Archivo de la etiqueta: #VacaMuerta

Vaca Muerta: El incendio reinstala la necesidad de terminar con las zonas liberadas al fracking

Incendio en pozo Loma La Lata Oeste. Foto, Juan Pablo Barrientos

Por OPSur.- El subsecretario de Hidrocarburos de la provincia del Neuquén, Gabriel López, aseguró que los especialistas de la empresa Wild Well Control, que arribaron ayer desde Estados Unidos, evalúan que el control definitivo del pozo Loma La Lata X-2 (LLLO X-2) demandará aproximadamente dos semanas de trabajo; para esa tarea aguardan la llegada de válvulas especiales desde ese país. “No debería alterarse la situación actual del pozo porque toda la presión del reservorio, que va fluyendo actualmente sin ningún control de superficie, se diluye en la quema del gas”, sostuvo el funcionario en declaraciones con el Panorama Informativo de Radio Universidad CALF de Neuquén.

En tanto, consultado sobre si sería sancionada YPF, por ser la operadora del área, López señaló: “No se está evaluando en este momento cuál es el mérito de la sanción porque no se tiene el elemento de prueba contundente que incrimine a la compañía”. Y agregó: “Una vez que la situación esté controlada y la compañía nos entregue el informe correspondiente se harán las evaluaciones de pertinencia del informe y en base a eso se merituará si corresponde una sanción”.

En octubre del año pasado, en el área Bandurria Sur, también operada por YPF, un pozo estuvo fuera de control durante 36 horas, en aquella oportunidad, el diario Río Negro, el de mayor circulación del norte de la Patagonia, publicó un informe oficial sobre incidentes hidrocarburíferos en Neuquén. Desde inicios de 2018 hasta octubre se habían registrado 934 incidentes ambientales, más de dos por día. En ese período, el 95% de las contingencias fueron catalogadas como “menores” y el 5% restante como “mayores”. Es decir, que entre enero y octubre de 2018 hubo 46 incidentes de cierta gravedad, uno por semana, lo que refleja a las claras la intensa huella socioambiental que esta actividad deja en el territorio.

A diferencia de lo sucedido el año pasado en Bandurria Sur, en esta oportunidad funcionarios de la provincia, se mostraron dispuestos a hacer declaraciones y dar precisiones sobre la contingencia.

Reabrir el debate

La fuga en el pozo exploratorio LLLO X-2 comenzó el sábado y en la madrugada del domingo se declaró el incendio. La situación recuerda a lo sucedido en 2013 en la localidad de Plottier, cuando ardió un pozo de gas ubicado a poco metros de un plan de viviendas. En aquella oportunidad tardaron cinco días en controlar las llamas, también intervinieron especialistas llegados desde Estados Unidos. Si bien en el caso de Loma La Lata Oeste no se trata de una zona urbana, como se ha enfatizado en algunos ámbitos para restarle gravedad al hecho, cabe destacar que el pozo se ubica a menos de dos kilómetros del lago Los Barreales, que funciona como “cisterna” para el aprovisionamiento de gran parte de quienes viven en el conglomerado urbano más importante de la Patagonia Norte.

Producto de políticas públicas se amplían las áreas de exploración y explotación y la actividad hidrocarburífera se expande y intensifica en centenares de kilómetros cuadrados y se incorpora a la vida cotidiana de miles de personas como un peligroso agente invasivo. Cuando se produjo el incendio en Plottier se abrió un fugaz debate, o al menos una catarata de declaraciones de funcionarios públicos, sobre los riesgos que genera la actividad hidrocarburífera en zonas urbanas y periurbanas y la necesidad de ponerle un freno a través de la creación de “zonas de exclusión”. Controladas las llamas, la necesidad de limitar el avance extractivista desapareció de la agenda gubernamental – tanto a nivel municipal como provincial.

Lo que está sucediendo en Loma La Lata Oeste reactualiza la necesidad de que se abra ese debate, no para crear “zonas de exclusión” y liberar el resto del territorio al extractivismo, sino para avanzar en una transición hacia otras fuentes de energía, que demanda de manera urgente, como paso primero, el establecimiento de zonas de preservación. Es decir, que se frene el avance sobre áreas urbanas y periurbanas, cuencas hídricas, tierras destinadas a la producción de alimentos, territorios comunitarios indígenas y áreas naturales protegidas.

Denuncian la “distribución regresiva” de ingresos generada por la política energética de Macri

Un informe de EJES analizó la fenomenal transferencia de ingresos que generó la política tarifaria en la era Macri, vía dolarización, flexibilización laboral y subas de hasta 3500%.

El presidente Mauricio Macri, durante su visita a Vaca Muerta, junto al empresario Paolo Rocca.

Por Periferia.- Un estudio elaborado por EJES (Enlace por la Justicia Energética y Socioambiental) denunció la brutal transferencia de ingresos generada por la política energética de Cambiemos.

El documento titulado “Ocaso de la ilusión liberal: la política energética de Cambiemos” señala que los cuadros tarifarios diseñados por el gobierno nacional de Mauricio Macri definieron, en cuatro años, una transferencia fenomenal de ingresos de toda la población a un grupo reducido de empresarios.

Esos grupos empresarios quedaron reflejados en la conformación de los cuadros técnicos que ocuparon el Ministerio de Energía, a cargo de Juan José Aranguren, ligado a la firma Shell.

De allí para abajo, las secretarías, subsecretarías, organismos y entes reguladores dependientes de la cartera fueron ocupadas por representantes de empresas como Edenor, Edesur, TGS, Axion, Panamerican, Total y Esso.

“Esa lógica se tradujo al interior de las empresas energéticas con la flexibilización laboral, avalada por el gobierno de Cambiemos?, afirma el economista Marco Kofman, investigador de EJES, quien estuvo a cargo de la presentación del informe.

Aumentos del 3500%

EJES estimó que, entre 2015 y 2019, el aumento total de la energía eléctrica osciló entre 3.000% y 3.500% que recayó por completo en la economía de los usuarios y se transfirió directamente a esas empresas, con la mediación del Estado nacional para alentar ese proceso.

Según EJES, en esos cuatro años el gobierno llevó los subsidios a la energía del 9,6% al 4,3% por lo que los hogares debieron hacerse cargo del 100% del precio de la energía eléctrica y el gas haciendo que los aumentos en las facturas sean superiores al 1.000%.

Con esa baja, advierte EJES, se orientó el uso del dinero público al pago de intereses de la deuda externa contraída por Macri. Por ello este ítem aumentó de 7,6 al 19,6%, a lo largo de los cuatro años.

“El gobierno determinó que los subsidios se irían eliminando en forma gradual para que los usuarios terminen pagando la totalidad del precio del gas en octubre de 2019, mediante aumentos de precio que irían de 1,29 dólares/MBTU hasta 6,77 dólares/MBTU” explica el informe.

Sin embargo, el Gobierno estableció, además, el aumento de las tarifas de transporte y distribución de gas, que elevó los otros dos componentes de la factura de gas que pagan los usuarios además del gas en boca de pozo.

Vaca Muerta: el paradigma de la flexibilización 

En el informe repasana la firma del acuerdo por Vaca Muerta junto a empresarios y sindicatos que incorporó modificaciones al convenio colectivo de trabajo, eliminando beneficios salariales, reduciendo dotaciones técnicas de personal e incorporando modalidades de contratación flexible.

Con las medidas, afirma EJES, se terminó de afianzar el modelo de privatización energética y desregulación del Estado a las relaciones laborales que llevó en 2018 los salarios del sector a una caída del 16%. Pero, además, generó la pérdida de 9 mil puestos de trabajo respecto a 2015.

EJES repasa que el ciclo que definió la política energética de Cambiemos comenzó a cerrarse cuando se creó Desarrolladora Energética S.A., controlada por Rogelio Pagano a través de una red de empresas offshore que conformó un monopolio en la provincia de Buenos Aires con el control de Eden, Edea y Edelap.

La empresa se convirtió en latercera distribuidora más importante del país detrás de Edenor y Edesur. Las tres empresas controlan el 49% de la distrubución eléctrica.

Dolarización de combustibles 

Ya a fines de 2017 comenzó a regir la liberalización del precio de los combustibles que hasta entonces era fruto de un acuerdo entre el Estado Nacional, las provincias y el sector privado.

Las empresas allí tuvieron libertad para fijar el precio interno en función del precio internacional y de la cotización del dólar.

Según el informe, ello no hizo más que acelerar la transferencia de ingresos en la sociedad argentina y profundizar la crisis social y económica del país, que volvió inviable la política del gobierno.

“Cambiemos retomó la agenda neoliberal de la energía con el marco regulatorio vigente desde los 90. La ?fe en los mercados? justificó la eliminación de subsidios y permitió reasignar fondos para atender una deuda que fue el respirador artificial de la economía macrista”, afirma EJES.

En ese sentido, “el costo político del aumento tarifario fue creciente”, dice el informe de EJES que apunta que “la política energética naufragó entre la inviabilidad política y la económica”.

EJES concluye que “el tarifazo expandió la pobreza energética con hogares que destinan más del 10% del ingreso en atender sus necesidades energéticas por todo el país del 1% al 20% desde 2015”.

De esta manera, en el sector empresario “las empresas distribuidoras y transportistas multiplicaron sus ganancias haciendo que un conjunto reducido de empresarios como Midlin, Pagano, Rocca, Britto y Caputo incrementen su poder en el sector” sin incentivar la industria nacional de componentes.

Pero, además, “el Estado se desprendió de valiosos activos y la empresa YPF quedó relegada en una producción de hidrocarburos que acentuó su carácter privado y contaminante”.

Sumate al webinar: ¿Qué hizo el gobierno de Mauricio Macri en el sector energético?

EJES y FARN, invitan al Webinar “La política energética de Cambiemos”.  Esta videoconferencia se realizará el martes 10 de septiembre a las 14 hrs y se podrá acceder de forma gratuita, inscribiéndose en este link.

Como parte de EJES, Enlace por la Justicia Energética y Socioambiental, invitamos a esta videoconferencia donde haremos público el informe “El ocaso de la ilusión neoliberal”, un estudio cronológico desde diciembre de 2015 a agosto de 2019 con las medidas que delinearon la política energética del gobierno de Cambiemos.

Por su parte, FARN, Fundación Ambiente y Recursos Naturales, presentará el documento “Subsidios a los combustibles fósiles en Argentina 2018-2019”.

Esperamos puedan acompañarnos.

¿CÓMO PARTICIPAR?
La actividad es gratuita, con inscripción obligatoria
Una vez realizada la inscripción se recibirá el link para acceder al Webinar.

Martes 10 de septiembre / 14 hrs (Argentina)
Inscripciones: https://attendee.gotowebinar.com/register/581617863126876941

La Comunidad Mapuche Campo Maripe va a la Corte Suprema

Los integrantes de la comunidad mapuche Campo Maripe y la Confederación Mapuce de Neuquén irán ante la Corte Suprema de Justicia para sostener la validez de la sentencia absolutoria.

Por La Izquierda Diario

La Comunidad Mapuche Campo Maripe y la Confederación Mapuce de Neuquén, repudiaron el fallo del Tribunal Superior de Justicia que confirma la nulidad de la sentencia absolutoria dictada por Gustavo Ravizzolli. Tras esta decisión del tribunal apelarán a la Corte Suprema de Justicia para sostener la validez de la sentencia absolutoria.

“Hay una posición que en algún momento la Justicia definió como un blindaje a la industria petrolera por todo lo genera, por toda la actividad” denunció el integrante de la Confederación Mapuche de Neuquén Jorge Nawel en una entrevista en el Rompecabezas por AM Cumbre.

Aseguró que es “un desatino absoluto que pretendan defender a las petroleras violando los derechos del Pueblo Mapuche” y que de esta manera “no van a tener seguridad, ni van a tener tranquilidad”.

El referente mapuche explicó que cuando el Tribunal Superior rechazó la apelación de la Comunidad y ordena hacer un nuevo juicio, no les da la posibilidad de designar testigos como sí ocurrió en el primer juicio donde fueron absueltos. “Van a desfilar decenas de testigos de la familia Vela, el testigo principal es el ministro de Ambiente de la provincia, todos empecinados en condenar a la comunidad mapuche”. Es por esto que decidieron apelar a la Corte Suprema “para ver si van a poner orden ante todo este desatino que está realizando la Justicia neuquina”.

Nawel aseguró que en Vaca Muerta “los mapuches somos como una interferencia, gente que hay que tratar de apartar. Ese es el error que están cometiendo porque los conflictos van a ser interminables porque se trata de defender nuestros derechos, nuestra existencia, de que no nos arrastren detrás de toda esta fiebre economicista sin importar el impacto profundo que está generando sobre el ambiente sobre la sociedad, sobre la cultura mapuche”.

Sostuvo que los derechos de los pueblos originarios “no son temas que no están incorporados en la agenda de estos especuladores que lo único que buscan es ganancia rápida, los empresarios para seguir saqueando y el gobierno para seguir sosteniendo su poder político”.

Planta de Fortín de Piedra, detras el río Neuquén, el lago Los Barreales y Sauzal Bonito. Foto Martín Álvarez Mullally

“Toda la infraestructura estuvo pensada para una zona que no era sísmica”

Existe una coincidencia temporal entre la aparición de los sismos y la llegada del fracking.

Planta de Fortín de Piedra, detras el río Neuquén, el lago Los Barreales y Sauzal Bonito. Foto Martín Álvarez Mullally
Planta de Fortín de Piedra, detras el río Neuquén, el lago Los Barreales y Sauzal Bonito. Foto Martín Álvarez Mullally

“Lo llamativo es que los sismos en Sauzal Bonito, comienzan a aparecer a partir de noviembre del 2015”, advirtió el geógrafo Javier Grosso, miembro del departamento de Geografía de la Universidad Nacional del Comahue, en diálogo con las periodistas María Galeazzi y Virginia Pirola, del Panorama Informativo de radio Universidad Calf, de Neuquén. Grosso elaboró un mapa sobre actividad sísmica en la región afectada por la explotación de Vaca Muerta en base a reportes del Instituto Nacional de Prevención Sísmica (INPRES) del período 2009 a 2019. El trabajo busca “relacionar los pozos horizontales con hidrofractura realizados entre los 3000 y 6000 metros, con los lugares donde tuvieron epicentro los sismos, al menos los registrados por el INPRES”.

“Yo no puedo decir que hay una relación directa entre los sismos y la hidrofractura, pero sí los elementos que hay para analizar indicarían que surgen movimientos sísmicos, que no habían sido detectados precedentemente, en un coincidencia temporal muy próxima con el comienzo de las operaciones con hidrofractura”. Al respecto Grosso mencionó los sismos registrados desde noviembre de 2015 y la aplicación de hidrofractura en las áreas productivas Loma La Lata, Sierra Barrosa, Rincón del Mangrullo, Fortín de Piedra, Aguada Pichana y Loma Campana.

Infraestructura comprometida

Sobre la inexistencia de sismógrafos en las localidades neuquinas hoy afectadas, Grosso explicó que “al INPRES nunca se le hubiese ocurrido instalar sismógrafos en Vaca Muerta porque esa una zona tectónicamente inactiva”. “Hay que tener cuidado con cómo se nos garantiza el acceso a la información real de los sismógrafos [instalados por INPRES en Vaca Muerta], porque a nosotros no nos van a dar los datos de sismos de 1.5, 1.7 -en escala Richter-, porque son muy bajos, son imperceptibles, pero es importante, porque cambia radicalmente la ingeniería o la vida productiva en un área para la que toda la infraestructura estuvo pensada para una zona que no es sísmica”, advirtió el geógrafo. “Si ustedes observan el mapa (ver imagen) van a encontrar que muchos de los [epicentros de los] sismos están a quince kilómetros del compensador de Mari Menuco y Los Barreales, o están a treinta kilómetros del proyecto de [represa] Chihuidos. Lo importante acá es que previo a 2015 cualquier estudio de impacto ambiental que se haya hecho es obsoleto, no sirve, hay que reformularlos. Hay que pensar que si ese área va a seguir desarrollando hidrofractura, los sismos, si se comprueba eso, van a ser una constante”.

Grosso también subrayó que “los sismos de baja intensidad pueden producir procesos de remoción en masa”, un dato que a tener en cuenta en localidades como Sauzal Bonito, emplazada a pie de barda.

Sismos y fracking en Vaca Muerta

En lo que va del 2019 se registraron en 124 movimientos en la zona de Sauzal Bonito, provincia de Neuquén, trece de ellos en el mes de agosto. Con el objetivo de aportar elementos de análisis, el geógrafo Javier Grosso, miembro del Departamento de Geografía de la Universidad Nacional de Comahue, volcó en un mapa información pública sobre la actividad sísmica en la región y los pozos perforados hacia Vaca Muerta, construyendo una herramienta de visualización de una problemática emergente. Actualmente una mesa compuesta por el gobierno de la provincia de Neuquén, las empresas operadoras y el Instituto Nacional de Prevención Sísmica (INPRES) hacen seguimiento a través de sismógrafos instalados en la zona.

Grosso ubicó en el mapa los movimientos sísmicos con epicentro a una profundidad de entre 4000 y 12000 metros de profundidad, que se vinculan con fallas geológicas que se reactivaron, y los pozos para extracción de hidrocarburos con uso de fracking, con una profundidad de entre 3000 y 6000 metros. El corte temporal que tomó es el período 2015 – 2019, que coincide con el boom de la explotación de la formación Vaca Muerta. Sus fuentes son la Subsecretaría de Energía, Minería e Hidrocarburos de la Nación, INPRES y Sismología Chile, entre otros.

¿Hay relación entre el incremento de la actividad sísmica y el fracking en Vaca Muerta? La pregunta hasta el momento sigue sin respuesta, que la tierra tiembla, no hay dudas, la incertidumbre sobre la causa es un elemento de fuerza suficiente para aplicar el principio de precaución y detener el fracking.

También podes leer Sismos en Vaca Muerta, las sospechas recaen en el fracking

Añelo, la precaria capital del shale nuevamente sitiada por cortes

Vecinos/as de Añelo volvieron a cortar las rutas provinciales 7 y 17 por un nuevo incumplimiento de los compromisos firmados por la provincia y el municipio. En junio, tras una muerte en un accidente de tránsito, comenzaron los reclamos de semáforos e iluminación en el tramo de la ruta que atraviesa a la ciudad petrolera. 

Por Martín Álvarez Mullally

Corte de ruta en Añelo. Foto Martín Álvarez Mullally
Corte de ruta en Añelo. Foto Martín Álvarez Mullally

Hoy dos dos cortes de rutas en reclamo de seguridad vial paralizaron el ingreso y egreso de la ciudad y los yacimientos tras la muerte de Adrián Solorza, joven mendocino de 26 años que llegó a la ciudad en búsqueda de trabajo. El accidente ocurrió sobre la ruta provincial 7, arteria central en el boom del fracking que conecta con los principales áreas en producción de hidrocarburos no convencionales de la Cuenca Neuquina. En septiembre del 2015 Añelo fue declarada por el Senado Nacional “Capital Nacional de los Hidrocarburos No Convencionales” por ley N° 27.190, para entonces el boom de Vaca Muerta comenzaba a ser apabullante para la pequeña localidad neuquina. A cinco años de la llegada del fracking, Añelo cambió mucho, pero mejoró poco. El mayor crecimiento fue del sector privado, cajeros, un supermercado de cadena nacional, varios emprendimientos inmobiliarios, hotelería, algunos comercios. Mientras el sector público mantiene déficits importantes, salvo la comisaría, el resto de las obras necesarias avanzaron poco; el hospital fue inaugurado en 2018 pero con funcionamiento parcial, no hay cloacas, siguen las mismas pocas cuadras de calles asfaltadas y el crecimiento exponencial se da sobre zonas donde no hay servicios básicos garantizados.

El 6 de junio vecinos/as de Añelo también subieron a las rutas provinciales 7 y 17 realizando varios cortes por más de 20 hs, el reclamo principal son luminarias, reductores de velocidad y semáforos para toda la zona en donde la ruta atraviesa la ciudad. Darío Díaz, intendente de la localidad se comprometió a través de una acta acuerdo a pedir a la provincia que se mejore las condiciones de la ruta. Las promesas fueron incumplidas, y nuevamente hubo piquetes el 25 de junio pasado por 12 hs consecutivas, el reclamo era el cumplimiento del acta de acuerdo firmada en el anterior corte. Tras una nueva promesa del intendente y de funcionarios de la provincia se levantó la medida.

No es la primera vez que el mecanismo de protesta se aplica una vez agotadas todas las instancias, en diciembre del 2013 en la previa al boom la población harta de reclamos por la necesidad de un hospital local se subieron a la ruta y cortaron hasta tener un compromiso firmado por la provincia. El cumpliento de ese reclamo aún está vigente, faltan profesionales de la salud en distintas ramas, especialidades y en auxiliares, para quienes trabajan allí se les hace imposible vivir en la localidad por los altos costos de vida. La ciudad que posee el metro cuadrado más caro del país -incluyendo en la comparación a la zona vip de Puerto Madero- acumula promesas incumplidas, con ellas emergen los conflictos

En 2014 al calor de la llegada del fracking a la zona de la mano de YPF y Chevron, se firmaron acuerdos entre el municipio, la provincia, el BID y la fundación YPF para ingresar al programa “Ciudades Emergentes y Sostenibles”, tras costosos diagnósticos poco ha avanzado, las necesidades de un pueblo en permanente explosión demográfica siguen siendo las básicas como gas, luz, agua, cloacas, lotes accesibles, viviendas, instituciones estatales. En 2015 Lucile Daumas se preguntaba si es Añelo, ¿ciudad emergente y sostenible? la pregunta sigue tan vigente como los reclamos populares.

Analizan los movimientos sísmicos en Vaca Muerta

Técnicos de Sismología Chile realizaron un informe sobre los movimientos sísmicos en las fallas de la Dorsal Huincul ocurridos entre los años 2015-2019. La zona se encuentra en pleno corazón de la explotación hidrocarburífera no convencional. Si bien aún no se pudo probar relación entre sismos y fracking por falta de estudios en el lugar recomiendan que se realice un seguimiento de campo. Autoridades de Neuquén anunciaron esta semana la instalación de dos sismógrafos para analizar la situación. 

Por Martín Álvarez Mullally

El grupo de Sismología Chile se ha transformado en la referencia de los análisis de los movimientos sísmicos en la zona de Sauzal Bonito, cercana al epicentro de la explotación de hidrocarburos no convencionales en Vaca Muerta. La organización no gubernamental que fue creada después del terremoto de Chile en 2010, para advertir a la población sobre cómo afrontar una situación de esa naturaleza, acaba de publicar el “Informe técnico N°2: Análisis de la sismicidad en la dorsal de Huincul durante el periodo 2015-2019”, en el que sistematiza los datos obtenidos hasta la fecha para que sirvan de base a estudios futuros. “Es necesario que esta situación se estudie, sobre todo por la población, la zona no está preparada para movimientos”, explicó Joaquín Vásquez uno de los integrantes del departamento de analistas que firma el informe publicado la misma semana en que el gobierno neuquino anunciaba la instalación de los primeros dos sismógrafos.

El estudio se basa en la dorsal de Huincul que según los autores “es un sistema de fallas activas en un escenario tectónico transpressional, que es capaz de registrar sismos de pequeña y mediana magnitud”. El informe destaca que los movimientos sísmicos registrados “pueden tener un impacto negativo en la población considerando el tipo de estructura que poseen algunas viviendas en localidades aisladas en la zona y otros factores sismológicos como la reducida distancia epicentral y la superficialidad de los focos que juegan un rol importante en el nivel de sacudimiento del suelo”. También subraya que “los sismos evaluados presentan diferentes ubicaciones y orígenes, por lo que no toda la sismicidad presente se asocia a una misma falla, sino que son varias las fallas involucradas”.

Los analistas buscaron calcular los parámetros de todos los eventos sísmicos ocurridos desde 2015 hasta la actualidad, determinar su origen y su relación con las fallas geológicas presentes en el área y su cercanía con los lugares donde se desarrolla fracking. Entre las conclusiones sostienen que hasta la fecha no es posible determinar que el fracking es el origen de la activación o reactivación de fallas, producto de que no existen estaciones de monitoreo, ni tampoco hay estudios en terreno que permitan establecer esa correlación. No obstante, el informe destaca que es posible evidenciar la cercanía de los epicentros sísmicos a los lugares donde se explotan hidrocarburos no convencionales. Según la publicación “el incremento de la actividad sísmica coincidió con el inicio y la intensificación de fracking en la zona, ambos fenómenos pueden relacionarse, hay casos comprobados de que la explotación o extracción de gas o petróleo puede causar aumento de tensión en segmentos de fallas lo que puede ocasionar su reactivación, sin embargo, aquellos casos documentados han presentado vigilancia, estudios en terreno, estaciones de monitoreo en tiempo real y GPS. Por lo tanto, para poder descartar o confirmar la relación entre estos fenómenos se necesitan más datos, y varios de ellos específicos”.

Durante los primeros seis meses del 2019 registraron 120 sismos en el área de estudio, estos se concentraron en cercanías a Sauzal Bonito. En enero de 2019, un enjambre sísmico se presentó en la dorsal de Huincul con 37 movimientos en 30 horas.

Una de las apreciaciones preocupantes de los analistas es la existencia de un sistema de fallas normales en la zona de Sierra Barrosa y Sierra Barrosa Norte, ubicadas al sur del embalse Los Barreales. “Dentro de esta zona se ubican algunos sismos como el ML=3.1 ocurrido el 04/06/2018 o el ML=3.0 del 07/03/2019, sin embargo, tampoco existe mecanismo focal para relacionar estos sismos con el sistema de fallas”, sostiene la investigación.

En el caso de Sauzal Bonito, el informe señala la preocupación por la situación de  las construcciones. “La calidad de las viviendas o estructuras de este lugar no están preparadas ante eventos de esta naturaleza, las edificaciones están hechas de materiales no sismorresistentes, algunas de ellas de adobe, por lo que es esperable que, ante sismos de magnitud moderada o fuerte, cercanos a esta localidad y superficiales, se presenten daños en la infraestructura”, precisa.

Controversias

Sismología Chile ha publicado regularmente registros de sismos en sintonía con las denuncias de la población de Sauzal Bonito, que se ubica a pocos kilómetros de varios desarrollo no convencionales, entre ellos, el que fuera estrella en 2018: Fortín de Piedra. Hace dos semanas, el miércoles 18 de junio a las 2 am, Sismología Chile detectó un sismo de 3,1 puntos que tuvo una profundidad de 13 kilómetros en el yacimiento El Mangrullo, quienes viven en Sauzal Bonito ratificaron el movimiento, pero la noticia fue desmentida por el titular de Defensa Civil de Neuquén Martín Giusti.

La organización le respondió Giusti subrayando la carencia de información oficial. “Consideramos que, sin registros instrumentales, no se puede desmentir fácilmente la ocurrencia de un sismo”, señalaron desde Sismología Chile en un comunicado.

A mediados de 2018 comenzaron las denuncias de habitantes de Sauzal Bonito. Hasta el momento, el movimiento más fuerte se constató a principios de marzo y alcanzó los 4,8 grados. Esta semana comenzaron los análisis para instalar los primeros sismógrafos.

Te sugerimos además ver: Sismos en Vaca Muerta, las sospechas recaen en el fracking

Se desinfla el gas en Vaca Muerta

Los datos de marzo sobre la evolución de la extracción de gas podrían indicar que la trayectoria de crecimiento iniciada en 2018 comienza a mostrar signos de reversión. Las promesas de subsidios focalizados en Vaca Muerta y de incremento del precio del gas en dólares contenidas en el programa energético del Gobierno nacional sirvieron de estímulo para traccionar inversiones, aunque los desequilibrios macroeconómicos empujaron a que el gobierno redefina el programa.

El año pasado aproximadamente el 20% del gas consumido fue importado, una situación que se arrastra desde hace más de diez años. El aumento de la producción de gas en 2018 (5,29% en términos interanuales, la mayor variación desde el 2004), motorizada por los subsidios, redujo el déficit externo. Atendiendo esta problemática, el gobierno plantea que el desarrollo del gas no convencional en general, y el proveniente de Vaca Muerta en particular, va a permitir revertir la brecha convirtiendo a la Argentina en un exportador neto. En relación a esta expectativa, un documento difundido por la Secretaría de Gobierno de Energía en septiembre de 2018 proyectaba que la producción de gas se duplicaría en el 2023. Con ese horizonte, la misma secretaría firmó la Resolución Nº 104/2018 que aprobó un nuevo régimen para la exportación de gas.

El crecimiento de la producción de gas de 2018 se debió a la explotación no convencional, más precisamente al extraído de Vaca Muerta (shale gas), que evidenció un salto productivo de significativo tenor. Este comportamiento está explicado por los subsidios transferidos a las petroleras para estimular la inversión en la formación. Más precisamente a la empresa de Paolo Rocca, Tecpetrol, cuya decisión de explotar el área Fortín de Piedra se debe a la presencia de estos subsidios. Hoy en día la dinámica productiva del shale gas depende en gran medida del nivel de actividad en el área de Tecpetrol, como lo indica el último dato disponible: en marzo el 52% del gas de Vaca Muerta se obtuvo de ese área.

En relación al ajuste al alza del precio del gas, por iniciativa del ex-ministro de Energía y Minería Juan José Aranguren, desde octubre de 2016 y hasta junio de 2018 se aplicaron continuos incrementos en vista de alcanzar los USD 6,80 por millón de BTU en octubre de 2019. Estas subas no implicaron una mejora de la ecuación económico-financiera para las empresas petroleras, ya que el mayor precio recibido fue compensado por menores subsidios. Sin embargo, la política de precio perseguida funcionó como estímulo para las inversiones ya que llegar al precio objetivo sí hubiese significado que opere una mejora económica para estas compañías.

La insustentabilidad del programa económico de Cambiemos, puesta en evidencia con la gran devaluación de la moneda y la firma de un acuerdo Stand-By con el Fondo Monetario Internacional (FMI), afectó el programa energético. El encarecimiento del dólar provocó que se haga sumamente oneroso en términos económicos, pero también políticos -por la resistencia que generaba y genera la política tarifaria-, mantener el sendero de actualización del precio del gas, por lo cual fue dejado de lado. Desde que se revirtió la tendencia alcista, la caída acumulada del precio del gas en dólares es cercana al 30%.

El salto cambiario también provocó que se engrosen las partidas presupuestarias vinculadas con los subsidios energéticos ya que estos están definidos en dólares. Por tal motivo, y en el marco del ajuste fiscal comprometido con el FMI, a principios de año se tomaron medidas para evitar que los subsidios crezcan: la no inclusión de nuevas áreas pendientes para que formen parte de los subsidios y el recorte en el volumen subsidiado a Tecpetrol, medida que se encuentra judicializada.

La redefinición del programa energético es un elemento a considerar no solo para delinear cuál va a ser la evolución del sector de cara al futuro, sino también, para comprender la  situación actual. En marzo la novedad no radica tanto en la caída de la producción total de gas (3,84% en términos intermensuales), sino que lo que sorprendió fue que esta baja haya estado explicada por la caída del no convencional (5,43%), su mayor caída intermensual registrada desde marzo de 2011. Si bien el tight gas continuó con el descenso que arrastra desde hace meses, lo que provocó la caída del no convencional fue que el gas extraído de Vaca Muerta frenó su crecimiento e, incluso, disminuyó. En caso de ratificarse la baja en los próximos meses, el aporte de Vaca Muerta al cambio de la realidad del sector distará de las expectativas gubernamentales.

Evolución de la producción de shale gas y tight gas. En millones de m3 diarios

 

 

Desconcierto en el mundo frackers tras la bancarrota de Weatherford

La cuarta empresa mundial de servicios petroleros inició el proceso para ajustarse al Capítulo 11 de la ley de quiebras norteamericana y de esta manera reestructurar su deuda. La compañía líder en el mundo del fracking y con fuerte presencia en Vaca Muerta acumuló deudas mayores a sus capacidades de pago tras cuatro años consecutivos de balances negativos. No es la primera que tiene que acudir a este mecanismo para intentar salvarse, en el mismo sector Halcon Resources Corp. y Alta Mesa Resources Inc, Parker Drilling, Gastar Exploration y varias firmas de menor tamaño también están planteando sus dudas en torno a la posibilidad de continuar en el negocio.

Pese al aumento en los precios de crudo de los últimos meses -a valores similares a los de 2014, cuando ocurrió el boom de la explotación no convencional- que fue acompañado con un aumento en la producción de hidrocarburos, las empresas frackers no pueden superar sus crisis. En este sentido, Weatherford debe reestructurar 5.8 mil millones de dólares y, según la Agencia Bloomberg, el horizonte de 2019 pueden ser aún más duro. Tras el desplome del valor de las acciones, la Bolsa de New York la notificó de la exclusión de la lista de empresas en cotización.

El Instituto de Economía Energética y Análisis Financiero (IEEFA por sus siglas en inglés) viene alertando duramente sobre la crisis financiera del fracking en Estados Unidos, en su último informe “Actualización del mercado energético: Más banderas rojas en el fracking” detalla los flujos de efectivo negativos y enfoca sobre todo en los resultados decepcionantes del 2018. El estrés permanente del sector lleva a que los inversores pierdan las expectativas, las promesas incumplidas del sector, a pesar de las mejores condiciones tras el aumento del precio del barril no han modificado esta tendencia. “Las compañías consiguieron financiamiento de alrededor de $ 22 mil millones de aportes de capital y deuda en 2018, menos de la mitad del total en 2016 y casi un tercio de lo que recaudaron en 2012”, asegura el informe.

La distancia que ha tomado Wall Street con el sector llevó a que a las firmas a desprenderse de activos para poder sortear las crecientes deudas. IEEFA  asegura que “hasta que las empresas de fracking puedan demostrar que pueden producir efectivo, así como hidrocarburos, sería prudente que los inversores consideren al sector de fracking como un empresa especulativa con fundamentos débiles e inciertos”. Sus argumentos también se basan en que ya “167 empresas de petróleo y gas se declararon en quiebra entre enero de 2015 a diciembre de 2018, afectando a más de $ 95 mil millones de deuda total”.

Las consecuencias que puede traer esta situación de las empresas de servicios en Argentina aún no están claras, pero los/as analistas que siguen la burbuja del fracking en Estados Unidos, comenzaron a hacer foco sobre Vaca Muerta. Las noticias de inviabilidad pueden transformar los sueños de los frackers criollos en pesadillas populares, al fin y al cabo los costos de las malas decisiones políticas siempre tocan la puerta de los/as más humildes.