Todas las entradas de: Talcahuano

“No hay necesidad de correr la frontera hidrocarburífera”

Por Andrea Principe/ Radio Provincia AM1270.- Esta mañana, Siete Colores charló con Víctor Quilaqueo, integrante del Observatorio Petrolero Sur, sobre la exploración offshore en la costa Atlántica. El integrante del Observatorio Petrolero Sur, dijo que las aguas argentinas no están en los mapas de los proyectos hidrocarburíferos.

Sobre las consecuencias que traen aparejadas las exploraciones, el especialista contó que están “siguiendo la temática, sobre todo el avance de las empresas de hidrocarburos en cuanto a la explotación de Vaca Muerta desde 2018 y 2019, y vemos que hay una necesidad de correr la frontera mar adentro, que sería explorar para ver si existen o no los reservorios que se supone debería haber en los fondos marinos”.

En ese marco, consideró que “hay un reporte intencionado para ocultar el impacto socioambiental y priorizar el enfoque macroeconómico. El movimiento socioambiental está pidiendo en estos momentos que se mire el impacto”.

Quilaqueo expresó sobre la exploración que “es lo que se está autorizando para las aguas frente a la Provincia de Buenos Aires, tenemos un hecho gravísimo en el Golfo San Jorge, cuando en el 2009 la empresa Pan American Energy hizo exploración sísmica durante dos meses con la misma técnica que se va a implementar en altamar y eso provocó una disminución casi total de la merluza, que era el sustento de los pescadores que viven en el Golfo. Los pescadores mantuvieron la movilización y en 2013 lograron que se prohíba la exploración sísmica offshore en las aguas”.

Por lo tanto, indicó que “no hay necesidad de correr las fronteras a las aguas del Mar Argentino”, que además “no aparecen en las proyecciones de los mapas de los proyectos hidrocarburíferos. Por eso, es extremadamente sospechoso que en un momento de crisis multisistémica aparezca este tema”.

Entrevista completa:

¿Petróleo en el Mar Argentino? Miradas en debate

Por Bruno Colavitto* para Colibrí Revista / Fotografías Paula Colavitto y Alana Rodriguez .- El 4 de enero de 2021 miles de personas se manifestaron en Mar del Plata y otros puntos del país,  en el «Atlanticazo», en rechazo de la decisión del gobierno de permitir que YPF, Shell y Equinor comiencen a buscar petróleo costa afuera de la Provincia de Buenos Aires. ¿Qué implica este proyecto? Como es un tema complejo, presentaremos dos notas que intentan abordar algunas de sus aristas.

La pesada herencia

En 2018 el gobierno de Mauricio Macri, además de seguir impulsando el proyecto de Vaca Muerta, llamó a licitación para iniciar tareas de exploración petrolera en el Mar Argentino. Como resultado de ello se adjudicaron 18 áreas a 13 empresas (de las que solo 3 son de capitales nacionales) para explorar las cuencas Austral, Malvinas Oeste y la Argentina Norte. En esta última cuenca, YPF está presente en dos áreas en alianza con la compañía noruega Equinor, y en una tercera, con Equinor y la holandesa Shell.

Si bien para algunos sectores del gobierno de Alberto Fernández explorar nuestro mar es en sí mismo un acto de soberanía, los resultados de la licitación, la rebaja a las regalías que hace unos días firmó el Gobierno o la Ley de Solidaridad, que redujo del 12% al 8% las retenciones a las exportaciones de hidrocarburos, no parecieran indicar lo mismo.

El justificativo siempre es el mismo: alentar la inversión. A la vez, el Gobierno se empeña en conseguir dólares para negociar con el Fondo Monetario una deuda fraudulenta. A las petroleras se les dice “paguen menos y llevense más”, y aún así se quiere negociar con el Fondo. Parece que las comunidades terminan pagando tanto los costos ambientales como económicos de este modelo.
Vaya suerte la de las petroleras.


¿Bombardear el mar? ¿Qué riesgos tiene?

El proyecto está en etapa exploratoria. Para ello, Equinor planea realizar una prospección sísmica marina, que consta en disparar cada cierto tiempo un cañón de aire comprimido arrastrado junto a una serie de hidrófonos por un barco.

Este cañón genera ondas sonoras que penetran en el fondo marino y rebotan en las distintas capas de roca. Los hidrófonos, como murciélagos, detectan las ondas que rebotaron. Así, según el tiempo que tardan en regresar se puede reconstruir el fondo marino en profundidad.

Dentro de la actividad petrolera, la etapa de explotación es la que más impacto causa, por lo que en una próxima nota el eje estará puesto allí. La exploración sísmica, que puede durar de 5 a 6 meses, impacta principalmente en la fauna marina, y en las actividades que dependen de ella, la pesca.

Se sabe que tanto las áreas de pesca como las rutas de algunas ballenas coinciden con las áreas en debate. Si bien la gravedad del impacto es baja, son pocos los estudios a nivel mundial o local sobre las consecuencias que este método genera a largo plazo en la fauna marina que, en la zona, involucra además de a peces y a las ballenas francas, al plancton, crustáceos, moluscos, tortugas marinas, etc.

En ese sentido se expresó el presidente del Instituto de Conservación de Ballenas durante la audiencia pública de julio de 2021, afirmando que “no hay forma de que esta actividad pueda garantizar que no tendrá impactos irreversibles en la biodiversidad”. 

Esquema de prospección sísmica marina. Modificado de EIA Golfo San Jorge.

En la misma sintonía, hace algunos años, el investigador del INIDEP Adrián Madirolas, concluía una entrevista diciendo que “el impacto de la sísmica puede ser dramático aunque no mate un solo pez”, refiriéndose a que no solo el comportamiento sino también los ciclos de reproducción pueden alterarse si no se tienen los cuidados adecuados. Pero, como sabemos, esos cuidados no siempre se garantizan.

Por ejemplo, en el Golfo San Jorge donde esta actividad se realiza hace años, los pescadores denunciaron en 2009 que este método de exploración cambió el comportamiento de varias especies de peces, disminuyendo así la pesca. Tras una presentación judicial se prohibió toda prospección sísmica que superara un límite que pudiera afectar a la fauna. Límites que, por (in)acción u omisión de los organismos de control, no fueron respetados.

Problemas complejos requieren de muchas miradas

Esta nota comienza con algo que parece ya no discutirse: la soberanía sobre los bienes comunes. No es que tener empresas nacionales contaminando sea menos peor, ni que el cuidado de la biodiversidad marina no sea importante. No se trata de elegir entre la industria pesquera o la petrolera, o si las ballenas se afectarán dos, tres o cinco meses.

Por eso, la portavoz del gobierno Gabriela Cerruti corre el eje cuando en conferencia de prensa intenta convencer técnicamente sobre el bajo impacto de esta actividad.

Dejando de lado que las sanciones y controles a estas actividades son, por regla, grotescos, el movimiento ambientalista no viene a discutir solo cuestiones técnicas. En una entrevista realizada a fines de 2020 al ingeniero y miembro del Taller Ecologista de Rosario, Pablo Bertinat, él decía que para “atender al cambio climático, a los impactos por la megaminería y por la extracción de petróleo, debemos entender que la energía es una restricción”. Y ahí está el eje: el ambientalismo viene a poner en discusión la propia noción de desarrollo.

¿Controles? Una pileta de lona método infalible para contener un derrame reciente en la provincia de Río Negro. Gentileza: Izquierda Diario.

Sigue Bertinat: “pensar qué tipos de desarrollo podemos tener en función de los recursos limitados que tenemos, en función de atender, sobre todo, la emergencia del cambio climático, que implica necesariamente reducir los consumos de energía”.

Los “para qué” (y los “para quiénes”) son fundamentales. No es que el ambientalismo se opone a todo, como se lo acusa. El objetivo es luchar y empujar para encontrar una solución real a los problemas estructurales de nuestro país y de nuestra región sin profundizar en la destrucción del único ecosistema que tenemos para vivir.

Sí, eso lleva tiempo. Y no, no son los tiempos de las multinacionales ni del FMI: son los tiempos de la vida y de nuestro planeta.


*Bruno Colavitto es investigador del CONICET sobre riesgos naturales.Intenta aportar desde su profesión y sus deseos militantes de cambiar la mirada y relación que tenemos los seres humanos con la naturaleza. Leé más notas del autor aquí 

“Es una avanzada extractivista comparable al fracking”

Por Rosario Escobar/ LID.- Charlamos con el periodista investigador y coordinador del Observatorio Petrolero Sur, Hernán Scandizzo sobre el escenario que se avecina si avanza el proyecto de explotación petrolera offshore en el mar argentino que aprobó el gobierno nacional.

Plataformas offshore en MDQ | Una avanzada extractivista comparable al fracking – YouTube

Producción y realización audiovisual: Piter Scrouch

  •  Luego de que se hizo pública la resolución 436/2021 del ministerio de ambiente el pasado 30 de diciembre sobre la aprobación de la exploración sísmica a favor de la empresa noruega Equinor, se expresaron voces desde sectores afines al gobierno, incluso referentes como Mayra Arenas, que salieron a desestimar no solo el reclamo popular contra este proyecto extractivista, sino también a poner en la mesa de discusión cuestiones técnicas acerca de la seguridad tanto de la exploración como de la posterior explotación petrolera. Los argumentos que sostienen organismos como el Instituto Argentino del Petróleo y Gas (IAPG) se basan en que estas actividades no traen mayores consecuencias tanto a la fauna marina, como a otras actividades como el turismo o la pesca. Queríamos saber cuál es tu opinión al respecto.Hay una estrategia de confusión muy fuerte. Recién nombrabas al IAPG y se lo menciona como un instituto como si fuera un organismo técnico. Está conformado por las empresas petroleras, es un organismo técnico de las petroleras. Es como preguntarle a las tabacaleras si el consumo de tabaco genera enfermedades respiratorias. Desde el IAPG y desde otros organismos están diciendo que es seguro, que en Argentina desde 1930 se realiza actividad offshore y ponen como ejemplo pozos que se hicieron en Comodoro Rivadavia sobre la costa, a los cuales se podía acceder caminando cuando bajaba la marea. Contar eso como experiencia offshore, es una tomada de pelo. Dicen que hay 187 pozos perforados, de los cuales 36 están en producción. De esos 36, 35 están en la Cuenca Austral marina: frente a la costa de Tierra del Fuego y frente a las costas de Santa Cruz. Esos 35 están a una profundidad no mayor a cien metros. Hay un solo pozo en la cuenca de malvinas oeste a 500 metros de profundidad. Las concesiones que se dieron acá son para aguas ultraprofundas: 1200 a 4000 metros de profundidad y no se pueden comparar con las experiencias en pozos de menos de 100 metros. El IAPG mostró una estrategia similar a cuando se hablaba de que se hacía fracking desde la década del ‘40. La fracturación en pozos no convencionales es una técnica muy diferente porque se trata de formaciones diferentes. Otros dato de la página de YPF dice que el 7 por ciento de los recursos están en aguas ultraprofundas. Esta avanzada hacia las aguas ultraprofundas es comparable al fracking, con una cantidad de riesgos que se extreman por las características de la formación. De hecho, la exploración se tiene que hacer en verano porque las condiciones climáticas extremas en alta mar hacen que no se pueda operar en invierno.Se está viendo lo que sucede en Brasil con el presal, uno de los principales reservorios de gas y petróleo que encontraron y también lo que está ocurriendo en la costa occidental de África, que son las mismas formaciones geológicas y una tendencia global de avanzar hacia el mar. Están yendo hacia los bordes, hacia los extremos, hacia los últimos reservorios de más compleja extracción de combustibles fósiles y nos dicen que a partir de esos combustibles fósiles vamos a hacer la transición. El gobierno de Alberto Fernández desde que asumió tuvo el #mendozazo, recientemente ha tenido el #chubutaguazo, pero siguen subestimando la movilización socioambiental en la Argentina y en el mundo, tratándonos de ignorantes, cuando esta matriz energética nos trajo a una crisis climática planetaria.Equinor (estatal noruega) ha sido resistida por pescadores para evitar la explotación petrolera que afecte la pesca artesanal. Se trata de las mismas empresas que dicen estar comprometidas con el cambio climático. Es la tensión permanente entre el mundo que queremos construir y quienes se obstinan en seguir perpetuando este mundo en el que vivimos. Nos están diciendo que para salir del precipicio aceleremos el auto hacia el precipicio. Eso es lo incomprensible de este debate.
  •  ¿Con qué escenario nos vamos a encontrar en el caso en el que se encuentren hidrocarburos con valor comercial y técnicamente explotable? Otro argumento con el que intentan desautorizarnos es el que dice que las torres no se van a ver desde el mar porque están a 300 o 400 kilómetros. Prácticamente sostienen que si hubiera derrame se iría mar adentro, como si eso no fuera un problema. Tratan de reducir la discusión a una única campaña de exploración o a la perforación de un pozo y la discusión no pasa por ahí. Si encuentran hidrocarburos con valor comercial y técnicamente extraíble, se va a empezar a desplegar toda una infraestructura en torno a esa actividad. Brasil viene con este problema desde hace más tiempo con el presal. Se observa una transformación en toda la costa, porque la infraestructura de la actividad petrolera atraviesa los caladeros de pesca de las comunidades. Ahí hay un impacto sostenido, que se va profundizando en el tiempo y va impactando en economías que permiten que esas comunidades vivan, de alcance local o regional. Mucha de la gente de Mar del Plata vive de la pesca por ejemplo, por eso también hay una preocupación por las y los trabajadores de ese sector. Cuando en Argentina se hizo exploración en aguas poco profundas en el golfo San Jorge, tanto en el área de Chubut como de Santa Cruz, hubo oposición de la flota amarilla (pescadores artesanales). La oposición de las familias de los pescadores artesanales, después de haber sufrido represión generó la prohibición de realizar exploración sísmica en las aguas de la provincia de Santa Cruz. Entonces, hay antecedentes. Los mismos responsables de la situación socioeconómica que vivimos tratan de caricaturizarnos con que nos preocupan más las ballenas y los pingüinos que el hambre del pueblo. Si bien es cierto que ninguna de las fuentes que aparecen como sustitutos de los fósiles tienen el mismo rendimiento, no se dice que en la extracción de hidrocarburos se viene invirtiendo cada vez más energía para generar energía: para sacar un barril de petróleo cada vez se gasta más energía, cada vez rinde menos la energía que estamos sacando. No hablamos de un armagedon, pero sí de una explotación de alto riesgo que profundiza una matriz que nos está llevando a un colapso civilizatorio.

 

  •  Considerando el escenario en el que se desarrolla este proyecto (ley de hidrocarburos que fomenta el aumento en la producción de gas y petróleo dirigida a la generación de saldos exportables para generar divisas, acuerdo con Fortescue para producir hidrógeno verde y proyectos extractivistas en todo el país) y también teniendo en cuenta que Argentina fue uno de los países firmantes del acuerdo de parís que entró en vigencia en 2016, tras el cual se comprometía a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a un máximo de 1,5°C, ¿Qué implica abrir nuevos pozos? ¿Cuáles son los tiempos que se estiman deberían estar en funcionamiento para que sean redituables en relación al tiempo estimado para restringir combustibles fósiles a nivel global?

    Las etapas de exploración pueden llevar entre ocho y trece años y se están hablando de concesiones de entre treinta y treinta y cinco años. Estamos hablando de un proceso de cincuenta años cuando a su vez tenemos treinta años al 2050 para reducir las emisiones. Nadie se va a poner a hacer una inversión multimillonaria como la que demandan este tipo de explotaciones para después dejar esos activos sumergidos. Se está planteando perpetuar la frontera petrolera por mucho más tiempo del límite que se plantea para las emisiones. Nos están diciendo: “tenemos esos hidrocarburos ahí sumergidos y se nos está yendo el negocio: hay que reventarlos ya”. La misma lógica que se tiene con Vaca Muerta.

    Es cierto que la transición lleva años, no se trata de cerrar un grifo y hay un montón de dependencias de los combustibles fósiles que van más allá de lo meramente energético. Lo que nos están diciendo es que no piensan cumplir ninguno de los acuerdos que se vienen refrendando año a año. En todo caso, sí tienen miedo de que por la movilización popular y por la organización de los pueblos se ponga freno a la explotación de hidrocarburos y se impulse una diversificación de la matriz energética.

El fetichismo del derrame

Por Martín Álvarez Mullally* para LID. El Ministerio de Ambiente de Nación aprobó los permisos de sísmica para la exploración de hidrocarburos en el mar. Se trata de una luz verde para el ingreso de las petroleras a la costa norte del Mar Argentino que desató debates, tensiones y movilizaciones. ¿Es coherente con los compromisos climáticos globales avanzar sobre nuevas fronteras fósiles?
Fotos: Asamblea por un mar libre de petroleras.

La postal de dos jóvenes con sus cuerpos manchados de crudo en la costa se viraliza en las redes y con ello el mentado comportamiento social de la grieta se expande como petróleo  en el mar. Al margen de ciertos detalles que le quitan credibilidad a la intervención, la imagen logra impactar en ambos bordes de la contienda. Las réplicas no demoran y bajo la misma retórica se publican hermosas playas de distintos países en los que las plataformas petroleras marítimas son parte del paisaje. Así como el meme de los Spidermen señalándose entre sí.  

La imagen de los cuerpos empetrolados atrapa publicaciones, posicionamientos y posteos, centrando la idea de que la crítica es esa. Entonces los promotores de la exploración y explotación de hidrocarburos en el mar salen a lucir sus planillas con supuestas estadísticas sobre la baja de accidentes de las últimas décadas en las plataformas del Mar Argentino, allá en la Cuenca Austral, en el sur. Suman como argumento a favor lo extraído, los altos salarios de sus trabajadores y hasta se animan a sostener que el único derrame posible es el económico. Esta ampliación de frontera extractiva sedujo provocando una reedición de sueños en las filas neodesarrollistas locales. “Mirá si hay un Presal y no lo sabemos”, me dijo en confianza una esperanzada fuente del sector que dejaba percibir en sus ojos el cántico “Brasil decime qué se siente”. Si Vaca Muerta pudo ser vendida como la salvación del país, imagino que las reservas por descubrir nos pueden llevar a cumplir los deseos del cenit fósil, una silla en la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). Maradona, Messi, el Papá y las reservas en el mar. 

Sin embargo, es necesario trascender las discusiones que giran en loop exclusivamente en torno a los derrames. Para eso, considero que hay dos ejes fundamentales que no debemos perder de vista: el de los compromisos climáticos asumidos y el del camino hacia una transición como consecuencia política. Bajo estos ejes, el avance extractivo pierde sentido.  Para quienes sostenemos que es urgente frenar la consolidación de la matriz fósil acompañando el fortalecimiento de las economías regionales, es menester encauzar los debates para contradecir la máxima del neodesarrollismo que postula que se puede financiar la transición con más extractivismo, ¿se imaginan lo que puede ocurrir si todos los países usan esa misma receta? ¿Cuánto se aceleraría el cambio climático? 

Ahora, ¿puede ocurrir un derrame? Sí, claro que sí, quién diga lo contrario es negacionista. El estudio “Evaluación de la probabilidad de ocurrencia de derrames de petróleo en la plataforma marítima continental argentina” que realizó el Centro de Tecnologías Ambientales y Energía de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional del Centro da cuenta de los riesgos que implicaría y hasta la empresa noruega Equinor, vinculada a los recientes permisos de exploración en la costa argentina, se mostró preocupada por el aumento de accidentes en su empresa durante el 2020. Aún así, los debates tienen que tender a ser más integrales, que nos permitan ir hacia lo profundo, allí donde las apariencias se difuminan. Con o sin hipotéticos derrames, avanzar sobre nuevas fronteras fósiles está mal, muy mal. Porque detrás de la acusación de “falso ambientalismo” está el supremacismo económico que viene afirmando sin éxito que el extractivismo nos sacará de la pobreza, cosa que no solo no ocurrió, sino que además de más pobres estamos más contaminados.

El año pasado se realizó la Audiencia que formó parte de los Procedimientos de Evaluación de Impacto Ambiental de los Proyectos de Obras o Actividades de Exploración y Explotación Hidrocarburífera firmados por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y la Secretaría de Energía a fines de 2019. Hubo una participación récord de más de 500 personas, de las cuales aproximadamente 300 se pronunciaron en contra y solo una docena a favor. Sin embargo, este tipo de participación ciudadana no es vinculante, por lo tanto está en la voluntad de las autoridades considerar o no esas voces. En un primer momento parecía que habían escuchado, al menos el entonces secretario de Cambio Climático Rodrigo Rodríguez Tornquist había dejado esa impresión y encauzado el debate en relación a los compromisos climáticos, invocando la necesidad de un plan de descarbonización antes de cualquier aprobación. Casi como un presagio, el funcionario renunció a mediados de diciembre y días después saldría la aprobación de los permisos de exploración marítima en manos del ministro Cabandie, quién en su momento hizo suya la posición del secretario. 

En el Golfo San Jorge el rechazo de los permisos sísmicos otorgados a Pan American Energy derivó en que la Legislatura de Santa Cruz prohíba las actividades sísmicas en 2013. Sin embargo, cuando se debate sobre la afectación a la biodiversidad marina salen a señalar que saqueo es lo que hacen los buques de bandera extranjera en la frontera de la plataforma. Otra estrategia para entrampar los debates en cuestión. Hoy, mientras el rechazo y las movilizaciones en las ciudades costeras se multiplican, el embate de los defensores de la consolidación de la matriz fósil también crece, porque deslegitimar al movimiento crítico, infantilizarlo y demonizarlo también forma parte de los mecanismos frecuentes del manual del extractivista básico. Pero por suerte de eso, ya estamos inmunizados. 

*Investigador del Observatorio Petrolero Sur

 

Golfo San Jorge: resistencias sociales a la exploración en el mar

Antecedentes, conflictos y consecuencias de la exploración sísmica en el subsuelo marino en Argentina. 

Foto: Karina Fernández / Revista Puerto

Por OPSur .- Al primer pozo exploratorio para la búsqueda de hidrocarburos en el Mar Argentino lo realizó YPF en 1969, en la Cuenca del Salado, frente a las costas de la provincia de Buenos Aires. Tuvo una profundidad de 3.245 metros bajo el nivel del mar. Al año siguiente, y en el marco de una intensa campaña exploratoria, se descubrieron los primeros indicios de crudo en el Pozo Marta x-1, perforado frente a las costas de Comodoro Rivadavia y a 2.150 metros bajo el nivel del mar. Se trataba de crudo liviano, la misma calidad que el petróleo Medanito de la cuenca neuquina.

La actividad de perforación costa afuera tuvo una gran intensidad entre 1969 y 1981, dando como resultado la determinación de las cuencas con potencial productivo como la del Salado, Colorado, Rawson, San Julián y Malvinas. Sin embargo, no fue hasta 1989 que un yacimiento en el mar entró en producción: el Hidra, ubicado en la Cuenca Austral Marina en Tierra del Fuego, a cargo de la compañía francesa Total (actual Total Energies). En el período 1969–2010, fueron perforados 151 pozos costa afuera, de los cuales 70 se ubican en la Cuenca Austral.

Hay al menos tres momentos en la historia reciente de la exploración en el mar donde el escenario de disputas sociales fue central frente a la expansión de la frontera hidrocarburífera. Se trata de las campañas realizadas frente a las costas de Chubut y Santa Cruz: la iniciativa de la plataforma jack pot, en 2008, de la entonces Repsol YPF, con magros resultados; las manifestaciones de pescadores en Caleta Olivia, en 2012, frente a los trabajos de PAE; y las experiencias de “offshore cercano”, en Restinga Alí, Comodoro Rivadavia, a partir de 2013.

El Proyecto Aurora

A la cuenca petrolera que comparten las provincias de Chubut y Santa Cruz la suelen representar como un óvalo. La mitad está en el continente y sus yacimientos vienen desarrollándose desde hace más de 113 años. La otra parte está oculta en el Mar Argentino, pero a la fecha no hay exploraciones que hayan demostrado qué nivel de reservas existen, sólo se menciona que el mismo potencial que hay en tierra firme debería estar en el subsuelo marino.

Corría 2008 cuando YPF puso en marcha el Proyecto Aurora, frente a las costas de Comodoro Rivadavia. Allí la plataforma de perforación exploratoria Ocean Scepter realizó su primera incursión en el Mar Argentino. El equipo tenía un largo de 74 metros, altura de patas de 148 metros y una profundidad máxima de agua de 106 metros. En sus 15.600 toneladas podía albergar a una tripulación total de 100 personas.

“Debe quedar en claro que hoy estamos en una etapa muy preliminar del offshore y no podemos decir en principio que esto va a ser un boom petrolero”, decía el geólogo Ricardo Clavijo, al comentar el proyecto al diario El Patagónico. “Será muy difícil que los proyectos alcancen el rango de lo económico y si fuera de esa manera, el desarrollo vendrá luego de un largo período de evaluación”, agregaba.

La Ocean Scepter primero prestó servicios para Repsol YPF en la cuenca del Golfo San Jorge y luego para la chilena ENAP Sipetrol, en la Cuenca Austral, en el Proyecto Hélix E2. En aquel momento, estaba latente la crisis ambiental provocada por el derrame de crudo ocurrido en Caleta Córdova. El 26 de diciembre de 2007, un accidente del buque “Presidente Arturo Illia”, de la empresa Antares Naviera, tiñó de negro el mar del pequeño barrio comodorense con 300 metros cúbicos de petróleo y la mancha se extendió por cuatro kilómetros de costa

Tras el gran despliegue de tecnología, el petróleo encontrado en el lecho marino no respondía a la calidad que necesitaba YPF para que sea comercialmente viable. “No tuvimos los resultados que habían generado nuestras expectativas”, reconoció Víctor Pelayes, de la Dirección de Exploración y Desarrollo de Negocios de YPF. Y apenas la Ocean Scepter se fue del golfo, y casi como una broma pesada, otro derrame involucró a la monoboya de Terminales Marítimas Patagónicas (Termap). En menos de un año, el 3 de diciembre de 2008, Caleta Córdova sufrió un nuevo incidente con la actividad hidrocarburífera.

PAE se sumerge

El turno de Pan American Energy (en adelante, PAE) llegó a mediados de 2009. El plan se denominó Proceso de Exploración Offshore en el Área Centro Golfo San Jorge Marina y era parte del compromiso de inversiones que la compañía, controlada entonces por British Petroleum y Bridas, asumió con los gobiernos de Chubut y de Santa Cruz tras negociar y obtener la  extensión de la concesión por Cerro Dragón, actualmente el yacimiento de petróleo convencional más importante del país. El buque Western Patriot realizó prospección sísmica 3D durante más de dos meses.

A inicios del 2010 las organizaciones de pescadores de Chubut y Santa Cruz confrontaban con los gobiernos de ambas provincias que habían permitido a PAE iniciar en el golfo una campaña de exploración sísmica 2D y 3D. En marzo de ese año pescadores de Caleta Córdova presentaron una denuncia ante la Justicia Federal por el colapso ambiental de las tareas de exploración. Mientras, en agosto, los pescadores artesanales de Caleta Olivia organizados en la defensa del mar y de su actividad fueron reprimidos mientras acampaban frente a la sede del gobierno santacruceño. Hacia mediados del mismo mes, el Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero se manifestó tibiamente sobre la caída de los cardúmenes, reconociendo que había una disminución pero que no tenía manera de comprobar su relación con la actividad sísmica. Las organizaciones de pescadores, en cambio, no dudaban en asegurar que “la virtual desaparición de la especie merluza acaeció inmediatamente después de las actividades de este buque de prospección petrolera”.

En 2013, cuando PAE intentó poner en marcha una nueva campaña, tuvo una fuerte resistencia de toda la zona norte santacruceña. Los pescadores de Caleta Olivia y Puerto Deseado se manifestaron en contra de una nueva prospección: sostenían que la onda expansiva de las explosiones con aire comprimido en el lecho marino alejaban a los cardúmenes y, además, alteraban el comportamiento de la fauna, como los lobos marinos y los pingüinos.

Las tensiones con los pescadores y la flota amarilla, dedicada a la pesca de merluza y camarón, continuaron hasta que impactó en la política santacruceña. Finalmente la Cámara de Diputados de la provincia votó la inhabilitación de la registración sísmica en el mar para la búsqueda de hidrocarburos. El cuerpo legislativo consideró que estaban confirmados los cambios de comportamiento de varias especies, entre ellas la merluza y el langostino, en las tareas de exploración que realizó PAE en 2009 y 2010. Con la sanción de la ley 3313 quedó prohibida la exploración sísmica en el mar 2D y 3D que supere los 120 decibeles. Sin embargo, está autorizada “la exploración de hidrocarburos por medio de estudios que no afecten la biodiversidad marina, el lecho marino y las actividades pesqueras, en aguas del dominio público provincial”. Además se creó una “Junta Técnica” para la aprobación de estudios de impacto ambiental compuesta por representantes de cada área provincial y de los municipios involucrados, y suma la mirada de un experto “técnico, oceanógrafo, licenciado o doctor en física o ingeniero en sonido y/o geólogo especialista en sonido”.

Cerca de la costa

El plan exploratorio de YPF entre 2013 y 2017 incluyó un proyecto de exploración en aguas poco profundas cercano a Restinga Alí, en Comodoro Rivadavia. La compañía invirtió u$s 12 millones para la registración sísmica desde Punta Piedras, en el límite de la localidad de Rada Tilly, hasta Punta Novales, a dos kilómetros del barrio comodorense de Caleta Córdova. Estos trabajos despertaron la inquietud de los trabajadores pesqueros de Santa Cruz, con el antecedente de PAE en 2009.

Los pescadores denunciaron que la sísmica emite más decibeles de los informados por la petrolera en las audiencias públicas y que anula la exploración pesquera. En esta oportunidad, en el conflicto intercedió el Convenio del Golfo San Jorge, por lo que si una provincia no aprobaba la exploración, la prohibición iba a cuestionar las tareas en toda la zona. No obstante, el entonces gobernador de Chubut Martín Buzzi avanzó junto a una YPF recientemente nacionalizada y bajo el mando de Miguel Galuccio.

Coriolis, un buque oceanográfico, estuvo a cargo de los ensayos en Restinga Alí. Los resultados fueron cruzados con los datos de los más de 100 pozos realizados en la zona para diseñar el actual sistema de explotación en aguas poco profundas, donde los equipos de extracción están en la costa pero con pozos horizontales o dirigidos acceden a los objetivos de hidrocarburos en el lecho marino.

Histórico triunfo del pueblo de Chubut

Por Pablo Sayago / Contrahegemonía Web .- Existe el pueblo, como realidad política innegable, como red de solidaridades, como heterogéneo conjunto de voluntades que, en determinadas coyunturas, se manifiesta como un movimiento que empuja la historia. Esto está ocurriendo en Chubut, en estos días. Y este movimiento lleno de vida, de bronca y de esperanza, se está llevando puesta una clase política acostumbrada a mentir y manipular. Y también se planta ante grupos capitalistas que se relamen al pensar en un negociado de cientos de miles de millones de dólares.

Imagen: Luan / Colectiva de Acción Fotográfica

Chubut, una provincia que duele

En 2007, Mario Das Neves apuró un contrato de concesión de Cerro Dragón con Pan American (en aquel entonces, Bulgheroni y British Petroleum). Dando exageradas ventajas a la empresa privada, bajo el asesoramiento de Julio de Vido y la atenta mirada de Néstor Kirchner, el entonces gobernador dijo que tomaba esa decisión porque la provincia necesitaba aumentar sus ingresos en dólares. Casi 15 años después, su sucesor Mariano Arcioni dice que hay que habilitar la minería a cielo abierto porque la provincia necesita generar ingresos. En el medio, hicieron pelota el Estado y generaron una deuda externa impagable.

No hay análisis ni autocrítica. Solo el inverosímil cliché: “Hay que extraer recursos naturales para generar divisas y así revertir la situación deficitaria y poder pagar la deuda externa”. Lo mismo que dice Alberto Fernández en estos días. Lo mismo que dijo Macri y muchos más.

El asunto es que el pueblo de Chubut se hartó de las mentiras. Es obvio que el extractivismo no es la solución. Es cuestión de ver cómo están las cosas. Por eso salió a las calles, a repetir “No es No” y a repudiar a los gobernantes que han cometido un acto de traición.

El peso de la traición

“Traición” es una palabra con una carga muy fuerte y puede que alguien crea que es exagerada. En política, además, los cambios de vereda y las rupturas hasta pueden ser tomadas como muestra de astucia. Si uno estudia la biografía política de los funcionarios de la provincia, resulta más que evidente.

El problema es cuando se le miente al pueblo y se gobierna en contra de su voluntad. Mariano Arcioni y sus diputados ganaron las elecciones en 2019 montados en un discurso ecologista que él había utilizado desde 2017, cuando, siendo vicegobernador de Das Neves, fue candidato a diputado nacional. Prometió “decirle NO a la megaminería que nos quieren imponer desde Buenos Aires”, repitió “un rotundo NO” cuantas veces pudo. Su vicegobernador, Ricardo Sastre, también juró oponerse a este tipo de extractivismo.

El asunto es que mintieron. A pocos meses de asumir, empezaron a decir que estaban trabajando un proyecto de zonificación, elaborado junto a empresas mineras. Y, después de muchas maniobras de manipulación y de distracción, lo aprobaron el 15 de diciembre, en una sesión hecha a las apuradas.

El pueblo, esa entidad desconocida y subestimada por Arcioni, Sastre, Eliceche y varios cómplices más, se manifestó. Hizo oír su voz. Repitió, con mayor fuerza y contundencia, lo que viene diciendo desde hace 20 años.

Estos días en la provincia son maravillosos. Miles de personas movilizándose en las ciudades más grandes y grupos más pequeños en los pueblos y aldeas más chicas. Familias enteras, abuelos, jóvenes, grupos urbanos, rurales, mapuche-tehuelche. El pueblo, en fin, al que le importó tres cominos que la ley ya estuviera promulgada y que el lobby minero estuviera celebrando su triunfo.

Cuando el pueblo está movilizado y conciente, no hay ley que valga, si está en su contra.

El gobierno y sus aliados efectuaron un acto de traición, supusieron que iba a haber una tímida reacción y listo. Se equivocaron de cabo a rabo. No solo cometieron un suicidio (sus carreras políticas quedaron irremediablemente contaminadas), sino que además ayudaron a unir partes sueltas, gran cantidad de sectores que convergen en las calles para manifestar su repudio y cantar “Que se vayan todos”.

Derogación y punto

La ley de zonificación fue aprobada el miércoles 15, aproximadamente a las 20.30hs. Al día siguiente, a primera hora, el gobernador la promulgó y se fue de Rawson. Un rato más tarde, el intendente de Puerto Madryn Gustavo Sastre (hermano del vicegobernador) lograba que el concejo deliberante de su ciudad aprobara la adhesión a la ley. La idea era que todos los municipios alineados hicieran lo mismo. La artimaña estaba montada. El problema, por supuesto, fue el pueblo.

Enseguida se levantó un reclamo popular para exigir su inmediata derogación. Y cada vez más gente empezó a sumarse. El gobernador dijo “Yo jamás doy marcha atrás” y redobló la apuesta. El mismo que, hace unos meses, había asegurado que no lo iban a detener “500 ruidosos o más” en su intento de aprobar la zonificación. Por ahí, 500 no, pero 50.000 ruidosos es otra cosa, sobre todo si están decididos.

Es una pena que la prensa tradicional de la provincia y los grandes medios nacionales no hayan registrado lo que pasó estos días en Chubut. La noticia del incendio de la Casa de Gobierno en Rawson es una anécdota en medio del movimiento popular más grande, más coherente y más intenso de los últimos 50 años en la provincia y uno de los más notorios de este siglo en Argentina. El pueblo de Chubut está escribiendo la historia y la prensa oficial trata de invisibilizarlo. Algo imposible, ya que, gracias a la prensa contrahegemónica y las redes sociales, la gente se entera igual.

El gobernador acaba de anunciar la derogación de la ley y la realización de un plebiscito provincial. Lo primero estaba cantado. O derogaba la ley o renunciaba, no tenía otra opción. En cuanto a lo segundo, no deja de ser un gesto cínico. ¿Por qué no hizo un plebiscito cuando decidió impulsar la ley de zonificación? ¿Por qué no lo propuso cuando decidió descartar el segundo proyecto de Iniciativa Popular, presentado para prohibir la megaminería y avalado por más de 30.000 firmas?

En los tuits que envió desde su búnker, dice que quiere una oportunidad para conversar con todos los sectores y debatir esta ley. No entendió el mensaje o finge no hacerlo: el pueblo no quiere debatir esta ley porque no quiere megaminería. “No es No”, repite.

Crisis de legitimidad

El gobernador y sus secuaces (incluso quienes se jactaron de votar a favor de ese mamarracho de ley) han cambiado de posición y aseguran que “han escuchado al pueblo y son respetuosos”. Parece que recién ahora tienen oídos, porque el pueblo hacía rato que les venía diciendo que no quería megaminería. Y ellos se reían.

Ahora, con la provincia tomada por el pueblo, dieron el grito de “¡Sálvese quien pueda!” y cada uno está tratando de lavarse la cara. Eso intentan, y la imagen es grotesca. Ahora solo falta que Sebastián López, el diputado que fue grabado pidiendo coimas a las mineras, exija la inmediata derogación.

Estos personajes cumplieron con el lobby minero. Votaron la ley, acordaron darle un mínimo marco de legitimidad y se dispusieron a aguantar el temporal. El problema es que fue un tsunami y se los llevó puesto.

Entonces, ahora proponen un plebiscito, para dar la oportunidad a las empresas mineras de que hagan lo suyo. Un tiempo extra. Tratan de que esta derrota no sea definitiva. Dicen: “Perdimos la batalla, pero la guerra continúa. No está todo perdido”.

Pero, si miran por la ventana o revisan las imágenes que circulan por Internet, entenderán que la historia ha cambiado.

Acá, en Chubut, el pueblo ha vencido. Está de pie y dice “No somos tierra de sacrificio. Elegimos otro futuro”. Y es maravilloso.

Cómo un multimillonario australiano salvará el planeta desde Río Negro: el proyecto Pampas

Por Leonardo Salgado / Río Negro Sin Margen .- Noviembre de 2020. En su primera actividad pública en aislamiento, el presidente Alberto Fernández, acompañado por el ministro de Desarrollo Productivo Matías Kulfas, se reúne por video conferencia con el magnate oriundo de Perth (Australia) Andrew Forrest y el ex medio scrum argentino Agustín Pichot. En ese encuentro, los últimos les comunican a los primeros la intención de la empresa Fortescue Future Industries —de la cual Forrest y Pichot son fundador y presidente y presidente para América Latina respectivamente— de invertir en proyectos verdes en Argentina.[1]

Fines de julio de 2021. Forrest viaja a Buenos Aires en su jet particular y se encuentra con el presidente, comprometiendo una inversión para la producción de hidrógeno verde (trasciende la cifra de 3000 millones de dólares). En ese mismo encuentro, Fernández remite a Forrest a la provincia de Río Negro para evaluar esa chance con la gobernadora Arabela Carreras.[2]

Agosto de 2021. Carreras, que desde junio cuenta para Río Negro con un Plan Estratégico de desarrollo de hidrógeno verde elaborado sobre la base de un informe encargado al Instituto Fraunhofer de Alemania, valora positivamente esa iniciativa y firma un acuerdo marco con Fortescue y el Gobierno Nacional, tras un encuentro en Buenos Aires con Pichot y la CEO de la empresa Julie Shuttleworth[3] (por videoconferencia), el ministro Kulfas, y el embajador de Australia en Argentina Brett Hackett, entre otros.[4]

Fines de octubre de 2021. Fortescue anuncia su intención de invertir en Río Negro (transciende la cifra de 6000 millones de dólares).[5] Propone instalar una planta de amoniaco verde en Punta Colorada (en Playas Doradas, Sierra Grande) con una producción diaria de 20.000 toneladas de ese químico sintetizado a partir de nitrógeno atmosférico e hidrógeno verde. Para que tanto el hidrógeno como el amoniaco sean efectivamente verdes, la energía a utilizar en todos esos procesos debe ser renovable, por lo que el anuncio incluye la instalación de tres parques eólicos por un total de 2.000 MW con 400 aerogeneradores de 5 MW cada uno.[6] (En declaraciones periodísticas posteriores, Julie Shuttleworth declaró que la idea era llegar a generar hasta 10.000 MW de energía renovable, lo que equivale a un 25% del consumo energético del país.[7]) Para producir el hidrógeno verde hace falta agua, y los medios periodísticos dejan trascender la posibilidad de utilizar agua subterránea.[8] Los anuncios hablan también de la intención de la empresa de instalar parques solares de 500 MW en Salta o Jujuy para completar la necesidad energética de la planta (la planta anunciada requiere 2.300 MW y la instalación de los parques eólicos suma 2.000 MW).[9]

Y así llegamos a la COP 26 de Glasgow (Escocia) realizada en noviembre de 2021. Los 3.000 millones de dólares de julio que habían aumentado a 6.000 millones en octubre, trepan ahora a 8.400 millones. Por primera vez se arroja un número de puestos de trabajo: 65.000 (15.000 directos + 50.000 indirectos).[10] Y también por primera vez se habla de la posibilidad de usar agua de mar (una opción muy probable, aunque hoy sabemos no es definitiva[11]).

Fortescue Future Industries

Fortescue Future Industries (FFI) es una subsidiaria de Fortescue Metals Group, la empresa multinacional en minería de hierro que hizo multimillonario a Andrew “Twiggy” (=“ramita”) Forrest.[12] FFI se dedica a una variedad de proyectos vinculados con las energías renovables y la transición energética. En cuanto a número de empleados FFI categoriza como pyme: declara unos 50 en todo el mundo.[13]

Forrest es, junto con el ex primer ministro australiano Malcom Turnbull (con quien fundó la Green Hydrogen Organisation), un entusiasta promotor del hidrógeno verde y un acérrimo enemigo del llamado hidrógeno azul (hidrógeno producido a partir de metano con captura y almacenamiento de CO2).[14] (Esto último explicaría por qué razón, hasta el día de hoy, FFI no se integró al consorcio H2AR patrocinado por Y-Tec, un lugar lleno de petroleros.[15]) Los sueños de “ramita” además de verdes son altos, altísimos. A nivel mundial piensa producir 15 millones de toneladas de hidrógeno verde para 2030 y 50 millones para 2050.[16] Teniendo en cuenta que la Agencia Internacional de Energía anticipó en su informe de mayo de 2021 que se necesitarán 520 millones de toneladas de hidrógeno bajo en carbono para alcanzar el Zero-neto en 2050 (previendo que de ese total un 62% será verde y un 38 azul), resulta que con sus 50 millones de toneladas de hidrógeno verde, el magnate australiano piensa cubrir más de un 15% de la producción mundial de ese vector. [17] Cosa curiosa que una empresa con poco más de 18 años de vida (el grupo minero Fortescue Metals, Fortescue Future Industries en realidad tiene solo 3) se anime a hacer proyecciones para dentro de treinta años.

En nuestro país, la sociedad Argentina Fortescue Future Industries SA se constituyó el 22 de junio de 2021. Su presidente es Agustín Pichot y su vicepresidente Fernando Hugo Rizzi, actual secretario de la Unión Argentina de Rugby. AFFI categoriza como empresa polirubro; tiene por objeto realizar, por cuenta propia o ajena, en forma independiente o asociada a terceros, dentro o fuera de la República Argentina, las siguientes actividades: (a) el desarrollo y explotación de todo tipo de energías, incluyendo pero no limitándose a energía eléctrica a partir de fuentes de energía variables y/o no convencionales existentes y/o a crearse a futuro, tales como energías eólica, geotérmica, hidroeléctrica y solar; (b) el diseño de ingeniería, desarrollo, ejecución, fabricación, importación, construcción y montaje de equipos y proyectos, relacionados con la producción de energía eléctrica a partir de aerogeneradores, molinos, convertidores de energía eólica, placas y paneles solares, chimeneas solares e, instalaciones fotovoltaicas u otras a crearse en el futuro; (c) la fabricación, importación, construcción y montaje de equipos y proyectos relacionados con tales fines, y, además, la prestación de servicios o asesoría en la comercialización de tales activos; (d) la producción, generación, exportación y en general la comercialización de materias primas, elementos y productos químicos, incluyendo pero no limitándose a amoniaco, fertilizantes e hidrógeno y metales, producidos o generados con las energías referidas precedentemente; (e) el diseño, planificación, ingeniería y operación de instalaciones, estructuras y sitios industriales que permitan el almacenamiento, transporte, venta, exportación y comercialización de dichos productos.[18]

El proyecto Pampas

Si bien es complejo analizar un proyecto que aún no fue presentado formalmente (o sea que no existe), que busca producir a escala masiva un producto que casi ni se produce (o sea que no existe: menos del 1% de la producción mundial de hidrógeno es verde), con el objeto de abastecer un potencial mercado a nivel mundial (o sea que no existe), aun así haré ese intento sobre la base de los anuncios del gobierno y la propia empresa y de transcendidos periodísticos (a veces contradictorios entre sí).

Lo primero que hay que decir sobre el proyecto Pampas es que difiere en varios puntos importantes del proyecto presentado por el instituto alemán Fraunhofer en su informe elaborado por encargo de la provincia de Río Negro, el cual forma parte de su Plan Estratégico. Junto con Hernán Scandizzo hemos analizado el Informe Fraunhofer en otras publicaciones, de manera que aquí solo destacaré del mismo aquellos aspectos que en principio contrastan con el de la minera australiana (digo “en principio” porque, como comenté, a este último se lo conoce solo en base a anuncios y trascendidos).[19]

Con respecto a los tiempos. El proyecto se llevaría adelante en cuatro etapas, si bien el gobierno nacional había hablado inicialmente de tres.[20], [21] Ciertas fuentes indican que cada etapa, de dos años de duración cada una, tendría montos de inversión equivalentes (25% del total).[22] La primera de esas etapas correspondería a la “puesta en marcha” y las restantes a la “expansión de las plantas”.[23]

Algunos hablan de una primera fase piloto (supongo que corresponde a la primera de las cuatro etapas que mencioné), con una producción de 35.000 toneladas de hidrógeno (teniendo en cuenta que se requiere de 1 tonelada de HV para producir 5 toneladas de AV,[24] esa cantidad de hidrógeno corresponde a unas 175.000 toneladas de amoniaco verde), aunque no es claro si ese monto corresponde a producción diaria o anual (seguramente es anual, ya que otras fuentes refieren a una primera planta de producción de 650 toneladas de amoniaco diarias, lo que equivale a 237.250 toneladas anuales, algo más que las 175.000 indicadas anteriormente[25]) y 1.200 millones de dólares de inversión (no 2.200 como señalan otras fuentes[26]).[27] La planta piloto correspondiente a esta fase estaría operativa para 2022.[28] Luego vendría una primera etapa productiva, con 215.000 toneladas de HV y una inversión de 7.200 millones que se extendería hasta 2028 (esta primera etapa productiva correspondería en realidad a las restantes tres etapas que siguen a la primera fase piloto).[29] Otras fuentes, en cambio, informan que esta etapa se extendería hasta 2030.[30]

Trascendió que la empresa pretende alcanzar una capacidad de producción de 2.200.000 toneladas de hidrógeno verde hacia 2030 (aunque algunos medios informaron que ese monto corresponde a amoniaco verde, no a hidrógeno verde[31]), equivalente a un 10% del consumo eléctrico de Alemania en un año (aproximadamente un 40% del consumo eléctrico de Argentina) y que hacia 2028 alcanzaría una potencia que duplica lo asignado por el Plan Renovar.[32] 2.200.000 toneladas de hidrógeno verde corresponden a más de 11 millones de toneladas de amoniaco verde (unas 30.000 toneladas diarias, un 50% más de las 20.000 toneladas diarias de amoniaco anunciadas en octubre[33]). Otras fuentes hablan de una producción anual de hasta 9.130.000 toneladas anuales de amoniaco verde (25.000 toneladas diarias de ese producto). Para alcanzar la cifra de 9.130.000 toneladas de amoniaco se requieren 1.826.000 toneladas anuales de hidrógeno, lo que no está muy lejos de los 2.200.000 anunciados.

De todos modos, como puede verse, todas las cifras del proyecto siguen siendo confusas, y, según algunos analistas, no se condicen con otras cifras de producción y con los costos de inversión anunciados por el propio gobierno.[34]

La infraestructura del proyecto Pampas y su posible ubicación

El proyecto Pampas contempla la instalación de tres parques eólicos (aunque ciertas fuentes mencionan cuatro), una planta desaladora (que tratará el agua de mar que irá a los electrolizadores), una planta de producción de hidrógeno verde, una planta de producción de amoniaco verde, y un puerto de aguas profundas.

Muy probablemente, la planta de hidrógeno y la de amoniaco estarán cerca del puerto. Obviamente también la planta desaladora estará próxima a la costa. La ubicación de los molinos es más incierta; de hecho, es uno de los secretos mejor guardados por la empresa y los gobiernos. (En su paso por Viedma el pasado 26 de noviembre, Pichot ni siquiera pudo precisar los lugares en donde se instalarían las torres para efectuar las mediciones de los vientos.[35]) La gobernadora Carreras deslizó la posibilidad de que el o los parques eólicos se instalen en la Meseta de Somuncura (protegida por decreto Nº 356/86 y establecidos sus límites por decreto Nº 1437/2004).[36] Al preguntársele en una entrevista de prensa sobre si, al proyectar la localización de los parques eólicos se iba a tener en cuenta la realidad del programa de conservación del cóndor andino en Sierra de Pailemán, la gobernadora ensayó la siguiente respuesta: “por supuesto todos los estudios ambientales se están realizando, no solo los estudios ambientales sino de suelo, de terreno, de vientos, todos los aspectos a tener en cuenta. También tenemos allí una zona protegida islote lobos, un nuevo parque, es decir todo el escenario ambiental se está estudiando adecuadamente y además recordemos que la meseta de Somuncura tiene tres millones y medio de hectáreas es decir es amplísima zona en la cual ser estudia con precisión. En este momento estamos en un nuevo proyecto de estudio con precisión las características de cada uno de los lugares, en tres millones y medio de hectáreas hay una variedad ambiental muy grande que se está teniendo en cuenta.”[37]

Naturalmente, la ubicación de los parques eólicos dependerá del estudio de vientos, los cuales suelen demandar entre 12 y 18 meses.[38] La propia CEO de la empresa reconoció que “(l)os estudios de los vientos en estos proyectos son de dos años, pero acá serán de 12 meses”, sin justificar esa decisión (¿la urgencia ante el cambio climático?).[39] Por último, Pichot reveló en la conferencia de prensa en Viedma que la instalación de los mástiles para los estudios de vientos fueron encargados a una empresa argentina, y que eso demandará varios cientos de miles de dólares.[40] Versiones periodísticas dan cuenta de que esa empresa argentina (o una de ellas) podría ser la empresa pública mendocina IMPSA (Industrias Metalúrgicas Pescarmona Sociedad Anónima), de la cual Marcelo Kloster, asesor del Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación, presente en la conferencia de prensa del 26 de noviembre en Viedma, es director “clase C” por parte del gobierno argentino.[41], [42], [43]

Ok, no sabemos dónde, pero ¿sabemos al menos cuántos molinos eólicos tiene previsto plantar Fortescue en territorio rionegrino? En octubre se había hablado de 400 de 5 MW. Otras fuentes fueron un poco más precisas: 400 aerogeneradores de entre 5 y 6 MW.[44] En su momento la agencia Telam informó cientos.[45] Sin embargo, en la conferencia de prensa de Viedma, Shuttleworth comentó que el tamaño de las granjas eólicas aún no se había evaluado.[46] De todas formas, dada la magnitud del proyecto, es obvio que se piensa en parques eólicos de un tamaño inmenso.

Sin duda, la producción de hidrógeno verde exige muchísima generación de energía eólica. Algunos analistas han advertido que para reemplazar con hidrógeno verde la actual producción mundial de hidrógeno gris (unas 70 millones de toneladas) haría falta disponer de toda la capacidad mundial actual instalada en eólica y solar[47] (recordemos que solo Fortescue piensa producir 50 millones de toneladas para 2050).

Todas las fuentes coinciden en reconocer la enorme superficie que demandará el proyecto Pampas; de hecho, la amplia extensión territorial y la baja densidad poblacional son dos de los puntos fuertes que empresa y gobiernos destacan en Río Negro.[48] En esta provincia, el actual parque eólico Pomona de la empresa Genneia cuenta con 29 aerogeneradores distribuidos en 4.500 ha.[49] Si la relación aerogeneradores/superficie del proyecto Pampas es como en Pomona, la superficie cubierta por los 400 aerogeneradores equivaldría a tres ciudades de Buenos Aires. Del mismo modo, las dos etapas proyectadas del parque eólico de Cerro Policía (1.000 MW) ocuparían casi 17.000 ha (equivalente al 85% de la ciudad de Buenos Aires).[50] La región patagónica posee un potencial de producción de más de 300 toneladas de hidrógeno eólico (o verde) al año por kilómetro cuadrado, así lo muestra un estudio publicado en 2014 por investigadores de la Universidad Nacional de Córdoba. Estimando un máximo de 500 toneladas por kilómetro cuadrado (el máximo rango considerado en este estudio va desde los 450-464 t/km2), y tomando del dato de las 2.200.000 toneladas anuales que contempla el proyecto Pampas para 2030, resulta que esa generación demandaría la ocupación de unos 4.400 km2, es decir unas 440.000 ha, más de 20 ciudades de Buenos Aires.[51] En Jordania, la misma Fortescue Future Industries acordó con las autoridades de ese reino la sesión de 450 km2 para la producción solar potencial y 1.000 km2 para la producción potencial de energía eólica (con un número no precisado de aerogeneradores), una superficie equivalente a 7,2 ciudades de Buenos Aires.[52]

En cuanto a la localización del puerto o los puertos, se habló desde un primer momento de la construcción de uno nuevo, aunque también se barajó la posibilidad de acondicionar el actual puerto de Punta Colorada (utilizado por las sucesivas empresas que explotaron la mina de hierro de Sierra Grande). Ciertas fuentes revelaron que FFI analiza construir tres nuevos puertos en las cercanías para ampliar la capacidad de despacho del de Punta Colorada, y así llegar a exportar entre 20.000 y 25.000 t/d (8-9,13 millones de t/a) de amoniaco verde. [53] Sin embargo, en la conferencia de prensa de Viedma, Shuttleworth informó que aún se estaban evaluando los mejores lugares para la ubicación de los puertos para exportación.[54] Cuando se lo consultó a Pichot sobre el nuevo puerto (cuya localización la CEO se guardó de precisar) el ex rugbier coincidió en que la idea era construir un puerto nuevo, pero que no era un asunto cerrado. Que hoy resultaba más económico construir un puerto nuevo, pero que eso estaba en análisis.[55]

¿Por qué amoniaco además de hidrógeno?

La producción de amoniaco no está contemplada en el Plan Estratégico de la provincia. Los técnicos del Instituto Fraunhofer responsables del informe encargado por la provincia, contemplan la utilización de amoniaco como vector líquido de hidrógeno, aunque lo dan solo como una posibilidad a explorar. En la página 15 del mencionado informe señalan, con relación al transporte de hidrógeno: “Los procesos disponibles comercialmente son la compresión y la licuefacción. Se están desarrollando otros procesos, como la unión de hidrógeno en hidruros metálicos o la unión química en vehículos líquidos orgánicos de hidrógeno (LOHC) o el uso de otros productos químicos como vehículos de hidrógeno, como el amoniaco.”

Ciertamente, el hidrógeno presenta, entre otros muchos problemas, el de su almacenamiento y transporte, ante lo cual el amoniaco es presentado como una solución, ya que este último ya se almacena y transporta y las tecnologías para hacerlo ya están maduras. [56][57] Como vector de hidrógeno, sería posible extraer el hidrógeno del amoniaco mediante un catalizador para luego usar solo el hidrógeno. Como combustible, el amoniaco podría utilizarse para generar electricidad en una celda de combustible, o ser quemado en una turbina como el gas natural. [58] Hay fuentes que indican que es preferible al hidrógeno en transporte marítimo.[59]

Sin embargo, el amoniaco presenta una serie de problemas. Es corrosivo y potencialmente tóxico. Su alta presión de vapor en condiciones estándar aumenta los riesgos asociados con estos peligros. [60] Además, en estado puro puede formar atmósferas explosivas mezclado con el aire (aunque en sí el amoníaco no es explosivo).[61] Llamativamente, el riesgo que entraña la manipulación del amoniaco ha estado totalmente ausente en los análisis del proyecto.

Actualmente no existe en el mundo una planta de producción de amoniaco verde a escala comercial. Recién en 2022 se espera inaugurar la primera en Dinamarca, la cual va a producir 5.000 toneladas al año de ese producto (para lo cual requerirá de 1.000 toneladas al año de hidrógeno verde).[62]

¿Hidrógeno/amoniaco verde para quién y para qué?

Obviamente no será para el consumo local. El Informe del Instituto Fraunhofer incorporado al Plan Estratégico de la provincia de Río Negro al menos traza un escenario doméstico (bastante poco realista y hasta cierto punto engañoso, lo cual en el fondo revela la intención exportadora del proyecto). La idea alemana (mantenida en el proyecto para Bahía Blanca, como veremos más adelante) es comenzar con la producción de hidrógeno verde para sustituir el hidrógeno gris que ya se produce y consume en el mercado local (sobre todo en refinerías y fábricas de fertilizantes[63]). De esta manera, se generan condiciones para escalar la producción y exportar a partir de 2030. El proyecto australiano pasa por alto la fase local inicial y arranca exportando. Agustín Pichot justificó el motivo: “no hay tecnología en el país y no hay consumo interno. Nos encantaría tenerlo lo antes posible”.[64]

¿Exportar a quién? Pichot reconoció que el insumo producido en Río Negro podría venderse en el Reino Unido (los alemanes del Fraunhofer obviamente proponen venderlo a Alemania). “Eso ya está, eso ya es un hecho. (…) Ya tengo la compra, no tengo el hidrógeno todavía”.[65] Fuentes en Argentina revelaron en que Fortescue ya tendría un contrato de venta de hidrógeno verde con ese destino.[66] En el marco de la COP 26 de Glasgow, en coincidencia con el anuncio del proyecto Pampas, los australianos de la Fortescue anunciaron que se convertirán en los mayores proveedores de hidrógeno verde del Reino Unido. El anuncio lo hicieron luego de firmar un acuerdo (en realidad, un memorándum de entendimiento[67]) con JC Bamford Excavators (un fabricante de equipos de construcción[68]) y Rize Hydrogen (una distribuidora), quienes se habrían comprometido a comprar el 10% de todo su hidrógeno verde.[69][70] La expectativa de las dos empresas británicas es poder distribuir todo ese hidrógeno en el Reino Unido, algo que aún no tienen garantizado: “Estamos caminando por el hidrógeno verde y ahora queremos que el Gobierno muestre su compromiso con el sector invirtiendo en autobuses, trenes, camiones, barcos, aviones y toda la cadena de suministro de hidrógeno verde”, declaró Jo Bamford, presidente de JCB.[71] Debe tenerse presente que en su Estrategia NET ZERO anunciada en octubre de 2021, el Gobierno de Reino Unido da un lugar destacado a la electromovilidad y a la producción de hidrógeno azul.[72]

¿Cuán verde está el proyecto Pampas?

Al margen de que la concreción del proyecto Pampas no está confirmada ni mucho menos,[73] hay dudas con respecto a los tiempos de ejecución del mismo, considerando la información aportada por las fuentes oficiales. De entrada, el proyecto deberá contar con un parque eólico, una planta desaladora (si bien no está cerrada la posibilidad de que se utilice agua dulce, por ejemplo la del acueducto Arroyo Ventana que abastecía de agua a la minera china MCC), una planta de producción de hidrógeno verde y una planta de producción de amoniaco. También deberá contar con un puerto de aguas profundas (uno nuevo o, en una primera instancia, uno ya existente, por ejemplo, el de San Antonio Este[74]).

Los estudios de factibilidad deberían extenderse por dos años (aunque, como vimos, Julie Shuttleworth avisó que se acortarán a uno), tras lo cual la empresa debería tomar una decisión con respecto a la inversión.[75] Luego se debería designar un contratista que efectúe el diseño del proyecto y otro que lleve adelante las obras, y más tarde presentar los estudios de impacto ambiental (EIA) para obtener la licencia ambiental. Digo “los” porque, en principio, la empresa debería presentar estudios de impacto ambiental separados para las distintas instalaciones, cada una con sus particularidades, de manera de dar tiempo razonable a la población para estudiar los documentos y recabar la información que estime necesaria, y así poder participar seria y responsablemente de las audiencias públicas.[76] Se me ocurren cinco EIA: uno para el eventual nuevo puerto (o la adecuación de uno viejo); otro para la planta desaladora; otro para la planta de electrólisis; otro para la planta de producción de amoniaco; y un último para el o los parques eólicos. (Debe recordarse que el complejo industrial que se pretende instalar estará ubicado en un área ambientalmente muy sensible, adyacente a dos áreas naturales protegidas, y que uno o varios de los parques eólicos probablemente sean instalados otra área natural protegida: la Meseta de Somuncura.) Por supuesto, estos EIA que la empresa debería presentar en forma segmentada deberían ser evaluados a la luz de una Evaluación Ambiental Estratégica (EAE) que el gobierno debería impulsar en las fases más tempranas del desarrollo del proyecto.

Recién luego de obtenida la licencia ambiental podría pasarse a la fase de construcción. La del parque eólico y la instalación del tendido eléctrico podrían llevar entre un año y medio y dos,[77], [78] la de la planta desaladora no menos de tres,[79] y así con las demás instalaciones. En mi opinión, es muy difícil que las primeras toneladas de hidrógeno/amoniaco verde se produzcan antes de 2027. 2022 podrá ser el año de los estudios de factibilidad (medición de vientos, suelos, y otros estudios); 2023 el del diseño final del proyecto (al menos la ubicación y diseño de los parques eólicos, suponiendo que avanzan con el diseño de las plantas y el puerto en 2022) y de la elaboración de la EAE por parte del gobierno y los EIA por parte de la empresa o consultoras (lo cual debería hacerse contando ya con el diseño final del proyecto); 2024, el de los procesos de obtención de licencias ambientales y de otros permisos (suponiendo que todos los EIA son presentados el mismo año, y que todos son aprobados sin observaciones); 2025 y 2026, podrán ser los años de la obra en sí: instalación de infraestructura para los trabajadores, la importación de los equipos, la construcción de los parques y plantas, eventualmente del puerto, etc., etc.

¿Qué se hizo del Instituto Fraunhofer?

El informe de factibilidad realizado por el Instituto Fraunhofer es un verdadero proyecto, con estudios de costos y plazos, y de hecho fue incorporado al Plan Estratégico de la provincia de Río Negro, comprendiendo un capítulo entero del mismo (el II). ¿Qué fue de este proyecto? Los alemanes virtualmente desaparecieron de la escena, eclipsados o desplazados por el desembarco de los australianos. Al respecto la gobernadora Carreras ensayó una explicación: “la diferencia respecto de los diálogos que teníamos con otras empresas (se refiere posiblemente al Instituto Fraunhofer) es que los primeros diálogos eran a nivel experimental, las plantas que se proponían eran plantas de baja escala con el fin de experimentar la tecnología y la empresa Fortescue nos ofrece o nos muestra un fuerte interés en hacer ya proyectos escalables porque ellos han desarrollado en Australia y otras locaciones experiencias para la comprobación de la tecnología por eso esa etapa estaría ya resuelta y nos toca a nosotros la oportunidad de llevarlo a un nivel industrial.”[80]

Si efectivamente la gobernadora se estaba refiriendo al informe del Instituto Fraunhofer, no es correcto que ese documento contemple una fase experimental, sí una fase piloto, como un paso previo a la exportación en 2030. En todo caso, los alemanes justifican la necesidad de cumplir con esa fase.[81] Tampoco parece muy consistente el argumento de que se optó por los australianos porque “ellos han desarrollado experiencias para la comprobación de la tecnología”, sin precisar a qué experiencias se refiere.

El estudio del Instituto Fraunhofer sigue formando parte del Plan Estratégico provincial, plan que ahora la gobernadora ve la necesidad estratégica de modificar, a menos de cuatro meses de su anuncio: “tenemos nuestro plan estratégico de hidrógeno desde hace meses muy madurado, por supuesto, ahora con esta inversión también vamos a hacer modificaciones en ese plan estratégico”.[82] Hoy vemos que el Plan ni tan maduro estaba ni tan estratégico era. Evidentemente, y más allá de la promocionada conformación de la Mesa de Hidrógeno Rionegrina, que no generó ningún documento, al menos ninguno que haya trascendido, ni siquiera una valoración por escrito (si es que la hubo) sobre el proyecto del Instituto Fraunhofer o del proyecto de Fortescue (al menos en los términos verbales en los que fue anunciado), la estrategia del gobierno es ir viendo sobre la marcha. En suma, una total improvisación.

IEASA (Integración Energética Argentina SA, la Ex ENARSA), empresa energética estatal que sí forma parte del consorcio H2Ar, anunció en octubre un acuerdo con el Instituto Fraunhofer para el desarrollo del primer proyecto a gran escala de producción de hidrógeno verde en el país con un piso de inversión de 200 millones de dólares.[83] El lugar: Bahía Blanca, provincia de Buenos Aires, en donde IEASA cuenta con 200 ha en Puerto Rosales, dentro de una zona franca.[84], [85] El parque eólico a instalar para este proyecto sería de 200 MW (no de 2.000 como el rionegrino) y al igual que el rionegrino contempla la utilización de agua de mar.[86] El proyecto bonaerense del Fraunhofer apunta, en una primera etapa, a reemplazar el hidrógeno gris utilizado en el polo petroquímico de Bahía Blanca (en el refinado del petróleo y en la producción de fertilizantes) y una fase exportadora que podría comenzar en 2030.[87] El parque eólico y los electrolizadores comenzarían a instalarse en 2022.[88] Debe tenerse en cuenta que en su proyecto rionegrino, el Instituto Fraunhofer propone vender hidrógeno verde a esas mismas industrias, junto con otras ubicadas en Neuquén.[89]

Los puestos de trabajo del proyecto Pampas

Como comenté, la cifra de 15K empleos directos y 50k indirectos fue lanzada desde Glasgow. No queda claro de dónde salieron esos números, si de la empresa o del gobierno nacional. Muy probablemente haya sido de este último, ya que, cuando en la conferencia de prensa de Viedma se le preguntó a Julie Shuttleworth sobre el tema, se limitó a decir que, una vez tomadas las decisiones de inversión (que no están tomadas, obvio), se abriría la oportunidad para cientos y miles de puestos de trabajo, sin dar ninguna cifra precisa. [90]

Suponiendo que efectivamente son miles los puestos de trabajo directos, se me ocurren dos posibilidades. La primera es que aquellos 15 mil puestos de trabajo directos correspondan a la fase de máxima producción de hidrógeno verde. Es decir que sería una proyección a treinta años. Lo único que se me ocurre decir aquí es que es lamentable que la provincia no pueda o no quiera pensar en alternativas más sustentables para la generación de esa misma cantidad de empleos disponiendo de todo este tiempo (pensemos en lo que significó el desarrollo turístico de la costa rionegrina en los últimos treinta años, y en la proyección a futuro de otros balnearios, entre otros Playas Doradas). Una segunda posibilidad es que esos 15 mil puestos de trabajo correspondan a la fase de construcción de la infraestructura (plantas industriales, colocación de los molinos, planta desaladora, caminos, oficinas, etc.), fase que, en el mejor de los casos, comprenderá tres años. Una vez puestas en funcionamiento las plantas, la cifra de 15.000 puestos de trabajo aparece como exagerada, sobre todo tratándose de una empresa, Fortescue, que ha hecho un culto de la automatización como una forma de incrementar la eficiencia y optimizar los recursos.[91] Y aquí me permito hacer una pregunta: los cientos o miles de trabajadores contratados para la instalación de la primera fase, ¿serán los mismos cientos o miles que se ocuparán de la puesta en marcha de la segunda? Es decir, ¿el gobierno computa los empleos de las distintas fases como empleos distintos, aun pudiendo ser los mismos trabajadores que, luego de un periodo de inactividad, son tomados nuevamente por la empresa o la contratista?

Con relación al aporte argentino en producción de tecnología también hay dudas. Fortescue Future Industries ha anunciado recientemente la instalación de una fábrica de electrolizadores PEM (electrolizadores con membrana de intercambio de protones) en asociación con la empresa Plug Power, como parte de su estrategia de producción de 15.000.000 de toneladas de hidrógeno verde para 2030. [92], [93][94] Esta fábrica, cuya concreción aún está sujeta a decisiones de inversión,[95] tendrá por cliente principal a Fortescue Future Industries (obvio). Sobre esto, Julie Shuttleworth explicó a medios internacionales: “El objetivo de FFI es convertirse en la empresa líder mundial, integrada y totalmente renovable de energía y productos ecológicos, impulsando la economía australiana y creando puestos de trabajo para Australia a medida que nos alejamos de los combustibles fósiles. Nuestro brazo de fabricación, que comienza con electrolizadores y se expande a todos los demás productos de la industria ecológica necesarios, presagiará un gran potencial para la fabricación y el empleo ecológicos en la región de Australia.”[96] Se concluye de estas declaraciones que muy probablemente (por no decir seguramente) los electrolizadores del proyecto Pampas se importarán desde Australia. Dada la urgencia del proyecto (que ha llevado a recortar el tiempo dedicado a los estudios de factibilidad, como dije que dijo Shuttleworth), no parece lógico suponer que la empresa australiana se demore en incorporar ideas y sugerencias de innovación locales, sea a través de INVAP o la CNEA.

No hace falta decir que las plantas desaladoras tampoco se harán aquí, teniendo en cuenta el amplio recorrido que Australia posee en la utilización de esa tecnología.

Un comentario con relación al tema del agua

El Informe del Instituto Fraunhofer (insistimos, incorporado al Plan Estratégico de la provincia) plantea la utilización de enormes cantidades de agua dulce de los ríos Limay y Negro. En cambio el proyecto australiano contempla el aprovechamiento del agua del mar. Esta opción no está exenta de serios problemas ambientales, por caso, el del volcado de salmuera al mar (la salmuera es una solución hipersalina residual). Sobre este asunto hay bibliografía de sobra, generada incluso en aquellos países que han apostado a esa tecnología (por razones de fuerza mayor, al no poder abastecer a sus poblaciones con fuentes de agua dulce) y desean minimizar sus impactos.[97] Hoy se sabe que los desechos de salmuera son un 50% más de lo estimado previamente, y que por cada litro de agua dulce obtenido vía desalinización se genera en promedio un litro y medio de salmuera.[98] Además, ese residuo líquido también suele contener rastros de productos químicos utilizados para desinfectar el agua.[99] ¿Qué cantidad de salmuera se echaría al mar en caso de que el proyecto Pampas llegara a concretarse? Si las 2.200.000 toneladas anuales corresponden efectivamente a hidrógeno verde y no a amoniaco, resulta que la producción diaria de ese vector es de 6.027 toneladas (2.200.000/365). Teniendo en cuenta que para producir una tonelada de hidrógeno verde se requieren aproximadamente nueve toneladas de agua dulce, resulta que para producir esas toneladas se precisaría por día una cantidad algo mayor a 54.243 toneladas de agua desalinizada (6027 X 9), lo que implica una producción diaria de poco más de 81.364 toneladas de salmuera (calculando 1.5 litros de salmuera por cada litro de agua dulce obtenido).[100] Esas toneladas se echarían al mar durante un número no precisado de años y en un punto ambientalmente sensible del Golfo San Matías.[101]

¿Áreas naturales protegidas en riesgo?

El complejo industrial (nuevo puerto de aguas profundas + planta desaladora + planta de producción de hidrógeno verde + planta de producción de amoniaco verde) se ubicará entre dos áreas naturales protegidas separadas por apenas 20 km: Puerto Lobos al sur (45.000 ha) y Complejo Islote Lobos al norte (hoy un ANP provincial de 18.000 ha incorporadas al futuro Parque Nacional Islote Lobos). Puerto Lobos no cuenta con un plan de manejo sino solo con una línea de base ambiental.[102] El actual ANP Complejo Islote Lobos sí posee un plan de manejo,[103] el cual propone, entre otras cosas, que el balneario Playas Doradas, ubicado a 10 km al norte del complejo industrial del proyecto Pampas, sea incluido en la zona de amortiguamiento del ANP.[104]

                            Ingreso al ANP Puerto Lobos. Foto tomada en 2018.

Con respecto al asunto del volcado de salmuera que comentamos anteriormente, hay que decir que el golfo San Matías presenta aguas más cálidas y salinas que la plataforma adyacente, sobre todo en los meses de verano debido a la intensa evaporación, y que es muy difícil anticipar qué efecto podría ocasionar en sus características oceanográficas el aporte de enormes cantidades de salmuera a lo largo de todo el año durante muchos años. Entre otras cosas, se desconoce cómo este vertido impactaría en las cadenas tróficas y en los mejillinares de los ambientes rocosos. Localmente, en Playas Doradas desemboca el arroyo Salado, el cual aporta escorrentías temporales de agua dulce que bajan de la meseta, y hay estudios que muestran que en ambientes estuarinos el impacto de la hipersalinidad puede ser mayor que en aguas 100% marinas.[105], [106]

Para finalizar, los ecosistemas marinos del golfo San Matías son vitales para la conservación de numerosas especies marinas, por su gran abundancia de hábitats y por la presencia de zonas de crías y desarrollos de diversas especies de aves y mamíferos marinos.[107] El proyecto Pampas claramente pone en serio riesgo la preservación de esos ecosistemas. A la presencia de un inmenso complejo industrial muy próximo a la costa, obstaculizando la circulación de especies entre dos áreas protegidas, y al vertido de enormes cantidades de salmuera en una zona del mar de circulación restringida en ciertos meses del año, debería sumarse el constante ir y venir de buques de gran calado y gran capacidad de transporte (lo cual, dicho sea de paso, también merecería un EIA propio).

Así no se salva el planeta.

[1] https://www.casarosada.gob.ar/informacion/actividad-oficial/9-noticias/47294-alberto-fernandez-se-reunio-por-teleconferencia-con-empresarios-australianos-que-buscan-invertir-en-energias-renovables-en-el-pais

[2] https://www.adnrionegro.com.ar/2021/08/hidrogeno-la-nueva-esperanza-verde-de-la-argentina/

[3] Una profesional-empresaria muy identificada con la industria minera. https://au.linkedin.com/in/julie-shuttleworth-b283706

[4] ¿Qué dice ese acuerdo marco? No lo sabemos con certeza. Lo que figura en la página oficial de la provincia no es el documento sino un Power Point con los principales puntos del acuerdo. En base a esa presentación y a un trascendido periodístico sabemos que el acuerdo plasma la intención de la empresa y de ambos gobiernos de llevar adelante proyectos verdes en general, como la producción de hidrógeno verde, nitrógeno verde, amoníaco verde, fertilizantes verdes, metales verdes y todos sus productos derivados, comprometiendo a ambos gobiernos a colaborar en todo lo que haga falta. Ese trascendido también revela que la provincia de Río Negro se compromete a reembolsar a la empresa los montos invertidos en estudios si el proyecto finalmente no se concreta.

[5] https://desarrolloenergetico.com.ar/fortescue-planea-invertir-us-6-000-millones-en-hidrogeno-en-la-argentina/

[6] Debe decirse que, contando un nuevo parque eólico a inaugurarse en diciembre 2021 y enero 2022, la potencia instalada en todo el país alcanzará los 3.288,80 MW, es decir que el parque eólico a instalarse en Río Negro para aportar electricidad al proyecto Pampas correspondería al 60% de la potencia instalada en eólica en todo el territorio nacional, y al 39% de la potencia en renovables.  https://www.rionegro.com.ar/el-mes-que-viene-se-sumaran-mas-de-120-mw-de-energia-renovable-2049141/

[7] https://www.rionegro.com.ar/hidrogeno-verde-sera-un-proceso-rapido-pero-con-los-estudios-y-permisos-que-corresponden-2055187/

[8] https://desarrolloenergetico.com.ar/fortescue-planea-invertir-us-6-000-millones-en-hidrogeno-en-la-argentina/

[9] https://desarrolloenergetico.com.ar/fortescue-planea-invertir-us-6-000-millones-en-hidrogeno-en-la-argentina/

[10] https://www.pagina12.com.ar/378623-hidrogeno-verde-en-argentina-alberto-fernandez-acuerda-con-l

[11] https://www.rionegro.com.ar/hidrogeno-verde-sera-un-proceso-rapido-pero-con-los-estudios-y-permisos-que-corresponden-2055187/

[12] Con una fortuna personal estimada en 13.000 millones de dólares. https://www.reuters.com/business/sustainable-business/australian-iron-ore-baron-bets-big-global-green-revolution-2021-10-27/

[13] https://www.dnb.com/business-directory/company-profiles.fortescue_future_industries_pty_ltd.bf64b77fb222d601691334b0c6bcd6e1.html#related-companies

[14] https://www.rechargenews.com/energy-transition/mining-tycoon-and-ex-australian-pm-form-group-to-push-green-hydrogen-over-blue-spin/2-1-1055690

[15] https://opsur.org.ar/2021/11/12/humo-verde-notas-y-comentarios-sobre-la-promocion-del-hidrogeno-como-vector-energetico/

[16] https://www.rechargenews.com/energy-transition/iron-ore-billionaire-plans-2gw-hydrogen-electrolyser-factory-that-will-later-build-wind-turbines-and-solar-panels/2-1-1080319

[17] https://www.rechargenews.com/energy-transition/has-the-iea-lost-the-plot-agency-sets-impossibly-high-hydrogen-targets-then-blames-countries-for-not-meeting-them/2-1-1077209

[18] Boletín Oficial de la República Argentina. Año CXXIX Número 34.683, pg. 4 y 5. Martes 22 de junio de 2021.

[19] https://opsur.org.ar/2021/06/15/hidrogeno-verde-la-nueva-ilusion-rentista-del-gobierno-rionegrino/https://opsur.org.ar/2021/07/21/una-solucion-rionegrina-para-los-problemas-alemanes/https://opsur.org.ar/2021/11/12/humo-verde-notas-y-comentarios-sobre-la-promocion-del-hidrogeno-como-vector-energetico/

[20] https://www.rionegro.com.ar/la-inversion-para-el-hidrogeno-verde-sera-en-cuatro-etapas-2020514/

[21] https://desarrolloenergetico.com.ar/fortescue-un-proyecto-de-hidrogeno-o-un-globo-de-ensayo/

[22] https://www.rionegro.com.ar/la-inversion-para-el-hidrogeno-verde-sera-en-cuatro-etapas-2020514/

[23] https://www.rionegro.com.ar/la-inversion-para-el-hidrogeno-verde-sera-en-cuatro-etapas-2020514/

[24] https://www.ammoniaenergy.org/articles/fortescue-future-industries-powers-ahead-on-green-ammonia/

[25] https://desarrolloenergetico.com.ar/fortescue-un-proyecto-de-hidrogeno-o-un-globo-de-ensayo/

[26] https://www.rionegro.com.ar/la-inversion-para-el-hidrogeno-verde-sera-en-cuatro-etapas-2020514/

[27] https://desarrolloenergetico.com.ar/fortescue-un-proyecto-de-hidrogeno-o-un-globo-de-ensayo/

[28] https://www.ammoniaenergy.org/articles/fortescue-future-industries-powers-ahead-on-green-ammonia/

[29] https://desarrolloenergetico.com.ar/fortescue-un-proyecto-de-hidrogeno-o-un-globo-de-ensayo/

[30] https://www.ammoniaenergy.org/articles/fortescue-future-industries-powers-ahead-on-green-ammonia/

[31] https://fmlapetrolera.com/cuales-son-los-puntos-que-mantienen-verde-al-proyecto-de-hidrogeno-en-rio-negro/

[32] https://www.telam.com.ar/notas/202111/573462-hidrogeno-verde-planta-construccion-sierra-grande.html

[33] https://www.ammoniaenergy.org/articles/fortescue-future-industries-powers-ahead-on-green-ammonia/

[34] https://desarrolloenergetico.com.ar/fortescue-un-proyecto-de-hidrogeno-o-un-globo-de-ensayo/

[35] https://www.rionegro.com.ar/hidrogeno-verde-se-conoceran-hoy-mas-precisiones-sobre-la-propuesta-2053023/ Conferencia de prensa: 44’ 10’’

[36] https://www.youtube.com/watch?v=1-gzSJnxHFM

[37] https://www.youtube.com/watch?v=1-gzSJnxHFM a partir de 1’ 50’’.

[38] https://www.argenports.com.ar/nota/puerto-punta-colorada-centro-de-una-gran-inversion-en-el-sur-rionegrino

[39] https://www.rionegro.com.ar/hidrogeno-verde-sera-un-proceso-rapido-pero-con-los-estudios-y-permisos-que-corresponden-2055187/

[40] https://www.rionegro.com.ar/hidrogeno-verde-se-conoceran-hoy-mas-precisiones-sobre-la-propuesta-2053023/ Conferencia de prensa: 23’ 20’’ En principio, esos cientos de miles de dólares deberían ser devueltos a Fortescue por la provincia en caso de no concretarse el proyecto, según los detalles que trascendieron del acuerdo marco firmado entre los gobiernos provincial y nacional y la empresa.

[41] https://www.memo.com.ar/economia/que-rol-tendria-impsa-en-la-millonaria-inversion-en-hidrogeno-verde/

[42] https://www.impsa.com/autoridades/

[43] Tras una inyección de 20 millones de dólares por parte del gobierno nacional (15 millones) y la provincia de Mendoza (5 millones), y luego de llegar a un acuerdo con sus acreedores para reestructurar su deuda, IMPSA se lanzó a la búsqueda de nuevos proyectos que le permitan solventar los pagos de esa deuda. https://www.cronista.com/economia-politica/el-futuro-de-impsa-negocios-con-el-estado-y-dirigencia-politica-en-su-directorio/;  https://www.cronista.com/apertura-negocio/empresas/el-numero-uno-de-impsa-devela-como-sera-el-dia-despues-del-ingreso-del-estado-como-accionista/

[44] https://desarrolloenergetico.com.ar/fortescue-un-proyecto-de-hidrogeno-o-un-globo-de-ensayo/

[45] https://www.telam.com.ar/notas/202111/573462-hidrogeno-verde-planta-construccion-sierra-grande.html

[46] https://www.rionegro.com.ar/hidrogeno-verde-se-conoceran-hoy-mas-precisiones-sobre-la-propuesta-2053023/ Conferencia de prensa: 34’ 50’’

[47] https://www.rechargenews.com/energy-transition/liebreich-blue-hydrogen-will-be-needed-because-green-h2-alone-will-not-be-able-to-meet-demand/2-1-1068786

[48] https://www.rionegro.com.ar/hidrogeno-como-se-gesto-el-plan-verde-de-rio-negro-2062999/?utm_source=emBlue&utm_medium=email&utm_campaign=template_newsletter&utm_content=Newsletter%20Energ%C3%ADa%2007.12.21–Desencuentro%20en%20la%20industria%20por%20el%20precio%20de%20los%20combustibles%20y%20el%20barril%20&utm_term=Newsletter_EnergiaOn–7–none–30-40–ENVIO%20SIMPLE

[49] https://www.genneia.com.ar/site/parqueinterior.php?parque=2-parque-e%C3%B3lico-pomona

[50] Ciclo Charlas Jueves de Hidrógeno, https://www.youtube.com/watch?v=doDdTpVtIxw 14’ 20’’

[51] Ciclo Charlas Jueves de Hidrógeno, https://www.youtube.com/watch?v=Rol1ICoQ7KU, 34’.

[52] https://ffi.com.au/news/fortescue-future-industries-partners-with-the-kingdom-of-jordan-on-green-hydrogen/

[53] https://desarrolloenergetico.com.ar/fortescue-un-proyecto-de-hidrogeno-o-un-globo-de-ensayo/

[54] https://www.rionegro.com.ar/hidrogeno-verde-se-conoceran-hoy-mas-precisiones-sobre-la-propuesta-2053023/ Conferencia de prensa: 21’ 20’’.

[55] https://www.rionegro.com.ar/hidrogeno-verde-se-conoceran-hoy-mas-precisiones-sobre-la-propuesta-2053023/ Conferencia de prensa: 30’.

[56] Salgado, L. y Scandizzo, H. 2021. Humo Verde. La promoción del hidrógeno como vector energético, p. 6. https://opsur.org.ar/2021/11/12/humo-verde-notas-y-comentarios-sobre-la-promocion-del-hidrogeno-como-vector-energetico/

[57] https://ingenostrum.com/amoniaco-verde-descarbonizacion-total-de-la-economia/

[58] http://reportesostenible.cl/blog/amoniaco-verde-el-vector-energetico-que-puede-formar-parte-de-la-revolucion-del-hidrogeno-renovable/

[59] https://confluenciaportuaria.com/destacada/se-anuncio-la-primera-pila-de-combustible-basada-en-amoniaco-para-barcos/

[60] Ammonia: zero-carbon fertiliser, fuel and energy store POLICY BRIEFING. https://royalsociety.org/-/media/policy/projects/green-ammonia/green-ammonia-policy-briefing.pdf

[61] https://seguridadindustrial.tesicnor.com/es/explosion-planta-fertilizantes-texas-1/

[62] https://www.argusmedia.com/en/news/2167330-first-commercialscale-green-ammonia-plant-planned

[63] Actualmente se consumen en todo el país unas 328.000 toneladas de hidrógeno gris.  https://www.youtube.com/watch?v=doDdTpVtIxw&t=2286s 43’ 30’’

[64] https://www.rionegro.com.ar/hidrogeno-verde-la-empresa-ratifica-inversion-y-comienza-las-mediciones-2054372/

[65] https://www.rionegro.com.ar/hidrogeno-verde-la-idea-es-comenzar-a-producir-si-o-si-a-fines-de-2024-2019501/

[66] https://negocios.com.ar/negocios/pichot-la-inversion-de-casi-us-8-000-millones-esta-entre-los-5-proyectos-mas-importantes-de-la-compania/

[67] https://ryzehydrogen.com/2021/10/31/4334/

[68] JCB ofrece a través de su página web una amplia gama de maquinarias y vehículos, incluso para la industria militar. Al respecto, la empresa se jacta de que sus vehículos militares especializados se han utilizado en los entornos más duros en operaciones en todo el mundo. https://www.jcb.com/en-gb/products/defence-products

[69] https://im-mining.com/2021/11/03/fortescue-future-industries-first-mover-global-green-hydrogen-next-generation-mining-equipment/

[70] https://www.bbc.com/news/uk-59107805

[71] https://ryzehydrogen.com/2021/10/31/4334/

[72] https://ryzehydrogen.com/2021/10/27/hydrogen-to-play-central-role-in-uk-net-zero-strategy/

[73] Al parecer, luego de los anuncios de Glasgow, un grupo de inversionistas de Fortescue pidió a la empresa una reunión informativa para comprender esas estimaciones de costos. Elizabeth Gaines, la empresaria y CEO de Fortescue Metals, aclaró: “En realidad, no hemos anunciado ni aprobado ningún proyecto.” “Todo lo que hayamos anunciado, incluido Gladstone (por la fábrica de electrolizadores, nota nuestra), hemos proporcionado una estimación de capital para eso. Así que queda un largo camino por recorrer en varias de estas áreas.” https://reneweconomy.com.au/forrests-relentless-pursuit-of-green-hydrogen-deals-extends-to-jordan-and-argentina/

[74] https://desarrolloenergetico.com.ar/fortescue-un-proyecto-de-hidrogeno-o-un-globo-de-ensayo/

[75] https://desarrolloenergetico.com.ar/fortescue-un-proyecto-de-hidrogeno-o-un-globo-de-ensayo/

[76] La ley provincial N° 3266 que regula los procedimientos de evaluación de impacto ambiental en Río Negro, establece en su Artículo 3, que estarán sujetos a esos procedimientos la construcción de obras para la generación de energía hidroeléctrica, térmica, solar, eólica o nuclear, así como también los respectivos transportes, tratamientos, depósitos y cualquier otra actividad y/o gestión referida al manejo de residuos y materiales propios de la actividad.

[77] https://ria.utn.edu.ar/bitstream/handle/20.500.12272/3021/Instalaci%C3%B3n%20de%20parque%20e%C3%B3lico%20en%20provincia%20de%20Buenos%20Aires.pdf?sequence=1&isAllowed=y

[78] https://www.energiaestrategica.com/que-tecnologia-renovable-demora-menos-tiempo-para-la-construccion-de-centrales-y-su-puesta-en-marcha/

[79] https://en.wikipedia.org/wiki/Victorian_Desalination_Plant

[80] https://www.youtube.com/watch?v=X6ykZZwNy6A

[81] Orientada al reemplazo del hidrógeno gris por el verde, utilizado en refinerías y fábricas de fertilizantes, es decir que el hidrógeno verde está orientado a sostener actividades vinculadas con los petronegocios y agronegocios. La utilización en movilidad pare el 2025, planteada en el escenario domestico del informe del Instituto Fraunhofer, es muy poco realista. https://opsur.org.ar/2021/11/12/humo-verde-notas-y-comentarios-sobre-la-promocion-del-hidrogeno-como-vector-energetico/

[82] https://www.youtube.com/watch?v=RHiEf8-5cRc

[83] https://www.infobae.com/economia/2021/10/21/con-una-inversion-de-usd-200-millones-lanzaron-el-primer-proyecto-de-hidrogeno-verde-a-gran-escala-en-argentina/

[84] https://www.ieasa.com.ar/index.php/ieasa-firma-un-acuerdo-con-el-instituto-fraunhofer-para-el-desarrollo-del-primer-proyecto-de-hidrogeno-verde-a-gran-escala-en-la-republica-argentina/

[85] https://admin.radionacional.com.ar/produccion-de-hidrogeno-los-vientos-y-la-cercania-al-mar-ventajas-de-bahia/

[86] https://admin.radionacional.com.ar/produccion-de-hidrogeno-los-vientos-y-la-cercania-al-mar-ventajas-de-bahia/

[87] https://econojournal.com.ar/2021/10/agustin-gerez-lo-que-ieasa-quiere-hacer-con-el-hidrogeno-verde-es-similar-a-lo-que-hizo-ypf-en-vaca-muerta/

[88] https://admin.radionacional.com.ar/produccion-de-hidrogeno-los-vientos-y-la-cercania-al-mar-ventajas-de-bahia/

[89] Schröer, R., Bard, J. y Plaisir, M. 2021. Estudio sobre la producción de hidrógeno verde en la provincia de Río Negro. Informe del Instituto Fraunhofer encargado por la provincia de Río Negro. 102pp.

[90] https://www.rionegro.com.ar/hidrogeno-verde-se-conoceran-hoy-mas-precisiones-sobre-la-propuesta-2053023/ Conferencia de prensa: 24’ 20’’

[91] https://www.reuters.com/business/sustainable-business/australian-iron-ore-baron-bets-big-global-green-revolution-2021-10-27/

[92] https://www.rechargenews.com/energy-transition/iron-ore-billionaire-plans-2gw-hydrogen-electrolyser-factory-that-will-later-build-wind-turbines-and-solar-panels/2-1-1080319

[93] https://www.rechargenews.com/energy-transition/australian-billionaire-s-2gw-hydrogen-electrolyser-factory-to-be-50-50-joint-venture-with-plug-power/2-1-1082692

[94] https://www.ammoniaenergy.org/articles/fortescue-future-industries-powers-ahead-on-green-ammonia/

[95] https://reneweconomy.com.au/forrests-relentless-pursuit-of-green-hydrogen-deals-extends-to-jordan-and-argentina/

[96] https://ffi.com.au/news/regional-workers-the-winners-as-fortescue-future-industries-announces-global-green-energy-manufacturing-centre-in-queensland/

[97] Miller, S., Shemer, H. y Semiat, R. 2015. Energy and environmental issues in desalination. Desalination 355 (2015): 2-8 (disponible en Internet https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0011916414006377?casa_token=9Bmw_uER9qsAAAAA:63VWRP1QnDZne9QyI6EvjudF9vrB4AQN6d6Sj_s2Xu935GaaLLhZNfL3MKsl_SeRrZPcVZ1-rkqq); Elsaid, K., Sayed, E. T., Abdelkareem, M.A., Baroutaji, A., y Olabi, A. G. 2020. Environmental impact of desalination processes: mitigation and control strategies. Science of the Total Environment 740 (2020) 140125 (disponible en Internet https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0048969720336469?casa_token=ZcTi5GlJ5AQAAAAA:PLsIbfd1fbsKaq7xnkLFJ-pur80j4izvNwum-753ok5lAlzfQyIl8gixNynGHwGniYqupK2hSWkJ); Almarza, A. S. 2019. Desalinización de agua de mar. Implicancias Jurídicas en Chile. Actividad formativa equivalente a tesis magister de derecho ambiental. Universidad de Chile. Facultad de Derecho (disponible en Internet https://repositorio.uchile.cl/bitstream/handle/2250/172899/Desalinizacion-de-agua-de-mar-implicancias-juridicas.pdf?sequence=1&isAllowed=n).

[98] https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0048969718349167

[99] https://www.thesouthafrican.com/news/cape-town-water-crisis-desalination-issues/

[100] Si, en cambio, los 2.200.000 corresponden a amoníaco verde (porque insistimos, las cifras arrojadas son confusas), y teniendo en cuenta que se requiere de 1 tonelada de HV para la producción de 5 toneladas de AV, entonces la producción de HV sería de poco más de 1.205 toneladas diarias, no 6.027 (lo que implicaría unas 10.845 toneladas de agua desalinizada por día y una producción diaria de salmuera de 16.265 toneladas.

[101] Considerando que 1 litro de salmuera pesa 1,23 kg (0.00123 toneladas), 81.364 toneladas de salmuera equivaldrían a 66.149.593 litros, es decir a 66.149,593 m3. De lo que surge que el volcado diario de salmuera al golfo San Matías en ese punto de Playas Doradas tendría un volumen aproximado equivalente a 50 obeliscos de la ciudad de Buenos Aires (volumen del obelisco porteño: 1.378 m3); más de 18.000 obeliscos de salmuera al año.

[102] http://biblioteca.cfi.org.ar/wp-content/uploads/sites/2/2020/02/informe-final-cfi-puerto-lobos.-solimano-et-al..pdf

[103] http://biblioteca.cfi.org.ar/wp-content/uploads/sites/2/2019/10/plan-de-manejo-complejo-islote-lobos-documento-final.pdf

[104] http://biblioteca.cfi.org.ar/wp-content/uploads/sites/2/2019/10/plan-de-manejo-complejo-islote-lobos-documento-final.pdf p. 119.

[105] http://biblioteca.cfi.org.ar/wp-content/uploads/sites/2/2019/10/plan-de-manejo-complejo-islote-lobos-documento-final.pdf, p. 115.

[106] https://www.waterboards.ca.gov/water_issues/programs/ocean/desalination/docs/saltoxfr08012.pdf p. 7

[107] http://biblioteca.cfi.org.ar/wp-content/uploads/sites/2/2020/02/informe-final-cfi-puerto-lobos.-solimano-et-al..pdf

Ambientalistas desmienten a Oldelval y dicen que el petróleo derramado podría llegar a los ríos

Por Energía Online .- Organizaciones contactadas por EOL sostienen que el 30% del petróleo no se pudo recuperar y que la posibilidad de que se filtre a las napas freáticas es “casi certera”.

A pesar de las declaraciones de la empresa Oldelval, sobre la supuesta recuperación de todo el crudo derramado en el accidente de la semana pasada, el Observatorio Petrolero Sur (OPSur) afirma que un porcentaje del derrame no se recolectó y potencialmente se infiltrará y contaminará ríos y lagunas de la zona.

“Esta porción del derrame se combinó con la tierra y se formó una especie de lodo, esto probablemente se infiltre en las napas más superficiales de la cuenca”, explica a EOL, Martín Álvarez, investigador de OPSur y especialista en el megaproyecto de Vaca Muerta. Y agrega que la “zona contaminada está constituida por médanos que tienen una gran capacidad de filtración y por ende, la polución es casi certera”.

Si bien aún es preliminar, se auspician dos posibles zonas con contaminación severa. La primera es la laguna Cesárea, localizada a 5 km del yacimiento petrolero y que en 2019 fue declarada “Refugio de Vida Silvestre”.  “El riesgo de contacto del derrame con el cuerpo de agua es casi certero”, declara la OPsur. Esto es algo que varias organizaciones han advertido durante años y que hasta ahora no se han tomado medidas.

La segunda zona es la cuenca del Río Colorado que se encuentra a cuatro kilómetros del incidente, las napas freáticas debajo del derrame desembocan en este río. Álvarez sugiere poner especial atención a los próximos informes del Comité Interjurisdiccional del Río Colorado (COIRCO), que es el encargado de estudiar y dictaminar la calidad del agua en todo el caudal.

Posibles causas

La razón más probable del incidente es la falta de mantenimiento y renovación de infraestructura. Especialmente después del exponencial incremento en la extracción de crudo, que subió un 53% este año. “Tienen a tope una infraestructura que se sabe vieja y que en muchos casos no se revisa hasta que hay un accidente”, advierte Álvarez.

En mayo de este año, la comunidad mapuche Quiñe Trawun Peñi, que vive cerca del yacimiento, junto con varias organizaciones ambientalistas hicieron una denuncia pública en contra de Oleoductos del Valle en la que enfatizaban la necesidad de mantenimiento de los ductos de transporte de petróleo.

También hubo intentos de diálogo por parte del Observatorio con Oldelval. “Hace un par de días me comuniqué con los abogados de la comunidad mapuche que están trabajando el caso. Sin embargo, no hay respuesta”, informa el investigador de OPSur.

No es un hecho aislado

Para OPSur, el derrame de la semana pasada fue uno de los más catastróficos de las últimas décadas, por lo mismo fue muy mediático. Sin embargo, la cantidad de incidentes de contaminación relacionados con Vaca Muerta supera los 3000 en cuatro años, así lo informó la Secretaría de Ambiente de Neuquén.

Este dato es uno de los pocos de acceso público que hay, ya que esta industria parece manejarse con especial silencio cuando se trata de reportes, datos y estadísticas de impacto ambiental.

“Existe un sistema de reporte cada vez que ocurre algún accidente sean menores, medianos o grandes. Las empresas concesionarias están obligadas a reportarlo, este sistema lo manejan los organismos de gobierno”, explica Álvarez.

Sin embargo, advierte que existe especial hermetismo a la solicitud de los datos. “Nosotros la hemos solicitado y no nos la han entregado. Los organismos provinciales de Río Negro son particularmente evasivos con las solicitudes”.

OPSur recomienda incentivar “una perspectiva preventiva tanto en el modelo de negocios como en las políticas ambientales relacionadas con este proyecto”, cuestión que parece inexistente según el instituto.

Fotorreportaje: Historias de Mar

Por Javier Andrada / Fotos: Flor Guzzetti .- Ante los anuncios de exploración de hidrocarburos costa afuera, las comunidades costeras se levantan para defender sus territorios y compartir sus historias.

¿Qué pasaría si un derrame de petróleo llega a las costas de Mar del Plata, Miramar, Santa Clara y otras ciudades bonaerenses que basan su economía en el turismo y la pesca? ¿Qué sería del ecosistema marino? ¿Qué sienten y piensan los habitantes de esta región, y cómo podría cambiar el curso de sus vidas? 

La noticia del proyecto de exploración petrolera en el Mar Argentino provocó sorpresa primero e indignación después. Pero también reacción ante un plan pergeñado entre gallos y medianoche que no contempló a las comunidades costeras. El modelo extractivista nunca lo hace, la democracia directa se convierte en utopía. 

Zazá 

Navegó las aguas del Mar Argentino durante treinta y siete años hasta que se retiró al cumplir 57; lejos de quedarse en su casa, sale a volantear sábado por medio por las calles del puerto junto a otros compañeros y compañeras que también participan como él de la Asamblea Por Un Mar Libre de Petroleras. También se hace tiempo para apoyar en cada movilización a las familias de las víctimas del Rigel, el pesquero marplatense que se hundió frente a las costas de Chubut en junio de 2018.

Dice que la gente los recibe bien, aunque la mayoría no está informada sobre el proyecto de exploración sísmica. No se imagina a Mar del Plata con las plataformas petroleras frente a la costa, “desaparecería como ciudad turística y pesquera, esto sería muy perjudicial en lo social y en lo económico: los hidrocarburos son obsoletos, están destruyendo al planeta”, agrega.

Wenceslao

En cuanto se enteró de la posibilidad de la instalación de las plataformas petroleras, con las consecuencias sociales que eso podría tener, sintió que los seres humanos están condenados a la involución.

 Y tal vez porque eligió construir su casa con materiales naturales, con elementos no contaminantes -bioconstrucción- es que encuentra analogías entre la producción petrolera y la industria del cemento. “Lo que pasó en los años ´30, lo que se generó a partir de la combustión de los hornos, la emanación de gases, se parece bastante a esto”. Y agrega, “sin contar el papel que se gasta en las bolsas de cemento, las rutas que se hicieron para transportarlo… es interminable la lista de contraindicaciones para la naturaleza, cuando la tierra la tenemos debajo de los pies, mucho más a mano. Nos inculcaron que el adobe, las formas tradicionales de construcción, eran sinónimo de pobreza. Las corporaciones llevan a la gente a la esclavización a través del consumo”.

Martín

Pescador artesanal, se aventura en el océano para conseguir alimento. Vive en el borde del continente, como suelen llamar los habitantes del sur de Mar del Plata a esta franja de campo y mar. “Es un gran límite y maestro. Los días de sudestada nadie hace planes, son momentos para mirar hacia adentro. Vivimos en torno al clima y los tiempos del mar. Lo mismo con la pesca, si el clima dispone que es buen momento para hacerlo, cuando no hay viento y las mareas y los ciclos lunares son los adecuados. Pescamos con remos, salimos al mar a navegar así, con línea de mano; se puede sentir la fuerza de la naturaleza luchando para sobrevivir”.

Martín habla pausado. Dice que es importante entender que ésta es una práctica que hacen con mucha conciencia y agradecimiento. Pescan lo que necesitan, y no vuelven hasta que no se les acaba.

“Cuando escuchamos estos proyectos de las petroleras no podemos evitar pensar que los empresarios están desperdiciando el medio marino, lo que ellos llaman recurso natural. Deberíamos vivir en armonía a nivel global. Acá somos una comunidad, formada y organizada que tuvo que aprender a hablar el idioma legal pero que también conserva conocimientos ancestrales. Tenemos una tierra muy abundante y somos conscientes de eso: podemos tener una vida sana, digna, sin violencia y sin hambre. El mar es un sabio, nunca nos deja sin alimento”.

Camila

 Camila eligió vivir cerca del océano, en contacto con la naturaleza. Se nutre de su energía. “Voy a un comercio a comprar y paso observando  el mar -cuenta- y vuelvo de otro lado y estoy enfrente otra vez, me quedo mirándolo”. Cuando escucha hablar de las plataformas petroleras lo primero en lo que piensa es en sus hijos, en los animales y el lugar donde se afincó.

Sin embargo, es optimista porque nota que hay compromiso social: “lo ambiental depende de la gente, de que la sociedad se pare y se haga escuchar. Este proyecto extractivista nos muestra que la agenda ambiental no es prioridad. Hay mucha ceguera en la forma de consumir, en el perjuicio que eso genera sobre las cuestiones básicas de la vida. Si hoy yo no intento proteger el pedacito de tierra que habito, no lo va a hacer nadie por mí”.

 

Chubut: quién se atreve a decir la última palabra

Qué escribir, que no se haya escrito, de las valientes y sostenidas luchas de los pueblos del Chubut en defensa del agua y de la vida, en defensa del territorio. Qué escribir, que no se haya escrito, de la crisis económica y social de la provincia que se deriva de la dependencia petrolera. Qué escribir, que no se haya escrito, de la degradación de las instituciones democráticas de la provincia, una degradación institucional que se fue acentuando a medida que creció la connivencia de la clase dirigente con el extractivismo minero. Porque cabe subrayar que la degradación es de las instituciones, no de la democracia, porque la democracia directa, la democracia de abajo, la de los pueblos, fue creciendo y consolidándose en las luchas, en las movilizaciones, en la construcción de conocimientos colectivos y en propuestas, como la Iniciativa Popular.

Fotos de Luan-Colectiva de acción fotográfica

Hace casi veinte años que la clase dirigente intenta zonificar la provincia y, si tardaron todo ese tiempo para abrirle la tranquera a las mineras, para lograr la sanción y promulgación de la ley que las habilita, es porque la resistencia de los pueblos no les dejaba margen. Ahora la ley pasó a escondidas, pero falta mucho para que se diga la última palabra, porque los pueblos siguen en las calles, en las plazas, en las rutas, en los territorios, movilizados por el agua y la vida. Y si tienen que resistir otros veinte años, ¿quién se atrevería a  asegurar que no lo van a hacer?

El gobierno de Mariano Arcioni sigue apostando a la represión, ese es quizá el signo de su gestión, meta bala. De otra manera no puede gobernar, pues llegó a Fontana 50 diciendo que estaba en contra de la megaminería. Y el gobierno nacional aprueba, no se alzan voces para condenar la cacería de manifestantes ni burla a la voluntad popular, un silencio que dice a gritos que con megaminería pretende pagarle al FMI. 

Del calor de las jornadas de diciembre de 2001 se nutrieron las asambleas por el No a la Mina, esas que en 2002 comenzaron a nacer en Chubut y movilizaron la provincia y el país. A días de cumplirse 20 años de aquel diciembre, el pueblo de Chubut está en las calles defendiendo el agua, la vida, el territorio, construyendo futuro, manteniendo vivo ese espíritu de lucha del 2001. Y quién se anima a afirmar que no estarán así otros veinte años, si es necesario, como dicen en Esquel, para que la montaña siga allí.

Qué más decir desde el OPSur que perdernos en un estrecho abrazo con todes quienes construyen futuro defendiendo el agua, la vida y los territorios.