren los residentes de las comunidades indígenas y otras comunidades afectadas. En noviembre de 2021 lanzamos la Iniciativa de Pequeñas Explotaciones Agrícolas para Mujeres Tukununge (Tukununge Women’s Small-Scale Farming Initiative) para apoyar a las agricultoras que son madres solteras y afrontan enormes obstáculos para conseguir estabilidad económica. Planeamos lanzar también el Proyecto de Agricultura para Mujeres Khwe San (Khwe San Women’s Farming Project) en el paraje Omega One; se trata de un programa piloto que fomentará la transición de las pequeñas agricultoras khwe san para que se conviertan en pequeñas productoras y a la vez mitigará la inseguridad alimentaria causada por el cambio climático y las disparidades socioeconómicas en las comunidades khwe san cercanas. Hay otros parajes en las regiones de Kavango que ven esta actividad como alternativa viable a la explotación de gas y petróleo, y han solicitado la asistencia de Frack Free Namibia para establecer proyectos similares en sus comunidades.

El Gobierno de Namibia continúa facilitando las exploraciones de gas y petróleo de ReconAfrica a pesar de las consecuencias devastadoras que tienen en los medios de subsistencia y en los residentes de las comunidades de Kavango, puesto que los despojan de sus tierras ancestrales y comunitarias y causan daños irreparables en el ecosistema de la cuenca del Kavango. El Gobierno sigue comprometido con el modelo de desarrollo extractivista, que ofrece nuevas fuentes de ingresos favoreciendo la corrupción. La capacidad y la voluntad política del Gobierno de mitigar los efectos ambientales adversos causados por la minería industrial sigue siendo escasa e ineficaz.

Desde Frack Free Namibia seguiremos fortaleciendo nuestro apoyo para abordar las consecuencias actuales y futuras que tiene la violación de las leyes ambientales sobre el agua —que ya es escasa, los ciudadanos y la vida silvestre de nuestra nación. Esperamos ampliar nuestro grupo de aliados en todo el mundo, incluido Canadá, donde más ciudadanos y funcionarios deben conocer los daños que causa una empresa privada canadiense a los ciudadanos de Namibia.

Marcha indígena para protestar contra ReconAfrica: líderes san y aliados marcharon desde Knysna hasta Ciudad del Cabo para entregar la petición al alto comisionado de Namibia.

* Desde Frack Free Namibia nos oponemos a la exploración de gas y petróleo en la cuenca de Kavango y a las industrias extractivas en todo el país. Colaboramos con soluciones locales que contruyen justicia ambiental y socioeconómica para los pueblos indígenas y las comunidades locales afectadas. Pueden contactarnos por mensaje directo en cualquiera de nuestras redes sociales para recibir más informacion o escribirnos a frackfreenamibia@gmail.com si desean hacer una donación.

https://www.facebook.com/FrackFreeNamibiaAndBotswana

https://twitter.com/FrackFree_NB

https://www.facebook.com/groups/348758189581361/

https://www.instagram.com/frackfreenamibiabotswana/

Hidrocarburos no convencionales en la Patagonia Norte

Actores, territorios y ambiente en las dinámicas del conflicto por el fracking en Vaca Muerta (2013-2019)

Por Juan Antonio Acacio.- El objetivo de esta tesis es analizar la dinámica que adquirió el conflicto por la expansión de energías extremas en torno a la explotación de hidrocarburos no convencionales mediante la técnica del fracking, o fractura hidráulica, en la provincia de Neuquén. Desde una perspectiva cualitativa, este trabajo coloca en diálogo diferentes escenarios contenciosos, teniendo en cuenta el entramado de actores presentes en cada uno de ellos, haciendo hincapié en la dimensión territorial y ambiental de cada uno de los conflictos elegidos. A lo largo del trabajo planteamos un análisis de los diagnósticos que realizan los distintos actores que se oponen a la instalación de los proyectos hidrocarburíferos no convencionales, sobre la base de problemas que requieren de la intervención estatal para su resolución. Buscamos recuperar los procesos de organización y de acción colectiva que los actores involucrados llevan a cabo para hacer evidente en el espacio público los problemas que los aquejan, en interacción con las empresas y distintos sectores estatales. Articulamos en nuestro análisis diferentes dimensiones para comprender las formas de uso y de ocupación territorial que tienen los actores que intervienen en los procesos contenciosos, dando cuenta de los diversos sentidos que se ponen en juego sobre el territorio, sobre los bienes comunes y el ambiente en cada caso.

Descargar el documento

Basta de perseguir a quienes luchamos en defensa del mar!!

Desde la Asamblea por un MAR LIBRE de petroleras denunciamos acciones intimidatorias por parte de las fuerzas represivas de la provincia de Buenos Aires.

El martes 15/11 , iniciamos una acción de difusión, con volanteada y juntada de firmas, en las puertas de la Cámara Federal de Apelaciones de nuestra ciudad.
Cabe recordar que el mencionado organismo judicial debe resolver si da lugar a la apelación, presentada por el gobierno nacional a la Medida Cautelar que dictaminó el Juez Federal Santiago Martín el pasado 18 de Octubre, y por la cual la empresa EQUINOR no puede iniciar su Campaña de exploración sísmica en los bloques CAN 100, 108 y 114.

Mientras nos encontrábamos con nuestra mesa de difusión, informando a la comunidad sobre el proyecto petrolero, tanto el martes 15 como el jueves 17, lxs integrantes de nuestra asamblea fueron fotografiadxs y filmadxs por policías de la provincia de Bs. As., quienes no sé identificaron ni dieron razones válidas para realizar esos registros.

Mientras nuestra comunidad se organiza y lucha contra las petroleras, el gobierno actúa persiguiendo a quienes decidimos enfrentar la entrega del mar.

Éste acto represivo, realizado con la clara intención de amedrentarnos, no frenará nuestro reclamo.

Al igual que sucede en el resto del país, en los territorios dónde se resiste al extractivismo, lxs vecinxs son amenazadxs, reprimidxs y judicializadxs. Sin embargo, la violencia y la censura de los gobiernos, de las patotas y las corporaciones no logra frenar una lucha que crece y se fortalece, en defensa de los bienes comunes, los territorios y la vida.

EL MAR NO SE MANCHA

NO HAY LICENCIA SOCIAL

BASTA DE PERSEGUIR A LXS QUE LUCHAN

Asamblea por un MAR LIBRE de petroleras

¿Pobreza Energética? Cómo pensar el derecho a la energía desde América Latina

Múltiples abordajes para aportar a una mirada latinoamericana sobre la falta de acceso a la energía, las malas condiciones de acceso, la desproporcionalidad de las tarifas y la inseguridad hogareña en el uso de la energía.

Entrevistas

“La pobreza energética es mucho más que un problema de ingresos”

Rigoberto García Ochoa es investigador del Departamento de Estudios Urbanos y del Medio Ambiente de El Colegio de la Frontera Norte, ubicado en Sonora, México; y desde hace más de una década se ha especializado en estudiar la pobreza energética. Con su trabajo le aportó otras dimensiones al concepto, que entiende como la falta de satisfacción de necesidades de energía en relación con “satisfactores y bienes económicos que son considerados esenciales, en un lugar y tiempo determinados, de acuerdo a las convenciones sociales y culturales”.

Foto: Daniel Lobo

“Discutir pobreza energética es discutir privilegios”

La Alianza contra la Pobreza Energética es un movimiento social de Cataluña que lucha por la vivienda y el acceso justo a la energía y agua. Entrevistamos a Mónica Guiteras, una de sus integrantes, para abordar la feminización de la pobreza energética, las luchas territoriales en el contexto urbano y el derecho a la energía. “Necesitamos cambiar el foco de la pobreza energética: desde las personas afectadas, que han sido señaladas como responsables como si no supieran consumir, y ponerlo en las empresas”, sostiene.

Mónica Guiteras

“El derecho a la energía es una fisura al pensamiento neoliberal”

Gabriel Martínez, ex Secretario General de Luz y Fuerza Mar del Plata, repasa la lucha que desde FeTERA impulsaron por el reconocimiento de la energía como derecho humano desde finales de la década de 1990 hasta comienzos de los 2000. En este diálogo con el OPSur, Martínez recuerda los conflictos que en aquella época de hegemonía del pensamiento neoliberal generaba el retiro de medidores y cómo la organización sindical y de usuarios pudo conseguir la puesta en marcha de una tarifa social en la Provincia de Buenos Aires.

Fotos: Prensa Luz y Fuerza Mar del Plata

“La mejor política contra la pobreza energética es una buena casa para todo el mundo”

Pablo Messina, economista de la cooperativa Comuna de Uruguay, discute las potencialidades y falencias de los debates sobre acceso a la energía. Desmitifica la idea que las tarifas uruguayas son costosas y enfoca el análisis en el acceso seguro a la electricidad. “El movimiento de lucha por la vivienda debe incorporar esta temática; me parece que ese es el desafío, mucho más que generar un movimiento de usuarios por la electricidad”, sostiene en relación al acceso a la energía.

Foto: AUTE

Informe

Las luces son del pueblo

En este trabajo recorremos, primero, los orígenes de la noción de pobreza energética en los países centrales, las disputas por su sentido y los modos en los cuales de él se apropiaron los sectores menos favorecidos, quienes lo utilizaron para potenciar su organización. Luego, reconstruimos experiencias de disputa desde abajo en Argentina, México y Uruguay contra el sentido común impuesto por corporaciones y gobiernos afines que coloca a la energía como un bien mercantil. De allí, rescatamos una visión alternativa: la energía es un derecho básico al cual todos/as deberían acceder.

También podés leer la versión en inglés de Las luces son del pueblo.


Podcast

Las luces son del pueblo

La mayoría de las personas tiene un acceso a la energía deficiente e inseguro, mientras algunos pocos, sobre todo sus grupos empresariales y de poder, se dan grandes lujos. Las Luces son del Pueblo repasa distintas miradas sobre el problema de la pobreza energética, la lucha por hacer de la energía un derecho y cómo se conjugan las demandas por justicia socioambiental, con la necesidad de vivir mejor con la energía que tenemos disponible.

Fiske Menuco | Murga, cine y muestra fotográfica en el cierre de año en la defensa del ambiente

La Asamblea por al Agua y la Tierra de Fiske Menuco convoca a la población a una serie de actividades que tendrán lugar desde el 17 de noviembre en la localidad hasta el 02 de diciembre. Durante este 2022 hemos visto un avance del extractivismo en todo el territorio de nuestra provincia por lo tanto promover el cuidado del ecosistema, generar conciencia socioambiental e impulsar la participación ciudadana en defensa de los bienes comunes a través de espacios de reflexiones y debates es un papel fundamental.

Agenda:

“Los caminos, los caprichos del viento” – Murga La Soñadora Despierta. Danza apertura a cargo de Gisella Díaz del Ballet folklórico Martín Fierro

“Los caminos, los caprichos del viento” es una obra de la murga-teatro estilo murga uruguaya, adaptada a voces, historias y políticas sureñas protagonizada por La Soñadora Despierta.  “Parece ser que por capricho del viento, un grupo diverso de personajes de este lado del mundo, se encuentran con la intención de emprender un viaje después de tanto encierro”. El Alto Valle de Río Negro será el escenario en el que se suncriba el viaje, en que se encuentran historias vidas, extractivismo petrolero y mucho humor.

La Soñadora Despierta es una murga-teatro de estilo uruguayo de la localidad de Fiske Menuco conformada por un elenco de músicos y actores profesionales. Está dirigida por Luciano Rojas y Paula Moyano. Y su elenco compuesto por Omar Ferreyra, Patricio Cáseres, Emanuel Gimenez, Martín García, Maximiliano Flores, Facundo Haag, Mónica García, Aluminé Vanuffelen, Franco Torres, Laura Chajo, Sol Busso, Yanet Alcaraz, Paula Moyano, Leandro Lanthier, Daniela Juarez , Roberto Lemunao y Luciano Batalla.

📅 Jueves 17|11

⏰20:30 hs

📍Anfiteatro del Canal Grande – Gelonch y San Juan

“Allen, zona de Sacrificio” Largometraje de Alejo Estrabou

“Allen, zona de Sacrificio” es un largometraje de Alejo Estrabou. El realizador rionegrino e impulsor de “Soñar soñar producciones”. El film narra los impactos del fracking en la localidad de Allen. La producción cuenta con mucho trabajo en el territorio de donde se incluyen muchas voces y un trabajo de investigación y archivo que le brinda una dinámica atrapante. Alerta spoiler, el fracking, contamina.

Alejo Estrabou es un realizador rionegrino nacido en Viedma que actualmente reside en la localidad de El Bolsón donde se encuentra concluyendo sus estudios de la Lic. en diseño artístico audiovisual en UNRN. En su historia profesional ha realizado varios films de ficción y documentales.

📅18|11

🕰️18 hs

📍Sala INCAA – Uruguay 650, primer piso

“Fracking en Vaca Muerta” Muestra fotográfica de Pablo E. Piovano

“Fracking en Vaca Muerta” es un ensayo fotográfico del reconocido reportero Pablo E. Piovano, la obra es parte de la actual muestra “Mapuche, el retorno de las voces antiguas” que actualmente se expone en el Centro Cultural Borges en Buenos Aires. Desde hace cuatros años Piovano recorre Vaca Muerta buscando narrar la otra cara de Vaca Muerta, la de las historias que entran en la promesa de “Salvación” que trajo el fracking a la región.

Pablo E. Piovano es un reconocido reportero gráfico, nacido en Buenos Aires y fue parte del staff del diario Página 12 durante muchos años. Es autor del libro «El costo humano de los agrotóxicos» publicado por Kehrer Verlag – Alemania 2017. Su sensible mirada sobre los impactos del extractivismo en el país han recorrido por salas de distintos lugares del mundo y sus obras han sido premiadas en distintas oportunidades.

📅Desde el 22|11 al 02|12

🕰️ de 07 a 21 hs

📍Biblioteca Ernesto Sábato – Mendoza 2151 – FADECS- UNCo

Fuente: Asambleas del Curru Leufu

¡Viva el mar! La oposición a proyectos de Equinor en Noruega

En los primeros años del 2000 las alarmas se encendieron en el norte de Noruega cuando Equinor anunció que perforaría el segundo pozo exploratorio. La petrolera emblema del país estaba decidida a avanzar sobre las aguas de Lofoten, Vesterålen y Senja (LoVeSe) en áreas tradicionales de pesca. Algunas organizaciones ambientales pusieron como prioridad detener el proyecto, en simultáneo, las organizaciones de pescadores empezaron a tomar posición. Esa lucha contra la ampliación de la frontera petrolera en el mar es referencia a nivel mundial porque logró frenar el proyecto. Ese triunfo también inspira la oposición a Wisting, otro proyecto de Equinor en territorio noruego.

Foto: Folkeaksjonen oljefritt Lofoten, Vesterålen og Senja

Por Hernán Scandizzo. El otoño está comenzando, por momentos el sol asoma para volver a esconderse entre las nubes. Sopla algo de viento y el aire está frío. Bente Lorentzen es una de las referentes de la Folkeaksjonen oljefritt Lofoten, Vesterålen og Senja (Acción Popular por un Lofoten, Vesterålen y Senja libre de petróleo) y nos recibe en la sede de la organización, en Kabelvåg. Kine Fristad, del Latin-Amerikagruppene i Norge (Comité Noruego de Solidaridad con Latinoamérica), oficia de traductora; permite conocer de primera mano la lucha para frenar un proyecto de Equinor en su propia casa. Más tarde, Mina Rosenvinge se suma a la charla, ella también forma parte de la Folkeaksjonen.

Detener a Equinor fue un proceso de varios años, casi dos décadas, y en el camino se involucró toda la comunidad, incluso sectores que en un principio vieron con agrado que se desarrolle la actividad petrolera. Es un poco difícil decir qué vino primero, pero cuando las poblaciones locales nos dimos cuenta de todo eso [los impactos del proyecto], nos empezamos a preguntar cómo podíamos pararlo.” La primera demanda fue exigir audiencias públicas en las diferentes localidades, para que la población pudiera opinar sobre lo que iba a pasar. “Cuando la demanda empezó a llegar a la política local, a los partidos, nos dimos cuenta de qué hacer para ser escuchados. Empezó a nacer la idea de crear una folkeaksjonen [acción popular]”. Un espacio donde confluyen personas de diferentes ámbitos, clases, con otras militancias o sin militancia alguna; todas con un objetivo específico, en este caso, impedir que avance la actividad petrolera.

Fuente: El Español

La acción popular

“Las empresas petroleras estaban mirando hacia el norte, porque las áreas donde se está explotando actualmente se están vaciando”, comenta Bente. En un principio eso creó cierta expectativa, dado que en el norte de Noruega está disminuyendo la población y la actividad petrolera aparecía como una posibilidad de que la región volviera a crecer.

En 1994 se hizo el estudio de impacto ambiental del proyecto exploratorio en Lofoten, pero no generó mayor atención. Ese año se debatía el ingreso de Noruega a la Unión Europea, hubo un plebiscito, y también el país fue sede de los XVII Juegos Olímpicos de Invierno. Esos temas concentraron la atención pública. Hacia 2000, recuerda Bente, Equinor obtuvo el permiso para perforar dos pozos exploratorios. En el primero no encontraron nada, y cuando la empresa se disponía a perforar el segundo, las organizaciones ambientales Natur og Ungdom (Jóvenes y Naturaleza) y Bellona, junto con un pescador local, lograron paralizarlo. Serían intervenidas zonas donde desovan especies centrales para la actividad pesquera. En 2006 el Plan de manejo del Mar de Barents y de Lofoten, confirmó lo que decían los pescadores, las áreas donde se proyectaba la exploración eran muy importantes para la pesca, y muy vulnerables.

Por esos años se conformaron las acciones populares en Lofoten (Lofotaksjonen) y Vesterålen (Vesterålsaksjonen), que articulaban acciones conjuntas y en enero de 2009 confluyeron en la Folkeaksjonen oljefritt Lofoten, Vesterålen og Senja. “En ese proceso tuvimos mucha ayuda de otras organizaciones ambientales noruegas”, señala Bente, y subraya que cuando se estaba fundando la folkeaksjonen, decidieron que debía tener alcance nacional. “La gente que no vivía en la región también tenía derecho a opinar, porque se trata del futuro de Noruega y de cómo se relaciona con el uso sostenible de los recursos. Si queremos ser una nación que únicamente piensa en el lucro de corto plazo, con el petróleo, o si pensamos en manejar los recursos de una manera más de largo plazo y sostenible, con la pesca, por ejemplo”, explica. (“Llevamos mil años pescando y podremos pescar otros mil años más con un buen manejo de la pesca”, me había dicho horas antes en Ballstad, el pescador Børge Iversen, también integrante de la Folkeaksjonen.) 

Foto: Folkeaksjonen oljefritt Lofoten, Vesterålen og Senja

“Hicimos muchísimas asambleas, en cada municipio, en cada pueblito. Había una necesidad de la población de entender qué tipo de consecuencias iba a tener [el proyecto petrolero] para toda la región”, señala Mina. Luego agrega: “Se hablaba de puestos de trabajo, pero [quienes promovían la explotación] no llegaban con información concreta. Desde el inicio fue muy importante hacer asambleas para poder llegar con más información”. En 2021 más de 7 mil personas integraban la folkeaksjonen.

Resistencia y negociación

La creación de una organización nacional, destacan Bente y Mina, fue importante para poder incidir en las políticas nacionales, llegar a los partidos más pequeños y poner el tema en la agenda pública. En países con sistema de gobierno parlamentarista, como es el caso de Noruega, los partidos pequeños con representación parlamentaria tienen mucho peso al momento de definir las coaliciones de gobierno y sus agendas. La oposición a la explotación de hidrocarburos en Lofoten, tomada como bandera por partidos pequeños, era una vía para garantizar que el proyecto hidrocarburífero no avanzara: impulsarlo generaría desacuerdos en la coalición de gobierno.

“Era importante que los partidos políticos pequeños se sintieran un poco dueños del caso pero, para que ellos pudieran apropiarse, era importante que la resistencia local fuera real”, apunta Bente. Esa resistencia se expresó en movilizaciones, murales, festivales artísticos y petitorios [en 2009 juntaron 53 mil firmas por LoVeSe libre de petróleo]. “No se podía hablar en contra de ese desarrollo en el Parlamento mientras que la población local estuviera a favor. Eso era importante para poder trabajar en conjunto con los partidos”, acota.

La sede de la Folkeaksjonen está en una esquina céntrica de la localidad, hay una mesa de reuniones, publicaciones y también remeras, buzos, gorras, postales referentes a la lucha en defensa del mar. El merchandising que también contribuyó a dar visibilidad a la lucha en todo Noruega. “Fue muy importante trabajar en la campaña política antes de las elecciones para poner el tema en la agenda y dar un impulso a los partidos pequeños para que lo pudieran levantar en las negociaciones si iban a formar una coalición. Y puede ser que la campaña haya contribuido a que cierta gente vote a los partidos pequeños para darle más importancia en las negociaciones”, explican. Lograron su objetivo: entre 2009 y 2021 ninguna de las diferentes coaliciones de partidos que llegaron al gobierno, de derecha o socialdemócratas, intentaron avanzar con el proyecto.

Foto: OPSur

¿En qué momento tuvieron la certeza de que habían ganado, de que la decisión de no avanzar en Lofoten era irreversible? Un hecho importante fue que en 2019 el Partido de los Trabajadores, el más grande de Noruega, decidiera que no iba a promover la explotación petrolera en Lofoten. Tanto al interior de ese partido como del movimiento sindical había un sector a favor de ampliar la explotación petrolera a esas áreas y otro que no. Eso generó una tensión interna y acabó en un acuerdo: no en Lofoten. Pero, tanto Bente como Mina destacan que el nivel de adhesión popular es la única garantía de que no avance el proyecto, esa adhesión hace irreversible la decisión.

A pesar de la derrota sufrida en Lofoten, Equinor sigue mirando hacia el norte en busca de nuevas áreas, actualmente apuesta por la explotación del yacimiento Wisting, en el mar de Barents, a 300 km de la costa (Finnmark). Como en el caso de Lofoten, diferentes sectores rechazan este proyecto. Recientemente se conformó una amplia alianza de organizaciones y juventudes de partidos políticos para luchar por un Ártico libre de petróleo. Otra página en la historia de luchas en defensa de los territorios está siendo escrita. Leve havet (¡Viva el mar!).

Según las imágenes, el derrame en Vaca Muerta traspasó la locación

El incidente ocurrió el viernes pasado en Bandurría Sur, una de las áreas de mayor extracción. Un medio local sugirió que “habría quedado contenido en la locación”. Sin embargo, las imágenes satelitales de la zona afectada demuestran que el derrame superó los límites de la locación.

En las imágenes satelitales se distinguen las tres hectáreas afectadas por la pérdida de una mezcla de agua de perforación e hidrocarburos. Las fotografías del sábado y domingo exponen que un porcentaje del derrame superó los límites de la locación. Según informó el domingo YPF, el incidente fue contenido. 

Esta fuga se inscribe en el aumento sostenido de incidentes que registra la oficina ambiental de la provincia de Neuquén, que ascendieron de 2,8 a 5,6 diarios entre 2017 y 2021, año en que sumaron 2049.  

Bandurria Sur es operada por YPF en sociedad con la noruega Equinor y es una de las áreas estrella en extracción de crudo no convencional. Allí se produjo en 2018 el derrame que demoró 36 horas en ser controlado y afectó 80 hectáreas. Como en el derrame del viernes pasado, en 2018 se trató de un pozo en etapa de perforación. 

Un comitiva europea recorre Vaca Muerta

Del miércoles 9 al viernes 11 de noviembre, una comitiva de la Unión Europea visitará Vaca Muerta. Sus intereses no son novedosos, ya operan: Total Energies (Francia), Wintershall Dea (Alemania); Shell (Inglaterra), Equinor (Noruega), Phoenix Global Resources (Suiza), y otras tantas empresas de servicios. Sin embargo, desde el inicio de la guerra Rusia-Ucrania los intereses geopolíticos europeos por los hidrocarburos disponibles en Vaca Muerta son aún mayores. 

CAJA DE HERRAMIENTAS

Esta caja de herramientas surgió del Taller Crisis energética y perspectivas latinoamericanas, un espacio de articulación entre Latfem y Opsur en el que trabajamos sobre los principales debates del contexto energético y las perspectivas de transición para Latinoamérica.

Reunimos materiales en distintos formatos: podcast, audiovisuales, textos académicos, páginas web. Nuestra propuesta es reforzar por este medio la circulación, visibilización y el potencial en tanto fuentes de consulta de los trabajos y perspectivas de mujeres, identidades disidentes y organizaciones que vienen abordando temáticas en torno a la energía y la transición desde una mirada feminista, justa y popular.

Todos los materiales estarán disponibles para su descarga o consulta en línea.

Accedé a los registros del taller: Crisis energética y perspectivas latinoamericanas.

PALABRAS CLAVE – EJES: DIAGNÓSTICO DE SITUACIÓN ENERGÉTICA | CONFLICTOS | EXTRACTIVISMO | CRÍTICAS A LA MATRIZ HIDROCARBURÍFERA 

AUDIOVISUALES

¿Por qué la crisis energética? – Animación sobre los problemas principales del sistema energético actual, orientaciones y propuestas. OPSur / VacaBonsai

Territorio Crudo – Serie web de 4 capítulos que aborda diferentes aspectos del impacto del modelo extractivista basado en combustibles de origen fósil. OPSur / VacaBonsai

Vaca Muerta: el cuento del oro negro y la lluvia verde – Animación en clave de cuento clásico sobre el modelo económico del megaproyecto Vaca Muerta, Argentina: fracking y saqueo en un entramado de paraisos fiscales, fuga y endeudamiento.  OPSur / VacaBonsai

Argentina libre de fracking – Animación sobre  qué es, cómo funciona, qué impactos tiene y a quién beneficia el fracking. OPSur / VacaBonsai / Argentina Libre de Fracking

Vivir en territorios arrasados – Entrevistas para visibilizar la resistencia de las mujeres a la ofensiva extractivista. EJES / OPSur / VacaBonsai

La ruta de la arena Este documental muestra el recorrido de la arena para fracking desde Entre Ríos, que es la principal proveedora de arenas silíceas hacia Vaca Muerta, y las consecuencias de esta actividad en los ecosistemas y la salud humana. CAUCE 

Jornada internacional | Resistencias a la exploración y explotación offshore Un encuentro para intercambiar experiencias de acciones en resistencia al avance de exploraciones y explotaciones costa afuera de Argentina, Colombia y Noruega. OPSur / Oilwatch

Drácula enfrenta al fracking en una serie con títeres: Drácula y el colmo del fracking es una serie con títeres destinada a las infancias, una adaptación libre del cuento “El fracking, una historia esdrújula contada por el Conde Drácula” de Martín Crespi y Diana Chereau. OPSur / El colmo títeres / VacaBonsai

PODCAST

Vivir en territorios arrasados. Documental sonoro de 3 capítulos sobre las resistencias de las mujeres de la localidad rural de Allen, de Río Negro a la ofensiva extractivista en territorios fracturados. Equipo de investigación de la Fadecs Unco: Resistencias de las mujeres a la ofensiva extractivista.

OFFSHORE: Petroleras mar adentro. Un podcast urgente y necesario. Urgente porque surge ante la posible instalación de plataformas petroleras offshore en la costa atlántica de la provincia de Buenos Aires. Necesario como el cuidado y la defensa de nuestros bienes comunes.  OPSur / Radio La Revuelta. 

Territorio Crudo – Documental sonoro de 4 capítulos que aborda diferentes aspectos del impacto del modelo extractivista basado en combustibles de origen fósil. OPSur / VacaBonsai

TRABAJOS ACADÉMICOS

Tramas comunitarias frente a políticas extractivistas en territorios habitados – Investigación de María Belén Alvaro sobre Allen, Río Negro y los conflictos en relación a Vaca Muerta. 

Controversias ambientales y producción de energía extrema en Vaca Muerta – apuntes para el debate, artículo de Gabriela Wyzcykier y Juan Acacio sobre los debates y sectores que -de manera desigual- pugnan en torno a la explotación de energías extremas en la Norpatagonia.

LIBROS Y PUBLICACIONES DE COLECTIVOS LATINOAMERICANOS

Como el agua y el aceite. Conflictos socioambientales por la extracción de petróleo: Este libro, íntegramente escrito por mujeres, entrega voces personales y al mismo tiempo colectivas sobre las luchas en los territorios. La desacralización del mito del desarrollo. Una voz libre, honesta, “una voz propia”, que cuestiona el patriarcado en todas sus dimensiones y busca recolocar el cuidado en un lugar central y liberador, asociado de modo indiscutible a nuestra condición humana. 

Minería y fracking, la frontera de Vaca Muerta se extiende a Río Negro: La arena de sílice tarda miles de años en formarse y no es renovable, con la utilización masiva del fracking en yacimientos no convencionales se convirtió en un insumo vital para la actividad petrolera. A Vaca Muerta llegan desde Entre Ríos, Chubut y, recientemente, Río Negro. Conocé quiénes son los empresarios que concentran 22 mil hectáreas en la provincia para extraer arenas y el impacto ambiental, social y económico que generan.

No mires abajo: Un recorrido por lo que vienen alertando los pescadores sobre los impactos de la exploración sísmica.

Golfo San Jorge: resistencias sociales a la exploración en el mar: Antecedentes, conflictos y consecuencias de la exploración sísmica en el subsuelo marino en Argentina.

La Tentación de Esquisto: Libro que reúne publicaciones sobre distintos conflictos sociales, ambientales y económicos producidos por la explotación en Vaca Muerta

PALABRAS CLAVE – EJES: PERSPECTIVAS | TRANSICIÓN | SOBERANÍA | ENERGÍAS RENOVABLES | GENERACIÓN DISTRIBUIDA

AUDIOVISUALES

Serie Documental E – TRANSICIÓN Y SOBERANÍA ENERGÉTICA // seis capítulosA partir de la crítica de este sistema surgen en distintos territorios otras formas de producir, gestionar y consumir la Energía. Una serie de experiencias de Chile, Uruguay y Argentina para mostrar los debates  y perspectivas sobre la transición energética en la región. OPSur / VacaBonsai.

Autosustentables: Transición energéticaPerspectiva antiextractivista. Experiencias locales para pensar la transición energética. Uso de energías renovables en ámbitos educativos, cooperativismo. Canal Encuentro.

Documental: La energía de los pueblosComunidades rurales y urbanas de México y Guatemala, en lucha por una vida digna hicieron la apuesta de producir su propia energía eléctrica. A través de la voz de quienes caminan hacia modelos energéticos justos, populares y sostenibles, el documental permite descubrir experiencias que desafían el sistema, al considerar la energía como un bien común y un derecho para todxs. La Sandía Digital.

¿Energía para quién?Corto animado que busca difundir y visibilizar los impactos en los territorios de las formas y cantidad de producción de energía en Chile invitando a imaginar un cambio de paradigma hacia una sociedad postextractivista. Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales (OLCA) / VacaBonsai.

Diálogos para la transición. Ciclo de charlas en las que se debate sobre el biogás y su  vínculo con el agronegocio y las perspectivas de soberanía energética y alimentaria; el rol de las energías renovables en las políticas públicas, las perspectivas de transición energética a escala comunitaria, pública y cooperativa y un analisis del proyecto de hidrógeno verde en Río Negro. OPSur.

Pensar la Transición Energética Micro entrevistas sobre transición, ambiente y trabajadores de la energía. OPSur.

Transition 2.0 En debates políticos y medios de comunicación aparece de manera recurrente la definición de “energías limpias”. Se usa como sinónimo de energías renovables, y se busca dar la imagen de que existen formas de generar energía que no producen contaminación ni conflictos. En un mundo con recursos finitos, no existen condiciones materiales, ambientales ni sociales para sostener un sistema en eterno crecimiento. Debemos ser conscientes que todo tipo de energía tiene su impacto. Las decisiones que tenemos que tomar es qué impactos somos capaces de aceptar y sobre todo, a cambio de qué. La energía no es solo una cuestión técnica sino también política. Es necesario que encaremos en conjunto una transición energética que no va a tener recetas mágicas como las “energías limpias”, pero tendrá que ser justa y popular.  OPSur/VacaBonsai

PODCAST

Las luces son del pueblo Serie que repasa las distintas miradas sobre el problema de la pobreza energética, la lucha por hacer de la energía un derecho y cómo se conjugan las demandas por justicia socioambiental con la necesidad de vivir mejor con la energía que tenemos. OPSur.

Transición Justa. Un abordaje desde los territorios, los sindicatos, desde el sur global y para el cambio social. OPSur.

TRABAJOS ACADÉMICOS

Experiencias de energías renovables en Argentina. Una mirada desde el territorio. – El proyecto “Energías Renovables en Argentina: Visiones y perspectivas de los actores sociales. Hacia un análisis integral de los Sistemas Tecnológicos Sociales, desarrollo productivo y sustentabilidad socio-ambiental” fue desarrollado por un equipo multidisciplinario conformado por diversas entidades científicas del país (Salta, Quilmes, La Plata, Tucumán) entre los años 2014-2017 y fue financiado por el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), Universidad Nacional de Salta y la Fundación YPF. Coordinadoras: Silvina Belmonte y Judith Franco .

LIBROS Y PUBLICACIONES DE COLECTIVOS LATINOAMERICANOS

Revista Energía y EquidadPublicación que propone un espacio de reflexión sobre la problemática energética desde un abordaje interdisciplinario. El comité editorial de la revista está compuesto por referentes del sector académico, sindical y movimientos sociales de Latinoamérica. 

Transición Justa – Debates latinoamericanos para el futuro energéticoInvestigación en formato informe para descargar, serie de entrevistas y materiales audiovisuales que abordan los debates sobre el rol de les trabajadores en la transición energética. 

Cocinando el EcofeminismoIngredientes para aportar a una transición socioecológica. Taller Ecologista

“Hay que cambiar el sistema, no solo la matriz energética”Entrevista a la socióloga e investigadora Maristella Svampa sobre los desafíos de una transición justa en Argentina y América Latina

MATERIALES EN PDF

Eje: Diagnóstico de situación. Extractivismo. Matriz hidrocarburífera

Eje: Perspectivas- Transición energética

FUENTES DE INFORMACIÓN 

WEBS DE REFERENCIA : ORGANIZACIONES | COLECTIVOS QUE TRABAJAN ENERGÍA

Observatorio Petrolero Sur – OPSur Argentina

EJES – Enlace por la Justicia Energética y Socioambiental Argentina

Taller Ecologista Argentina 

TramaTierra Argentina

Fundación Ecosur Argentina

Fundación Ambiente y Recursos Naturales – FARN Argentina

Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales – OLCA Chile

Red de Acción por los Derechos Ambientales – RADA Chile

CENSAT Agua Viva Colombia

Observatorio de Ecología Política de Venezuela Venezuela 

Acción Ecológica Ecuador

Onergia México

FASE Brasil 

Centro de Documentación e Información Bolivia – CEDIB Bolivia

Red Oilwatch Internacional

WEBS DE CONSULTA GUBERNAMENTALES ARGENTINA

Flujogramas interactivos hasta 2015

¿Cómo se construyeron los flujogramas interactivos? 

Página web del Ministerio de Economía – Balance Energético Nacional actualizado y en Excel, para bajar datos. 

SADI georreferenciado: permite explorar capas interactivas  del mapa de la infraestructura eléctrica. Entre otros elementos, se visualizan las diferentes líneas de tensión y las centrales transformadoras solares, eólicas, térmicas, nucleares e hidráulicas.

Página web de Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa): fuente de datos sobre el Mercado Eléctrico

Río Negro: reclamos por los impactos de la empresa de arenas de fracking NRG  

En Allen, epicentro del fracking en la provincia, vecinas de distintos barrios se organizaron ante la invasión de camiones de arenas de sílice. Alrededor de cien vehículos cargados con unas cincuenta toneladas atraviesan diariamente la ciudad. Denuncian la falta de respuestas y el maltrato de las autoridades locales y provinciales. 

Fotos: OPSur

Por Martín Álvarez Mullally.- Los ruidos son insoportables, en las viviendas se habla a los gritos y los televisores están al máximo. Las camas vibran, las paredes se están rajando y los techos suenan. Los barrios de Allen viven en una nube de polvillo constante que penetra en todos los rincones. Les niñes en la calle jugando es una postal del pasado. El tráfico de camiones de arenas de sílice que genera la empresa NRG es estresante para quienes viven en la zona. Y el cuadro se torna más preocupante en la medida en la que se evidencia que ni la Intendencia, ni la Provincia, están dispuestas a tomar medidas que atenten contra la rentabilidad de la empresa para preservar a la población.

Marcela Garcia es productora frutícola y vive desde hace sesenta años en Calle rural 17, trayecto que conecta la Ruta nacional 22 con la provincial 65. Según ella, la llegada de NRG al Parque Industrial Norte de Allen fue la gota que rebalsó el vaso. Primero pasaban los camiones con materiales para las obras de reforma de la Ruta 22 que llevan más de una década. Luego construyeron el gasoducto entre la planta de Estación Fernández Oro y el gasoducto troncal Neuba, y unos meses después, el acueducto que lleva el agua a la planta de arenas. Ahora, desde 2020 cuando comenzó a operar NRG, hay un tránsito de ochenta camiones diarios. Marcela García no es la única enojada. “Somos unos diez productores, más toda la gente que vive ahí, debemos ser unos cuarenta”, relata. Y explica que en la etapa de cosecha el polvillo daña la fruta durante el transporte, lo que implica que haya dejado de ser fruta de primera, exportable.

A partir de los reclamos de las vecinas en articulación con productores y la Asociación de Productores del Alto Valle (APAV) consiguieron reunirse con NRG, Vialidad Nacional, la Secretaría de Minería, el Consorcio de Riego y Concejo Deliberante. La respuesta fue trasladar parte del tránsito a la calle Martín Fierro. Sin embargo, siguen pasando los camiones que NRG terceriza. 

“Nos está afectando en la salud, en nuestra calidad de vida. No podemos estar tranquilos, estamos todo el tiempo pensando que se nos viene la casa abajo, qué problemas de salud nos va a traer esto”, aporta Verónica Zapata mientras recorre las rajaduras de todas las paredes de su casa. Verónica vive en una hermosa esquina de la calle Martín Fierro en la que con mucho esfuerzo acaban de construir una ampliación.  En su casa vibra todo, los cuadros, los vasos, los platos, la cama. “Hemos reclamado al municipio y no hay solución alguna”, explica. “¿Qué pasa si se cae una casa?”, le plantearon a Mauricio Morales, el presidente del Concejo Deliberante: “el municipio lo cubre”, respondió el funcionario. “¿Qué pasa si alguien fallece en esa caída?”, repreguntó Verónica. “El municipio lo cubre”, volvió a responder el funcionario. “Me respondió así, sin reparo alguno, con un desprecio por la vida que quedé sorprendida”, dice la vecina. 

Graciela Cancelieri es otra de las pobladoras que impulsa los reclamos. Vive en la calle Perón cerca del paso de los camiones y padece los mismo problemas. Para ella las leyes están escritas pero las decisiones políticas no las cumplen. “Nuestra Carta Orgánica municipal tiene un capítulo sobre ambiente y nuestra Constitución provincial es referencia en sus capítulos sobre ambiente, porque habla de `delito ecológico´ que otras constituciones no lo tienen”, explica. Buenas leyes en malas manos, la constante en una provincia donde la Secretaría de Ambiente y Cambio Climático, Dina Migani, es dueña de una empresa de servicios que les vende químicos para fracking a las mismas empresas que, según su función pública, debería controlar. 

Las formas del carácter extractivo

Las vecinas denuncian maltrato institucional y falta de seriedad de parte de NRG, el Deliberante, la intendenta Liliana Martín y Dina Migani. Dicen que en las reuniones dilatan las respuestas, evaden sus responsabilidades y prometen cosas que no cumplen. Para Cancelieri es algo que se repite. “Así como fue la política para instalar al fracking, están haciendo ahora con las arenas. Allen ya es una zona de sacrificio”, afirma. 

Ante los reclamos, resolvieron regar las calles con una mezcla de residuos de pulpa moldeada. “Un producto sucio, oloroso, horrible’”, describen. La idea era que funcione como fijador para no tener que regar muchas veces. Pero una vez seco, el polvillo aparecía igual con mucho mal olor y se pegaba en todos lados.  

En este peregrinar institucional, en 2020 lograron juntar al Secretario de Obras Públicas, al de Planeamiento, al de Gobierno y al de Tránsito. Las hicieron esperar más de tres horas para que se vayan, pero ellas se quedaron e hicieron un acta con los acuerdos: riego de calles, descenso de las velocidades de circulación, cese de tránsito pesado y asfalto. Nada se cumplió. “Vino la pandemia y se paró todo, menos los camiones”, relata Marcela García. 

Romina Reus vive a pasos de la calle Martín Fierro y también describe el periplo que hizo para buscar alguna respuesta. “Llame a la municipalidad y me dijeron que ellos no se encargaban de esto, que era área de la provincia y que tenían una resolución. Me mandaron la resolución que son nueve páginas nada más, donde no hay Estudio de Impacto Ambiental”. Llamó a la delegación central de la Secretaría de Ambiente que queda en Viedma, le contestó una persona que no sabía lo que era una evaluación de impacto ambiental y que le dijo que no podía entregarle información a cualquier persona. Que si quería ver el legajo, tenía que ir hasta Viedma, a 550 km de distancia. Finalmente entregó una nota en la delegación de la localidad de Fernández Oro dirigida a la Secretaría de Ambiente y Cambio Climático, pero todavía no obtuvo respuesta. 

En septiembre de 2021, Dina Migani promulgó la Resolución 975 -la que le entregaron a Reus- que establece el recorrido desde las canteras Bauti, en la meseta rionegrina, hasta la Planta de lavado, secado y clasificación de NRG, en el Parque Industrial de Allen. Allí consta la aprobación del Estudio de Impacto Ambiental y del “Plan Transitorio de Transporte de Arenas” que implica dos etapas y habilita el paso por la zona urbana y rural desde las que surgen las protestas de las vecinas. Así será hasta que NRG acondicione un camino alternativo que la empresa Oldelval tiene en la traza del oleoducto.    

En septiembre de 2022, Rocio Barrios fue parte de la delegación que asistió al Concejo Deliberante. También vive en la calle Martín Fierro y cuenta que cuando mencionaron la resolución que habilitó el transito temporal por el ejido, notaron que los concejales “no tenían idea”. “Nos enojamos porque sentíamos que no nos estaban escuchando y se excusaron diciendo que estaban buscando la información”, explica. Y agrega que cuando relató lo que viven y padecen, el Presidente del Concejo se enojó y manifestó vehemente que no iba a responder porque ella estaba diciendo “barrabasadas y faltándoles el respeto”. 

Algo similar le ocurrió cuando fue a visitar a la intendenta Liliana Martín que la acusó de “maleducada” por un comunicado que Barrios había mandado a una radio. Rocío Barrios se sorprendió en aquel encuentro de que la intendenta no conociera la logística del transporte de la que, según Martín, es la inversión más importante de la historia de Allen. “¿Cómo habilitó los permisos entonces? Nos da mucha indignación e impotencia cómo nos tratan”, concluye. 

Otro maltrato provino de NRG. Su gerente de relaciones institucionales Pablo Casals, ex Secretario de Planificación del ex gobernador Alberto Weretilneck, puso en duda a las vecinas y les exigió material fotográfico que respalde lo que denuncian. 

NRG no respondió las consultas que le realizamos para la realización de este artículo. Igual que había sucedido cuando publicamos otro en enero

Preocupación por la salud de la población

Una de las mayores preocupaciones son los impactos sanitarios. Algunos fueron inmediatos. Marcela Garcia cuenta que su vecina Clarisa tiene 78 años y en 1977 en San Juan sufrió el terremoto de 7,4 que dejó un saldo de 65 muertos y más de 300 heridos. Ahora, con la invasión de camiones de arenas, Clarisa no puede dormir, su casa vibra y ella teme que se le derrumbe encima. “Fue al médico y la mandaron a un psiquiatra para que le receten pastillas para dormir. Para nosotras es terrible, una vecina de esa edad, que trabajó toda la vida en la producción y nunca  necesitó pastillas”, cuenta Marcela García. “¿La solución es empastillar a Clarisa? Porque hay muchas Clarisas en Allen”, concluye.   

Rocío Barrios estudia medicina y para ella es preocupante lo que puede implicar que esto continúe. Su hermano tiene sensibilidad auditiva y está viviendo con los oídos tapados. “Tenemos alteraciones en el ciclo de sueño, eso nos repercute emocionalmente, psicológicamente, físicamente, es muy desgastante”, manifiesta. Explica que las arenas de sílice generan daños pulmonares, que esas afecciones avanzan de manera lenta y silenciosa hasta que se manifiestan en fibrosis, que es un deterioro importante en la capacidad pulmonar. 

Por su parte, para Graciela Cancelieri reclamar es un acción preventiva ante el potencial contaminador de las arenas: “Nosotras no queremos tener a las personas enfermas, queremos prevenir que eso pase”.  

NRG, el enigma

¿Quiénes son los dueños de NRG? Detrás del interrogante, surgen nombres de conocidos políticos que no aparecen en los registros. Entre 2019 y 2020, los empresarios César Oscar Güercio y Damián Strier constituyeron las firmas NRG Argentina, NRG Energía, NRG Air, NRG Construcciones, NRG Materiales, NRG Servicios Petroleros, NRG Transportes, NRG Ultra, NRG Metals Argentina, NRG Oil&Gas, NRG Global. Estas compañías cubren el amplio espectro del negocio de la arena, desde la cantera hasta los pozos de fracking. La financiación proviene de un fondo de inversión canadiense, los dueños no tienen experiencia comercial previa en el sector. Güercio fue dueño de una empresa que vendía pasajes turísticos, fue empleado de Schlumberger entre 2009 y 2012. Strier, por su parte, es docente, tiene un postdoctorado en energías renovables y pasó por la empresa Roch. 

La planta de tratamiento, lavado y clasificación de Allen ocupa un predio de 140 hectáreas. Además, poseé otras 260 hectáreas de canteras y una planta en Ibicuy, en Entre Ríos, y 4100 hectáreas en la meseta de Río Negro. En las plantas hay problemas con los residuos de las arenas. 

Además, las plantas consumen grandes cantidades de agua para  el lavado de las arenas. En el caso de Allen, en abril de 2021, Güercio obtuvo del Departamento Provincial de Aguas un permiso para el uso de 200m³/hora de agua del río Negro y del sistema de riego. El mismo día, la intendenta Martín solicitó el uso de 300 m³/hora para el mismo predio, por lo que NRG cuenta con la autorización oficial para captar 500 m³/hora.  

Pero NRG no solo lava arenas, la empresa fue allanada por Gendarmería Nacional y la AFIP en todas sus sedes en junio de 2022. El allanamiento se realizó a partir de una  denuncia sobre lavado de activos y fuga de divisas a través de sobreprecios en la importación superiores al 300% del valor real. Este año, fue durante varios meses la mayor importadora de equipos del extranjero del sector energético. El Ministro de Economía, Sergio Massa, la denunció por contrabando, lavado de activos y fuga en el Financial Crimes Enforcement Network (FinCen) de Estados Unidos.