Sismos y fracking en Vaca Muerta

En lo que va del 2019 se registraron en 124 movimientos en la zona de Sauzal Bonito, provincia de Neuquén, trece de ellos en el mes de agosto. Con el objetivo de aportar elementos de análisis, el geógrafo Javier Grosso, miembro del Departamento de Geografía de la Universidad Nacional de Comahue, volcó en un mapa información pública sobre la actividad sísmica en la región y los pozos perforados hacia Vaca Muerta, construyendo una herramienta de visualización de una problemática emergente. Actualmente una mesa compuesta por el gobierno de la provincia de Neuquén, las empresas operadoras y el Instituto Nacional de Prevención Sísmica (INPRES) hacen seguimiento a través de sismógrafos instalados en la zona.

Grosso ubicó en el mapa los movimientos sísmicos con epicentro a una profundidad de entre 4000 y 12000 metros de profundidad, que se vinculan con fallas geológicas que se reactivaron, y los pozos para extracción de hidrocarburos con uso de fracking, con una profundidad de entre 3000 y 6000 metros. El corte temporal que tomó es el período 2015 – 2019, que coincide con el boom de la explotación de la formación Vaca Muerta. Sus fuentes son la Subsecretaría de Energía, Minería e Hidrocarburos de la Nación, INPRES y Sismología Chile, entre otros.

¿Hay relación entre el incremento de la actividad sísmica y el fracking en Vaca Muerta? La pregunta hasta el momento sigue sin respuesta, que la tierra tiembla, no hay dudas, la incertidumbre sobre la causa es un elemento de fuerza suficiente para aplicar el principio de precaución y detener el fracking.

También podes leer Sismos en Vaca Muerta, las sospechas recaen en el fracking

Artículos relacionados