Todas las entradas de: Talcahuano

“Las luces son del Pueblo” (informe sobre pobreza energética)

El Observatorio Petrolero Sur [OPSur] es una organización que se formó en 2008 y actualmente tiene grupos de trabajo permanente en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y las provincias de Neuquén y Río Negro (Argentina). “Nuestro desafío principal es lograr que la producción y consumo de energía se haga de forma justa, democrática, saludable y sustentable”, sostiene la citada organización, autora de un interesante y reciente informe (ver bibliografía) sobre el avance, las consecuencias y el combate de la Pobreza Energética en América del Sur.

Según se desprende de su presentación, el OPSur “trabaja las acuciantes problemáticas de energía, ambiente y derechos colectivos con un abordaje holístico. Concibe la necesaria transición hacia otra matriz productiva y energética desde la perspectiva de justicia ambiental y social. En este sentido, su acción estimula y promueve la organización y participación para contrarrestar la concentración de poder, en pos del cambio social y la búsqueda de nuevas vías de desarrollo en armonía con la naturaleza”.

Pues bien, recientemente, el citado Observatorio publicó un interesante informe llamado “Las luces son del Pueblo” y que analiza el avance, las consecuencias y el combate de la Pobreza Energética como fenómeno presente en América Latina. Sus autores, Jonatan Nuñez y Felipe Gutiérrez Ríos, detallan en dicho informe los aspectos primordiales sobre la relación que existe entre la energía, su acceso popular y el flagelo del empobrecimiento energético.

Allí, mencionan datos de esta situación política y social que hoy pinta de un modo muy particular a Suramérica. Y es que en el contexto regional las realidades políticas comparten los padecimientos del avance neoliberal sobre los pueblos y las consecuencias que esto trae aparejadas. Según estiman los investigadores del OPSur, “alrededor de 21,8 millones de personas carecen de acceso a la electricidad” en América del Sur. En este sentido, agregan que “sii bien las condiciones son muy heterogéneas en distintos países, la evidencia indica que la disparidad se agudiza en los sectores rurales y las periferias urbanas”.

Asimismo, Nuñez y Gutiérrez Ríos explican que “aunque no se registran encuestas desagregadas de alcance continental, múltiples indicadores nacionales revelan que la brecha de género en el acceso a la energía es un fenómeno recurrente”. De este modo, “los hogares encabezados por mujeres son especialmente vulnerables”, acotan los especialistas.

En nuestro continente, “la falta de energía, las malas condiciones de acceso, las dificultades de pago de las tarifas y la morosidad endémica de millones de personas son algunos de los elementos que ponen de relieve las consecuencias de un modelo energético que reproduce las desigualdades del sistema económico y social en el que vivimos. Ante esta realidad, en toda América Latina, han surgido diversas experiencias que postulan el acceso a la energía como derecho humano y luchan por su defensa”, arremete el informe con gran lucidez.

Se trata, en efecto, de una importante contribución al análisis regional o latinoamericano de la pobreza energética y de la falta de acceso a la energía como un incumplimiento de los derechos sociales consagrados de nuestros pueblos. Tras comparar y tomar los procesos políticos, sociales y económicos de Uruguay, México y Argentina, ambos autores, evalúan las realidades de las naciones mencionadas y acotan las diferencias vitales con los parámetros que desde Gran Bretaña se toman para calificar el sector energético, las políticas sociales y el acceso a la energía.

Finalmente, Nuñez y Gutiérrez Ríos concluyen: “Los problemas de acceso a la energía no son una deuda ni un “problema” del sistema sino, más bien, la consecuencia lógica del mismo y de sus dinámicas internas que producen “ganadores” y “perdedores”. El dispendio energético de algunos sectores concentrados es la contracara de una misma moneda: el despojo territorial de las poblaciones impactadas por el extractivismo, la destrucción de actividades económicas tradicionales y la falta de acceso a la energía de los sectores de más bajos ingresos. Dinámicas de acumulación por desposesión, muestras del imperante desarrollo desigual y combinado”.

Desde el OETEC, tal como ya fuera expuesto, insistiremos en que cuando hablamos de energía, servicios públicos, derechos y desarrollo humano, cuando nos referimos a la vinculación entre política energética y Estado, debemos prestar especial atención a los números que arrojan los indicadores de Pobreza Energética. Superar este flagelo, es decir, hacer posible que los servicios públicos energéticos de calidad y confiables lleguen a todos y todas, es el primer paso para empezar a caminar.

Empoderar con la energía al Pueblo, cosagrarla como el derecho social que es, promoverla en función del cumplimiento de otros derechos humanos, vincularla al desarrollo y a la mejora de la calidad de vida, humanizarla completamente, son los emblemas que deben guiar en teérminos energéticos a todo proyecto político emancipador, pujante desde lo económico e inclusivo desde lo social.

Bibliografia

OETEC (20/10/2021) Tarifazo y pobreza energética en Brasil: el “lujo” de acceder a una garrafa

OETEC (14/10/2021) España y la reforma eléctrica en pleno tarifazo

OETEC (8/9/2021) Ola de calor y “revolución verde”: España paga la luz más cara de toda su historia

OETEC (26/8/2021) “El costo de la transición energética no puede cargarse sobre las espaldas de los sectores sociales y las naciones más empobrecidas del globo”

OETEC (19/8/2021) “Cumplir con el Acuerdo de París forzará a más personas a la pobreza para 2030”

OETEC (30/7/2021) “El objetivo de des-carbonizar no puede cumplirse claudicando la función social de la energía”

OETEC (30/7/2021) La pobreza energética mata, también en Brasil (murió un hombre tras cocinar con alcohol y el caso conmovió a Lula)

OETEC (23/7/2021) Unión Europea: impuestos al carbono, suba de tarifas y pobreza energética. ¿Los riesgos de una “transición” a toda costa?

OETEC (23/7/2021) Unión Europea: impuestos al carbono, suba de tarifas y pobreza energética. ¿Los riesgos de una “transición” a toda costa?

OETEC (12/7/2021) “Que la oposición tome nota: la política decceso a la energía como derecho es todavía mucho más fuerte en los países centrales”

OETEC (5/7/2021) “Sin energía accesible las naciones se apagan y sus pueblos perecen”

OETEC (28/6/2021) El nuevo Régimen de Zona Fría reducirá la Pobreza Energética

OETEC (12/5/2021) Pobreza energética: los “números” que realmente importan

OETEC (5/5/2021) LIHEAP: el programa de subsidios a la energía que capitalizó más fondos en el “Plan de Rescate” de EEUU contra el Covid-19

OETEC (30/4/2021) Covid y Energía: ¿Qué medidas tomaron los gobiernos del mundo para proteger a los usuarios?

OETEC (24/3/2021) Pobreza e indigencia energética: la herencia flagelante del macrismo

OETEC (18/12/2020) La pobreza energética también es una cuestión de género

OETEC (02/11/2020) Covid-19, crisis y energía: aportes a la des-mercantilización

OETEC (16/03/2020) Pobreza energética, cuestión tarifaria y derechos humanos. El caso de Norma

OETEC (20/12/2019) Pobreza Energética, cuestión tarifaria y derechos humanos. El caso de Mercedes

OETEC (16/10/2019) Pobreza Energética en La Costa: “Soy jubilada de la mínima y debo más de $70.000 por préstamos que saqué para que no me corten la luz”

OETEC (27/09/2019) Pobreza Energética en La Costa: “Debo 30 mil pesos y hace 6 meses que estoy sin luz”

OETEC (10/09/2019) Pobreza Energética en Mar de Ajó: “Debo 50 mil pesos de luz, hace 3 meses que no pago y no tengo ni para comprar velas”

OETEC (15/08/2017) Modelo energético macrista: Uruguay, Pobreza Energética y renovables eólica y solar
http://www.oetec.org/nota.php?id=2761&area=25

OETEC (25/6/2017) Pobreza Energética. Consideraciones políticas y técnicas para un abordaje popular
http://oetec.org/nota.php?id=2655&area=1

OETEC (18/07/2017) ¿”Natural” morirse de frío en la propia casa con la estafa energética del tarifazo? La Pobreza Energética mata…
http://www.oetec.org/nota.php?id=2700&area=1

OETEC (23/06/2017) Invierno y Pobreza Energética: El Congreso debe declarar la Emergencia Energética y Tarifaria para la Patagonia antes que sea demasiado tarde
http://www.oetec.org/nota.php?id=2652&area=1

OETEC (3/03/2017) El empobrecimiento energético del pueblo argentino (estudio a nivel Ciudad de Buenos Aires)
http://www.oetec.org/nota.php?id=%202407&area=%201

OETEC (24/02/2017) Avanza la Pobreza Energética: “Si Cambiemos no cambia, este invierno registrará más muertes por congelamiento que en 2016”
http://www.oetec.org/nota.php?id=2393&area=1

OETEC (6/02/2017) Tarifazo y pobreza energética. Del anarco-mercadismo español al argentino
http://www.oetec.org/nota.php?id=2342&area=1

OETEC (20/07/2016) “Sr. Presidente: el problema es el monóxido de carbono; no el dióxido de carbono”
http://www.oetec.org/nota.php?id=1943&area=5

OETEC (6/07/2017) Primeras víctimas del tarifazo. El genocidio energético debe ser televisado (e incorporado a los muchos fallos contra el tarifazo)
http://www.oetec.org/nota.php?id=1916&area=14

OETEC (6/02/2017) Tarifazo y pobreza energética. Del anarco-mercadismo español al argentino
http://www.oetec.org/nota.php?id=2342&area=1

OETEC (11/05/2017) Carreras (Santa Fe), primera víctima de la pobreza energética: del gas por redes a la leña
http://www.oetec.org/nota.php?id=1807&area=1

OETEC (25/04/2016) La nefasta herencia energética europea: 54 millones de personas y el dilema de “comer o calefaccionarse”. ¿La Patagonia y la Puna ante igual dilema? http://www.oetec.org/nota.php?id=1763&area=1

OETEC (19/7/2016) Genocidio energético: de Gran Bretaña a la Argentina
http://www.oetec.org/nota.php?id=1941&area=1

OETEC (24/02/2016) Pobreza Energética en la Argentina: lejos del éxito británico, camino al fracaso español
http://www.oetec.org/nota.php?id=1594&area=1

OETEC (24/02/2016). “Tarifazo eléctrico y “Pobreza Energética”. ¿De Europa a la Argentina?” http://www.oetec.org/nota.php?id=1560&area=1

OETEC (17/02/2016). Pobreza energética: ¿presente español; futuro argentino?
http://oetec.org/nota.php?id=1572&area=1

OETEC (18/08/2015) Subsidios y pobreza energética en España (respuesta al diario El País)
http://www.oetec.org/nota.php?id=1361&area=1

Informe OPSur Las Luces son del Pueblo
https://opsur.org.ar/wp-content/uploads/2021/11/informe_LAS-LUCES-SON-DEL-PUEBLO.pdf

“Las luces son del pueblo”: análisis de la Pobreza Energética

Por BAE Negocios .- Especialistas del Observatorio de la Energía, Tecnología e Infraestructura para el Desarrollo (OETEC) realizaron un análisis del estudio publicado por el Observatorio Petrolero Sur que hace un recorrido por el contexto regional de las políticas energéticas en los países sudamericanos y el impacto de los gobiernos neoliberales sobre éstas.

El Observatorio de la Energía, Tecnología e Infraestructura para el Desarrollo (OETEC) publicó un análisis realizado sobre un informe presentado por el Observatorio Petrolero Sur (OPSur) que abarca el avance, las consecuencias y el combate de la Pobreza Energética en países de América del Sur.

El OPSur se formó en el 2008 y tiene grupos de trabajo permanente en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y las provincias de Neuquén y Río Negro. Su objetivo como organismo es “lograr que la producción y el consumo de energía se haga de forma justa, democrática, saludable y sustentable”, explican en su presentación.

Entre las premisas que propone, destaca como necesaria la “transición hacia otra matriz productiva y energética desde la perspectiva de justicia ambiental y social”. En este sentido, “su acción estimula y promueve la organización y participación para contrarrestar la concentración de poder, en pos del cambio social y la búsqueda de nuevas vías de desarrollo en armonía con la naturaleza”, mencionan.

En su informe “Las luces son del Pueblo”, analizan específicamente la problemática de la Pobreza Energética como fenómeno presente en América Latina. El mismo está realizado por  Jonatan Nuñez y Felipe Gutiérrez Ríos, quienes que existe entre la energía, su acceso popular y el flagelo del empobrecimiento energético.

Enfocadas sobre este informe, Cristina Alejandra Paredes Navarro y Belén Ennis formularon un análisis en el que relacionan los datos brindados con la situación política y social de Sudamérica: “En el contexto regional las realidades políticas comparten los padecimientos del avance neoliberal sobre los pueblos y las consecuencias que esto trae aparejadas. Según estiman los investigadores del OPSur, ‘alrededor de 21,8 millones de personas carecen de acceso a la electricidad’ en América del Sur. En este sentido, agregan que ‘si bien las condiciones son muy heterogéneas en distintos países, la evidencia indica que la disparidad se agudiza en los sectores rurales y las periferias urbanas'”, destacaron.

Asimismo toman los datos de los autores Núñez y Gutiérrez que señalan que “aunque no se registran encuestas desagregadas de alcance continental, múltiples indicadores nacionales revelan que la brecha de género en el acceso a la energía es un fenómeno recurrente”. De este modo, “los hogares encabezados por mujeres son especialmente vulnerables”, acotan el reporte de OPSur.

Es por ello que, según el informe, “la falta de energía, las malas condiciones de acceso, las dificultades de pago de las tarifas y la morosidad endémica de millones de personas son algunos de los elementos que ponen de relieve las consecuencias de un modelo energético que reproduce las desigualdades del sistema económico y social en el que vivimos. Ante esta realidad, en toda América Latina, han surgido diversas experiencias que postulan el acceso a la energía como derecho humano y luchan por su defensa”.

En esa línea, las especialistas de la OETEC resaltan: “Se trata, en efecto, de una importante contribución al análisis regional o latinoamericano de la pobreza energética y de la falta de acceso a la energía como un incumplimiento de los derechos sociales consagrados de nuestros pueblos. Tras comparar y tomar los procesos políticos, sociales y económicos de Uruguay, México y Argentina, ambos autores, evalúan las realidades de las naciones mencionadas y acotan las diferencias vitales con los parámetros que desde Gran Bretaña se toman para calificar el sector energético, las políticas sociales y el acceso a la energía”.

“Desde el OETEC, tal como ya fuera expuesto, insistiremos en que cuando hablamos de energía, servicios públicos, derechos y desarrollo humano, cuando nos referimos a la vinculación entre política energética y Estado, debemos prestar especial atención a los números que arrojan los indicadores de Pobreza Energética. Superar este flagelo, es decir, hacer posible que los servicios públicos energéticos de calidad y confiables lleguen a todos y todas, es el primer paso para empezar a caminar”, analizaron desde la OETEC.

Crean espacio en la Universidad del Comahue para debatir sobre transición agroalimentaria y energética

Este viernes se presenta la “Cátedra libre de transición agroalimentaria y energética” de la Universidad Nacional del Comahue. “Desde hace 10 años la situación petrolera en la provincia de Río Negro cambió, empezó la explotación en las localidades de Fernández Oro y Allen sobre la tierra que durante 100 estuvo destinada a la actividad agropecuaria”, contextualiza Agustín González, el coordinador de la Cátedra libre.

Foto: Fabián Ceballos

Por OPSur .- El viernes 26 de noviembre desde las 17 se presenta de la Cátedra libre de transición agroalimentaria y energética, una propuesta de la Facultad de Ciencias Agrarias (FACA) de la Universidad Nacional del Comahue, la Mesa de transición productiva y energética de Río Negro y el Observatorio Petrolero Sur. En la jornada “Entre la producción de alimentos y el fracking” se debatirán “Los por qué y para qué de una transición agroalimentaria y energética”. Buscando pistas para pensar la región, además, se entrevistará a integrantes de la Plataforma de Trabajadores y Campesinos sobre el Agua y la Energía de Brasil.

La Cátedra libre es la continuidad de un equipo de trabajo que en 2019 presentó el documento “Más allá de la renta petrolera” y que, tras el parate por la pandemia, volvió a reunirse este año. Si bien todavía falta cumplimentar algunos pasos formales para que la Cátedra sea aprobada por la Universidad Nacional del Comahue, decidieron dar a conocer su actividad. “No queríamos terminar el año sin presentarnos ante la sociedad como espacio de Cátedra libre que es un espacio que nació en el 2018, a través de la puesta en debate la necesidad de la transición energética y agroproductiva”, explica González, quien es docente de la Facultad de Agrarias.

Desde hace 10 años la situación petrolera en la provincia de Río Negro cambió, empezó la explotación en las localidades de Fernández Oro y Allen sobre la tierra que durante 100  estuvo destinada a la actividad agropecuaria, que se basó en la obra del dique Ballester y todo el sistema de canales, que dio vida y trabajo, que organizó el Valle”, explica González.

“Lo que antes era una actividad que estaba en el secano, en la meseta, se empezó a instalar con velocidad creciente en el valle. La situación cambia drásticamente, no solo por la cercanía con los centros poblados, sino porque se está avanzando en zonas agrícolas, productivas, fértiles que tienen actitud extraordinaria para cualquier otra producción agrícola”, describe.

“La tierra que el chacarero con su trabajo, con su esfuerzo y el Estado con su inversión lograron que pudiera producir alimentos, hoy va siendo ocupada por una actividad cortoplacista”, concluye.

La Cátedra libre busca promover la articulación entre el conocimiento académico y los saberes locales, en particular desde las disciplinas vinculadas a la producción agroalimentaria, con los debates en torno a la necesidad de una transición productiva y energética en la Norpatagonia, donde la extracción hidrocarburífera compite por el suelo históricamente destinado a otros usos productivos. Ante este escenario, quienes la impulsan entienden que es necesario fomentar entramados productivos que prioricen el respeto por la naturaleza para construir agroecosistemas que contemplen la diversidad, la equidad y la sustentabilidad

Con ese horizonte, la jornada de presentación del espacio se tituló “Entre la producción de alimentos y el fracking” y pretende ofrecer un contorno de debate. El panel principal se titula “Los por qué y para qué de una transición agroalimentaria y energética”. Allí expondrán la decana de la Facultad de Ciencias Agrarias, Graciela Nievas, el docente universitario e integrante de Taller Ecologista Jorge Chemes; Karina Zon de la Unión de Trabajadores de la Tierra de Río Colorado, y Gilberto Huilipan de la Zonal Xawvnko Confederación Mapuce de Neuquén. 

Por otro lado, Tatiane Paulino, del Movimiento de Afectados por Represas (MAB) y a João Moares, de la Federación Única de Trabajadores del Petróleo de Brasil, serán entrevistados sobre el Proyecto Energético Popular propuesto por la Plataforma de Trabajadores y Campesinos sobre el Agua y la Energía.

La presentación de la Cátedra libre de transición agroalimentaria y energética será el viernes 26 de noviembre a las 17 por el canal de YouTube de la Facultad de Ciencias Agrarias. 

 

26/11| Lanzamiento: hacia una Cátedra Libre de Transición Agroalimentaria y Energética

“Entre la producción de alimentos y el fracking” será una jornada de reflexión y debates en el marco de la pre Cátedra Libre de Transición Agroalimentaria y Energética, una iniciativa de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional del Comahue y el Observatorio Petrolero Sur.  La invitación es para el viernes 26/11, a las 17, por el canal de YouTube de la Facultad de Ciencias Agrarias.   


La Cátedra Libre de Transición Agroalimentaria y Energética persigue promover un ámbito que articule el conocimiento académico y los saberes locales -en particular los de las disciplinas vinculadas a la producción agroalimentaria, con debates que abordan la necesidad de una transición productiva y energética en la Norpatagonia Argentina, donde la extracción hidrocarburífera compite en el territorio por el suelo históricamente destinado a otros usos productivos. Ante este escenario, entendemos que es necesario fomentar entramados productivos que prioricen el respeto por la naturaleza para construir agroecosistemas que contemplen la diversidad, la equidad y la sustentabilidad. 

En esta oportunidad, la Jornada busca reflexionar sobre el avance del extractivismo y la pérdida de tierras productivas agroalimentarias para enriquecer alternativas a las políticas públicas basadas en la expansión de la explotación hidrocarburífera.  En ese marco recuperaremos experiencias y problemáticas del contexto productivo y energético en la Norpatagonia a partir de los aportes de investigadoras e investigadores, docentes y activistas de organizaciones sociales. Además, compartiremos una entrevista con integrantes de la Plataforma de Trabajadores y Campesinos sobre el Agua y la Energía de Brasil para conversar sobre el Proyecto Energético Popular que promueven.

Participarán de la actividad Esteban Jockers, Vicedecano de la Facultad de Ciencias Agrarias (UNCo); Agustín González, Docente de la Facultad de Ciencias Agrarias (UNCo) y coordinador de la Cátedra Libre; Mariana Fernández Massi, Docente de la Universidad Nacional de Moreno (UNM) y economista de EJES; Graciela Nievas, Docente, Investigadora y Extensionista de la Facultad de Ciencias Agrarias (UNCo); Jorge Chemes, Docente de la Universidad Nacional de Río Negro, miembro de Taller Ecologista y del Observatorio de la Energía y la Sustentabilidad (UTN); Karina Zon, de la Unión de Trabajadores de la Tierra Río Colorado-Río Negro y Gilberto Huilipan, Zonal Xawvnko Confederación Mapuce de Neuquén. 

La entrevista estará a cargo de la periodista Emiliana Cortona, quien conversará con Tatiane Paulino, del Movimiento de Afectados por Represas (MAB) y con João Moares, de la Federación Única de Trabajadores del Petróleo de Brasil (FUP-CUT) para conocer el Proyecto Energético Popular de la Plataforma de Trabajadores y Campesinos sobre el Agua y la Energía de Brasil. Durante el intervalo, además, proyectaremos el estreno del videoarte Des-Componer, de las artistas regionales Belu Bijarra y Fara Mascad.


                                                             

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                    

17/11 | Hidrógeno Verde y Extractivismo. ¿Hacía dónde vamos?

Un conversatorio virtual para pensar en el futuro de los extractivismos y la promoción del hidrógeno como vector energético.

Mirá el registro de la actividad

17/11 | Territorios en disputa

Impactos de la actividad petrolera en el mar. Participamos del conversatorio impulsado por las maestrías de Gestión ambiental metropolitana y Hábitat y pobreza urbana en América Latina de la Universidad de Buenos Aires.

Mirá el registro de la actividad

Pujas que la transición energética no disuelve 

Por Gustavo Lahoud* .- La humanidad atraviesa una dolorosa etapa caracterizada por el avance de la precariedad en diversas dimensiones fundamentales de la vida comunitaria. El contexto internacional pandémico ha acrecentado la ominosa percepción de la volatilidad e incertidumbre reinantes sobre el devenir de la coyuntura global, atravesada por multiplicidad de conflictos e intereses contrapuestos entre actores estatales y privados con amplia capacidad de proyección de fuerzas. Esta delicada situación no resulta extraña ante los ojos de analistas y observadores atentos de la realidad mundial, regional y nacional, sobre todo teniendo en cuenta el dominante escenario de excepción e incertidumbre.

Foto: Asamblea por un Mar Libre de Petroleras

Si observamos las tendencias del juego geoestratégico de la energía en el orden mundial, parecen escenificarse agendas que promueven intereses contrapuestos en algunos casos y complementarios en otros. Nos referimos puntualmente a algunos de los debates que surcan la problemática energética mundial y que se relacionan con los discursos de las llamadas transiciones productivas energéticas (1). Esto supone dar cuenta de la profundidad y el alcance de algunas fuerzas identificables que están en plena evolución en el sistema internacional. 

Una de ellas remite al debate creciente sobre la relevancia estratégica del cambio climático y la prioridad que muchos países, Tratado de París mediante, comienzan a darle a la planificación de políticas públicas. Esto se sostiene en objetivos múltiples: desde la descarbonización de los sistemas de producción de energía hasta la intensificación de las inversiones, tanto en energías no convencionales renovables como en procesos crecientes de eficiencia energética orientados al logro de comunidades más resilientes y sustentables, a la luz de los compromisos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) que los distintos países internalizan en sus procesos decisorios (2). 

Este debate está en pleno desarrollo en el contexto mundial. La asunción de la administración Biden en Estados Unidos, que prometió reducir a la mitad las emisiones de gases contaminantes para 2030 en la Cumbre Climática de 2021, es una de las tendencias que resulta fundamental observar en el mediano y largo plazo (3).

También vale mirar la larga marcha de la Unión Europea en el logro de políticas más sustentables, ligadas a la desfosilización (4) de sus matrices energéticas y a la introducción paulatina de nuevas fuentes renovables de generación junto con un enfoque sistémico oferta-demanda centrado en la búsqueda de mayor eficiencia y reducción de la intensidad energética (5) de sus sistemas. O la apuesta creciente de China (6), tanto  por las nuevas energías como por el desarrollo de otras fuentes como la nuclear o la hidroeléctrica. 

Estos procesos identificados forman parte, de una u otra manera, del complejo debate creciente por las denominadas transiciones productivas energéticas que asume diversas caracterizaciones en función de las geografías concernidas. Si bien no es objetivo de este documento trabajar en particular la identificación de estos enfoques, resulta esencial señalar que las tendencias hacia las transiciones energéticas y los cambios productivos implicados no se instalan en dinámicas de carácter universalista que disuelven contradicciones e intereses contrapuestos en la arena internacional, tan variada y asimétrica en términos de distribución y capacidades de poder, sino que deben ser descritas y comprendidas bajo las particulares condiciones objetivas reinantes en las distintas geografías regionales y nacionales. Dicho esto, es importante considerar que este debate sobre las transiciones opera en distintos niveles de análisis desde lo mundial- con el protagonismo de los organismos internacionales (7) en estos debates, hasta lo regional, lo nacional y aún los niveles subnacionales (8) de gobierno.

Por otro lado, una de las tendencias en dinámica permanente, está asociada a la promoción de procesos de exploración y posible explotación en lo que denominaríamos áreas de difícil acceso en lo que respecta a la geoestrategia hidrocarburífera mundial. Así, desde los nuevos recursos no convencionales, como el esquisto o shale con particular relevancia, hasta diversos tipos de crudos pesados y extrapesados que pueden alojarse en cuencas sedimentarias onshore u offshore constituyen uno de los ejes de las apuestas inversoras protagonizadas, en las últimas dos décadas, por las grandes firmas trasnacionales occidentales de la energía. Incluso grandes empresas con fuerte impronta estatal o de control mixto, como se observa desde Rusia hasta China y algunos países asiáticos, africanos y latinoamericanos. (9)

Foto: Asamblea por un Mar Libre de Petroleras

Estas estrategias, sin embargo, deben ser permanentemente evaluadas al compás del avance de las tendencias relacionadas a la dinámica del cambio climático y las transiciones. Aún así, es importante tener en cuenta que desde 2003 hasta 2014, en momentos en que se produjeron dos grandes olas de incrementos de los precios de los commodities energéticos y alimenticios, tanto las grandes empresas trasnacionales como empresas nacionales de hidrocarburos protagonizaron pujas crecientes por el control de recursos fósiles de difícil acceso (10), según la denominación del analista Michael Klare.  Ese ciclo alcista fue interrumpido por la crisis financiera de 2008 y desde 2015 estamos ante escenarios de mayor incertidumbre y volatilidad, con persistentes problemas para el crecimiento sostenido de las economías.

A su vez, en ese gran juego geoestratégico descrito, las aguas del golfo de México, el litoral marítimo del presal brasileño, Vaca Muerta en la cuenca neuquina en Argentina y posiblemente el Atlántico Sur con sus recursos hidrocarburíferos y minerales alojados en la amplia Plataforma Continental Argentina, son algunos de los puntos críticos que pueden constituirse en áreas de creciente interés en la mirada de las grandes compañías hidrocarburíferas mundiales.

Por cierto, los EEUU hace ya quince años que han consolidado la llamada revolución hidrocarburífera no convencional, que les ha permitido erigirse en un gran productor de hidrocarburos al punto que las relaciones de fuerza en el mercado petrolero y gasífero mundial, orientadas en las últimas décadas a la preeminencia de los grandes productores del Cercano Oriente y la relevancia de Rusia, se desbalancearon paulatinamente al compás del aumento persistente de la oferta interna de hidrocarburos que los EEUU consolidaron (11). Esa apuesta tuvo como uno de los principales destinatarios a los países exportadores de la OPEP, que en la última década intentan ajustes permanentes en los niveles de oferta de hidrocarburos, con el objetivo de neutralizar en parte la creciente oferta de los EEUU con su posible incidencia en una baja persistente de precios y, simultáneamente, con el fin de matizar la creciente relevancia de la producción no convencional. Este esquema de pujas volátiles e inciertas van de la mano de fuertes apalancamientos financieros en el mercado de Wall Street que, al momento del estallido de la pandemia de la Covid-19, implicaron que miles de puestos de trabajo y muchas empresas hidrocarburíferas de mediano porte sufrieran pérdidas masivas en el reacomodo violento que se produjo desde abril de 2020 con la baja abrupta de precios como consecuencia de la caída en picada de la demanda. (12)

Por su parte, es importante tener en cuenta que las dinámicas extractivas hidrocarburíferas y mineras en distintos contextos regionales están crecientemente atravesadas por enfoques rentísticos financieros, orientados a valorizar reservas existentes en períodos de tiempo más estrechos. La perspectiva es que la llamada “ventana de oportunidad” que queda disponible en el sistema internacional para la maximización de los procesos extractivos mineros e hidrocarburíferos comience a cerrarse en función del avance paulatino de las agendas de transición hacia matrices energéticas más diversificadas. En ese sentido, no resulta extraño que en la República Argentina se discuta la viabilidad técnica operativa y la aceptabilidad social de la puesta en marcha de una normativa destinada a promover las inversiones petroleras y gasíferas a gran escala (13), con el foco en la maximización productiva con finalidad exportadora por un plazo de dos décadas. Este tipo de propuestas requieren de significativos apalancamientos financieros y de importantes incentivos a través de renovados subsidios a la oferta y desgravaciones impositivas adicionales, en un contexto en el que las empresas podrían disponer libremente de porcentajes relevantes de divisas y de cuotas mayores de exportación. Este escenario, en una economía estructuralmente orientada a la exportación de bienes hidrocarburíferos con el objetivo de “cerrar” la brecha de dólares necesarios para el pago de los compromisos financieros externos, nos deja permanentemente ante otras encrucijadas de difícil resolución. Entre ellas, la puja creciente por el acceso al mercado cambiario que este conglomerado oligopólico de empresas hidrocarburíferas impone constituye uno de los aspectos más conflictivos, ya que genera permanentes desequilibrios en la estructura productiva argentina. (14)

Asimismo, si se observa la creciente proliferación de medios y capacidades en las regiones marítimas que implican el despliegue de presencia naval permanente a través de navíos de superficie y fuerzas submarinas, vigilancia de amplio espectro y control satelital georeferenciado, puede comprenderse parte de las estrategias de proyección de poder de Estados Unidos, China, Rusia o incluso Gran Bretaña. Aquí se estima prioritario profundizar una línea de observación y análisis ligada a nuestra realidad geopolítica marítima.

Foto: Florencia Guzzotti

En efecto, en nuestro Atlántico Sur, la Plataforma Continental Argentina extendida hasta las 350 millas, un área que abarca más de 6.500.000 kilómetros cuadrados, puede constituirse en una de las regiones más dinámicas e inestables en los tiempos venideros. Allí, pesca e hidrocarburos configuran dos ejes de las maniobras tácticas permanentes de los actores, fundamentalmente aquellas desarrolladas por la potencia ocupante Gran Bretaña a través del gobierno kelper. La riqueza material de los isleños ha sido construida a partir de la super explotación ictícola en las últimas tres décadas, situación que permitió la apertura de una nueva estrategia de exploración y futura explotación hidrocarburífera en las zonas marítimas adyacentes a nuestras Islas Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur. 

Por su parte, la República Argentina, en los tramos finales del segundo gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, pareció responder a esta preocupante presencia geoestratégica extranjera en las regiones suroccidentales a través del denominado proyecto Pampa Azul. Esta propuesta intentó erigir una acción de naturaleza interministerial con el objetivo de sistematizar y profundizar el conocimiento de las riquezas naturales presentes en la Plataforma Continental Argentina, junto con el nacimiento de una arquitectura normativa que implicó la creación de Áreas Marinas Protegidas y otro tipo de santuarios marítimos. Este esbozo de programática marítima es, por el momento, una gran apuesta con muy poca claridad geoestratégica, ya que no se han definido, con pertinencia y especificidad, las actividades y misiones ligadas a la proyección de presencia, control, vigilancia y preservación, al tiempo que la dinámica que se impone en la presente coyuntura parece más bien orientada hacia el peligroso despliegue de proyectos exploratorios y productivos en amplias zonas de nuestra Plataforma, desde la Cuenca Argentina Norte hasta la Cuenca Malvinas Oeste y la Cuenca Austral. En esta línea, durante el último año del gobierno de Cambiemos se otorgaron 18 permisos de exploración a un conjunto de consorcios liderados por importantes empresas hidrocarburíferas multinacionales como Equinor, Shell, Total, BP, ExxonMobil, Tullow Oil, Qatar Petroleum, entre otras, en asociación con socios locales como YPF, Tecpetrol, Pluspetrol y Pan American Energy. 

Foto: Florencia Guzzotti

Esta delicada situación se ha expuesto abiertamente a comienzos de julio de 2021, en ocasión de las audiencias públicas convocadas por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, a los efectos de dar a publicidad los informes de impacto ambiental relacionados con los estudios sísmicos exploratorios encarados en tres de estas áreas adjudicadas en 2019 en la cuenca Argentina Norte. En efecto, la inexistencia de una planificación sistémica relacionada con el proyecto Pampa Azul orientada a la proyección de presencia y control ligada a la adecuada preservación de nuestra biodiversidad marina parece haber sido reemplazada por una yuxtaposición equívoca de intereses concretos relacionados con la prioritaria puesta en valor de las posibles reservas hidrocarburíferas en amplias áreas de nuestra Plataforma Continental Argentina. Ello implica no sólo una ominosa amenaza a la integridad de la biodiversidad marina presente y futura, provocada por el avance de actividades hidrocarburíferas en zonas ligadas a la actividad ictícola, sino que también distorsiona la factibilidad de pensar una estrategia integral de preservación y uso racional y sostenible de nuestras áreas marítimas, al tiempo que se consolida el peligroso escenario de presencia británica colonial en simultáneo con el avance de la explotación ictícola desplegada por potencias asiáticas y europeas. En definitiva, ante este escenario, el proyecto Pampa Azul se convierte en un castillo de arena.

En definitiva, este complejo cuadro internacional y regional descrito parece estar en vías de “normalización” parcial a medida que los precios y la economía muestran niveles de recuperación, aunque dispar y heterogénea, desde el último trimestre de 2020 y confirmada con los números del primer semestre de 2021. Sin embargo, el panorama de incertidumbre, conflictividad y volatilidad, asociado a la posible intensificación de las disputas geoestratégicas entre China y EEUU y EEUU y la Federación Rusa, por citar dos de los ejes de tensión en el sistema internacional, deberían hacernos reflexionar sobre la actitud de paciencia estratégica que es necesario priorizar en este contexto turbulento.

En ese escenario, resulta prioritario recuperar un juicioso ejercicio de planificación estratégica situacional aplicado a las políticas energéticas, orientado a la priorización de los objetivos de disponibilidad, accesibilidad y sostenibilidad ambiental mediante la formulación e implementación de procesos integrales oferta demanda de diversificación paulatina de la matriz energética con perspectivas orientadas a la concreción de acuerdos territoriales concretos de cooperación e integración energética entre nuestras comunidades hermanas sudamericanas. 

*Licenciado en Relaciones Internacionales, Universidad del Salvador. Magister en Defensa Nacional (ex EDENA, actual UNDEF). Analista e investigador en geopolítica de la energía en IDEP (ATE). Docente universitario USAL.

1- Chemes y Bertinat. (2020). Las Transiciones energéticas. Taller Ecologista. https://tallerecologista.org.ar/las-transiciones-energeticas/ 

2- Linares, P. (2020). Visiones globales de la transición energética. Economics of Energy Blog. https://economicsforenergy.wordpress.com/2020/01/22/visiones-globales-de-la-transicion-energetica/

3- BBC News Mundo. (22/4/2021). Cambio climático: Biden promete recortar las emisiones de CO2 de EEUU a la mitad para finales de década. BBC. https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-56850415 

4- La Unión Europea trabaja desde hace cuatro décadas en políticas de eficiencia energética con programas compartidos que deben supervisarse permanentemente y que establecen mandatos en función del logro de mejores estándares de eficiencia en los sistemas energéticos. Asimismo, países como Alemania, Dinamarca, Suecia, España, Holanda, entre otros, han encarado en las últimas tres décadas programas de desarrollo paulatino de energías renovables.

5- La intensidad energética es un indicador fundamental para medir el grado de eficiencia energética de los sistemas. Fundamentalmente, se trata de medir los ratios de consumo de energía en función de cada unidad de producto generado por la economía. En tal sentido, algunos de los grandes retos que enfrenta la humanidad a la hora de reducir la intensidad de los sistemas energéticos, es el caso del transporte automotor público y privado, que es uno de los sectores de usos finales de la energía que tiene los mayores estándares de consumo del mundo. Luego, las industrias y los hogares son los otros sectores clave en los que es importante avanzar en menos consumo de energía por unidad de producto.

6- ATEGI. (7/6/2021). China y el reto de la transición energética. ATEGI. China y el reto de la transición energética – Ategi

7- La Organización Internacional del trabajo (OIT) plantea, en los últimos años, un enfoque centrado en la llamada Transición Justa en las economías mundiales, y para ello convoca a reuniones tripartitas con los sectores gubernamentales, empresariales y sindicales de sus países miembros. Estos debates giran en torno a diversos ejes que cruzan las dinámicas sectoriales de las economías, los procesos de descarbonización, la creación de condiciones adecuadas para la creación de nuevos empleos dignos y el desarrollo de la denominada economía verde. Asimismo, distintas agencias de las Naciones Unidas y foros de organizaciones no gubernamentales, entre otros, han encarado convocatorias bajo la enigmática frase de Nuevo Acuerdo Verde (Green New Deal).

8- En este aspecto, pueden señalarse los procesos ligados a las ciudades sostenibles, que incorporan debates tendientes a nuevos esquemas de planificación de las actividades económicas y de los bienes públicos provistos en las urbes a los efectos de mejorar los estándares de eficiencia en el funcionamiento del sistema socio-urbano. Junto con ello, se centran las miradas en la construcción de hábitats dignos, con la mirada puesta en el mejoramiento de la calidad de vida y en la lucha contra las desigualdades crecientes en los espacios públicos urbanos y periurbanos.

9- Robinson, A. (24/12/2001). El nacionalismo de los recursos energéticos desata una nueva guerra fría. La Vanguardia

10- Klare, M. (17/5/2013). De cómo la escasez de recursos y el cambio climático podrían producir una explosión global. Marxismo crítico

11- Muciño, Francisco. (24/4/2017). Estados Unidos ya ganó esta guerra: la seguridad energética. Alto Nivel.

12- Chaves B, O. (2020). Visión energética del próximo presidente de los Estados Unidos. GRAVITON

13- Gustavo Lahoud y Claudio Lozano, Apuntes sobre la situación energética, UP-IPYPP, agosto 2021.

14- Ídem.

La promoción del hidrógeno como vector energético

Descargá el informe  sobre hidrógeno verde y los negocios en tiempos de transición.

“Humo verde” no es un título deseado, es un título impuesto. Impuesto por quienes transforman la urgente y necesaria transición energética en un negocio y las posibles soluciones, en nuevos problemas.

Descargá el informe completo.

Como adelantamos, se trata de una serie de notas y comentarios en torno a un tema que se puso de manera meteórica en agenda, del que poco se sabe, pero suena bien. En el primer apartado hablamos del hidrógeno en general, qué es, qué representa cada color y por qué los países del Norte Global pretenden incorporarlo a sus matrices energéticas en pos de la propia descarbonización. También aquí recogemos las dudas que existen sobre el hidrógeno como vector energético en términos de eficiencia y de impactos socioambientales.

En el segundo apartado nos enfocamos en Argentina y las políticas de promoción vigentes. Nos preguntamos quiénes impulsan la producción de hidrógeno, para qué, y qué pasa con Vaca Muerta y el gas de yacimientos no convencionales, ¿se complementa con el fracking o representa una amenaza?

Luego nos enfocamos en Río Negro y la carrera de la gobernadora Arabela por transformar la provincia en vanguardia de la producción de hidrógeno verde. El protagonismo del gobierno e instituciones alemanas en este impulso, así como las dudas e inconsistencias que encontramos en el Informe Fraunhofer y el Plan Estratégico Hidrógeno Verde Río Negro, los únicos documentos oficiales que se difundieron hasta el momento.

En el último apartado, reflexionamos en torno a la necesidad de avanzar hacia una transición energética justa y popular, que implica cambios sistémicos y no nuevos nichos de negocios.

Son una serie de notas y comentarios sobre un proceso en desarrollo, dinámico en función de anuncios que desbordan los canales de información, pero para nada cambiante en relación a los debates de fondo. La avalancha de noticias no mueve el eje de las discusiones que pretendemos plantear.

 

11/11 | El futuro de las energías renovables y rol del hidrógeno verde

En el marco de la serie de encuentros Diálogos para la transición, desde el Observatorio Petrolero Sur convocamos a la tercera jornada para hablar del futuro de las energías renovables y rol del hidrógeno verde. La invitación es para el jueves 11 de noviembre desde las 16 en nuestro canal de YouTube.

En esta oportunidad nos acompañarán Judith Franco, quien trabaja en el Instituto de Investigaciones en Energía No Convencional (INENCO) de la Universidad Nacional de Salta y coordinó el equipo de investigación autor del libro “Experiencias de Energías Renovables en Argentina. Una mirada desde el territorio”; Jorge Chemes, quien es miembro de Taller Ecologista, del Grupo de Trabajo Latinoamericano Energía y Equidad y del Observatorio de Energía y Sustentabilidad de la Universidad Tecnológica Nacional; y Leonardo Salgado, miembro de la Mesa de Transición Energética y Productiva de Río Negro y de la Asamblea Socioambiental de Cipolletti y coautor del informe “¿Humo Verde? Notas y comentarios sobre la promoción del hidrógeno como vector energético”, de próxima publicación.

El objetivo de este encuentro es recuperar experiencias de generación renovable de media y baja potencia; analizar qué necesidades buscan cubrir, en qué etapas están, cuáles son los principales inconvenientes (financieros, tecnológicos, políticos) que deben afrontar y cuáles sus potencialidades en una perspectiva de Transición Justa y Popular. Y también nos convoca el anuncio de la producción a gran escala de hidrógeno verde. ¿Hay una agenda no corporativa para el hidrógeno verde? ¿Cómo se inserta en una perspectiva de transición energética y productiva para la región?

“Sáquennos de acá”: Rodeado por 52 pozos, un barrio de Allen reclama su relocalización

El barrio Calle Ciega 10 en Allen está rodeado. A un kilómetro de las casas hay 52 pozos de fracking. Pese a que venció el plazo judicial para informar sobre sus actividades, YPF todavía no se comunicó con las vecinas. Hartas, ellas reclaman: “que nos saquen de acá”.

Fotos Martín Alvarez Mullaly / OPSur

 

Por Fernando Cabrera / OPSur.La titular del Juzgado Civil Nº5 con asiento en Fiske Menuco (Gral Roca) de Río Negro, Laura Fontana, emitió la semana pasada una dura resolución, por la que obligó a YPF a informar sobre sus acciones, en un plazo no mayor a cinco días, a las y los vecinos de Calle Ciega 10 de Allen. La medida fue bien recibida por las vecinas que impulsan el amparo colectivo. Sin embargo, cumplido el plazo fijado por la magistrada, la petrolera de bandera no se comunicó con las familias afectadas. El barrio se ubica a 300 metros de cinco pozos de fracking y a menos de un kilómetro de otros 52 pozos, situación similar a la que se encuentra la escuela primaria N° 7, y necesita respuestas urgentes porque sufren un profundo deterioro de su calidad de vida.

Mapa Javier Grosso. En color naranja está el barrio, las otras marcas señalan las locaciones de YPF.

 

La medida no sólo alcanzó a la petrolera controlada por el Estado, la jueza también intimó a los gobiernos provincial y municipal a dar cuenta de la situación habitacional y de las “medidas conducentes para evitar que los asentamientos continúen avanzando en la Calle Ciega 10, proponiendo un programa asistencia para el acceso a una vivienda”. Finalmente, también convocó a una mediación, en el marco del Superior Tribunal de Justicia, para discutir posibles soluciones entre las familias y la empresa. 

Tras esa definición judicial todas las familias del barrio comenzaron a reclamar la relocalización. Roxana Valverde, una de las referentes, aseguró: “La idea de nosotros es que nos saquen de acá, porque a ellos [YPF] no los vamos a sacar. Es una empresa muy grande. Nos dimos cuenta de que contra ellos no podemos”. La vecina también reclamó, como medida inmediata, que la empresa pague la medicación y los tratamientos que no cubre el sistema público a les adultes y niñes con problemas de salud. “La mayoría de los vecinos vive con dolor de cabeza, dolor de panza, con diarrea, con vómitos”, subraya.

Rosana Valverde

Evelyn Valverde, que vive desde niña en Calle Ciega 10, tiene malos recuerdos de la llegada del fracking. “Cuando empezó todo el tema de las petroleras a mi papá se le rompió la casa. Pasaban muchos camiones con maquinarias arriba que eran muy pesadas y pasaban por al lado de las casas. Las paredes se empezaron a rajar y abrir y ahora están más abiertas por el paso de los años”, explica.

Evelyn Valverde

“No quiero estar cerca de acá. Porque ya sabemos lo que es. Ya lo vivimos y sabemos lo que se genera. Ellos dicen que no hace daño pero para mí sí. Que nos ayuden por favor, por mí y por mi nieto”, pide Jorgelina Soto. Hace 38 años Soto se mudó al barrio porque quedaba cerca de la chacra donde trabajaba. Allí crio a nueve hijos y todavía convive con dos de ellos y un nieto. “Es una contaminación muy grande. Yo me he sentido mal, con dolor de estomago, estuve enferma, internada muy mal, y quiero salir de acá de este barrio”, asegura.

Jorgelina Soto