Tensión en Picún Leufú: Petrolera intenta ingresar a la comunidad Huenctru Trawel Leufu

El lof Huenctru Trawel Leufu denunció que desde principios de mes Petrolera Piedra del Águila (PPA) intenta ingresar a su territorio para realizar trabajos de exploración sísmica. La empresa cuenta el respaldo del gobierno provincial que, a pesar del compromiso de esperar el dictamen de la Comisión Evaluadora del Impacto Ambiental y Cultural antes de que se realice cualquier intervención en el lugar, envió efectivos de la policía lugar para garantizar los trabajos. La compañía también tiene el respaldo del intendente local y de un grupo de desocupados vinculado a la firma y al gobernante Movimiento Popular Neuquino.

Audio entrevista, edición CPR.

A fines de 2007 y durante todo el verano se vivió un alto clima de violencia no sólo en el Paraje Cerro León, donde se encuentro la comunidad, sino también en el área urbana de Picún, los comuneros sufrieron atentados y amenazas. Aquél escenario fue revertido con el acuerdo alcanzado en febrero, que derivó en la conformación de la Comisión Evaluadora, pero esa instancia de consulta y participación hasta el momento no ha sido puesta en marcha porque el gobierno neuquina dice carecer de fondos para garantizar su funcionamiento. En diálogo con el Observatorio Petrolero Sur, Juan Carlos Curruhuinca, traulín kullín del lof, explicó el delicado escenario actual y anunció futuras movilizaciones. El 6 de diciembre realizarán una volanteada informativa sobre la ruta 237.

-Las cosas no andan bien en la comunidad.

Si bueno, tenemos inconvenientes otra vez en la comunidad Huenctru Tahuel Leufu, que está asentada en el Paraje Cerro León, a 134 km al sur de la capital del Neuquén. En este momento tenemos a la policía dentro del territorio, custodiando y garantizando el acceso de la Petrolera Piedra del Águila. Provincia, la policía, el intendente local, han hecho una asociación, todos luchan para que la Petrolera Piedra del Águila ingrese al territorio. Los desocupados son otros grupos aparte que Petrolera Piedra del Águila los tiene amenazados, que si no se reúnen, no se juntan unos 30 o 40 para presionar a la comunidad, dejarán de pagarle. En eso están Santiago Gastaldi, Gabriel Obrador, con sus abogados, Juan Pablo Kohon, con el abogado Diez… Esto es lo que está sucediendo.

Ayer [por el martes] a las 12 del mediodía en Neuquén Capital teníamos reunión con el ministro [de Gobierno Jorge] Tobares. Y el ministro Tobares, otra vez burlándose de la comunidad, no nos pudo atender, mandó a decir que no tenía una decisión fija para tomar y que no podía sentarse en la mesa porque, más allá de que él es el ministro de la provincia del Neuquén, el que toma las decisiones es [el gobernador] Jorge Sapag.

-Hasta octubre estaba estancada la mesa de diálogo con el gobierno y la empresa pero se vivía un clima de ‘normalidad’ en la comunidad. ¿Cuándo empieza esta situación? La policía dentro de la comunidad y el grupo de desocupados activo.

Más o menos del 1º al 5 de noviembre entraron los desocupados a la tranquera a presionar para abrirla. Esta vez andaba metido el intendente local, Facundo Suárez, y el comisario de Picún. A partir de ese momento se empezó otra vez a generar el conflicto, empezaron a llegar diferentes representantes de Petrolera Piedra del Águila, personas que nunca habíamos visto, abogados, gerentes… En realidad todos daban un nombre distinto y las veces que intentaban encontrarse con la comunidad aparecían otros. Nunca pudimos saber si eran representantes de la empresa, porque en realidad conocemos a Obrador como presidente de la empresa, a Santiago Gastaldi que es gerente, pero esas personas dejaron de ir.

Proponían arreglos que no tenían nada que ver con los derechos nuestros, todos arreglos por el Derecho Civil, y lo que ofrecían para ingresar al territorio eran limosnas, y siempre presionando con la policía. Nosotros dijimos que era un Territorio Mapuche, que no íbamos a permitir que ingresen las personas que ellos estaban mencionando.

Hacemos responsable al gobierno de la provincia del Neuquén, a Jorge Sapag, porque él es el que tiene que tomar la decisión política y de una vez por todas dejar de esquivarle a las verdades, a los derechos que tenemos, reconocer la [propiedad] comunitaria y su personería jurídica [otorgada por Nación] y poner en funcionamiento la Comisión Evaluadora de Impacto Ambiental y Cultural dentro de la comunidad. Hoy la provincia dice que no tiene plata y que hay que tratar de buscar fondos por otros lados, y que la gente que por ahí puede colaborar con los fondos -menciona a la Nación-… la plata no está.

-¿Por qué motivo ahora está dentro de la comunidad la policía?

Acá todos son cómplices de Petrolera Piedra del Águila, el gobierno anterior era uno y el gobierno de hoy también es cómplice, arrancando por el ministro Jorge Tobares, arrancando por el ministro [de Seguridad, Trabajo y Justicia] César Pérez y el gobernador de la provincia, son ellos los que autorizan a la policía, en complicidad con el comisario [general Juan Carlos] Lepen, que es el Jefe de la Policía de la Provincia del Neuquén. El ministro César Pérez autorizó al Comisario General de la Provincia del Neuquén y Lepén bajó las órdenes a Picún para que la policía ingrese al territorio y garantice el trabajo que tiene que hacer la Petrolera Piedra del Águila.

-¿No estaba garantizado ese trabajo?

No. No estaba garantizado porque la comunidad se lo impide y se lo va a seguir impidiendo porque no va a permitir que entre una petrolera a destrozar o a destruir todo su territorio. Estas son las cosas que están pasando acá, y es lamentable que el gobernador de la provincia del Neuquén, que por un lado sale por los medios siempre con su discurso político barato de que quiere la paz social, que no quiere inconvenientes, que basta de enfrentamientos… Y, por otro lado, manda la policía a presionarte para que abandones el territorio.

Hoy por hoy el único responsable de todo esto es el gobierno de la provincia del Neuquén, que ha entregado estas tierras a Petrolera Piedra del Águila sabiendo que ahí existe una comunidad. Hace más de 100 años que esas tierras las está ocupando la comunidad, más allá que hablamos de una preexistencia.

-¿Creen que se puede repetir el escenario de violencia, de amenazas e intimidaciones que se vivió el año pasado?

Como están las cosas… Petrolera por un lado moviliza, agita a los desocupados que se tienen que organizar, agrupar… y la policía local que se presta… El lonko [Victorino Curruhuinca] y la inal lonko [Teresa Curruhuinca] fueron a hacer una denuncia a la comisaría y el comisario los llamó y [les dijo que] quería hacer una reunión con los desocupados, con Petrolera Piedra del Águila y con el intendente local. Entonces los integrantes de la comunidad dijeron que no, que ellos habían ido a hacer la denuncia y que no querían reunión con ninguna de las personas que acabo de mencionar, porque no eran quienes tenían que reconocer a la comunidad. Él es un auxiliar de la Justicia, no es la persona que va a decidir, tomar decisiones políticas.

Creo que se va a volver a repetir porque este circo ya lo están armando, ya lo están generando. [El gobernador] Jorge Sapag es la continuidad de Jorge Sobisch, esto es lo que estamos viendo nosotros, la voluntad política no aparece, son todos discursos, y el conflicto se va a volver a generar en cualquier momento. O sea, ya se instaló otra vez y la comunidad va a salir a denunciar por todos los medios y a defender su territorio como tiene que ser.

-El año pasado, incluso este verano, hubo hostilidades de pobladores de Picún Leufú hacia la comunidad. ¿La población cómo está tomando estos sucesos?

El año pasado a esta época estaban muy complicadas las cosas y era un clima muy fuerte, donde la comunidad organizada impedía el ingreso de las petroleras y controlaba a los desocupados. La policía nos salían a reprimir junto con los desocupados…, todo lo negaron en la Justicia, hoy ellos están libres de culpa y cargo.

El tiempo fue testigo, la sociedad de Picún Leufú se dio cuenta que el trabajo que buscaban los desocupados eran todas mentiras, fue todo un circo armado para vencer la resistencia de la comunidad. Los 400 puestos de laburo que ofrecía Piedra del Águila nunca aparecieron, más allá de que tienen el 95% de los estudios sísmicos [hechos]. En Cerro León, Paso Aguirre, Limay Centro, Lago Abajo, en todas esas zonas hicieron los estudios y en toda esa zona no hay ni 50 [personas] trabajando, la desocupación en Picún sigue. Entonces [la empresa] sigue manteniendo esos grupos nada más que para generar conflicto, para presionarnos, y toda la sociedad de Picún se dio cuenta que era mentira, que Petrolera Piedra del Águila no es una empresa seria, que es una empresa fantasma, no la conoce nadie, de la noche a la mañana aparecieron. Cada vez aparecen más personas allegadas al gobierno provincial, algunos ex diputados, que son socios de la empresa Petrolera Piedra del Águila.

-¿Han dado intervención a la Confederación Mapuche Neuquina?

La Confederación Mapuche Neuquina está al tanto de todo. Martín [Velázquez] Maliqueo, que es werken de la Confederación [Mapuche] Neuquina y es el coordinador de la Zonal Centro, vivió junto a nosotros y los abogados Juan Manuel Salgado y Micaela Gómez [el plantón] en Gobernación. Los ministros hicieron oídos sordos a nuestros reclamos y nos dejaron plantados con la reunión que teníamos pactada a las 12. Estuvimos hasta las 3 de la tarde, mandaron a una persona que no tenía la capacidad suficiente para tomar decisiones, nada más fue a buscar informaciones para tratar de llevársela a Tobares, a Jorge Sapag, a César Pérez, era un representante que no lo conocía nadie y por lo tanto le dijimos que no podíamos hablar porque no tenía decisiones políticas y nosotros íbamos a buscar una solución política.

Quieren es romper la Comisión Evaluadora y aparentemente este ministro [Tobares], quiere apuntar, como [el ex gobernador] Jorge Sobisch… Por un lado, hablar con la Confederación, plantearle una cosa, y a la comunidad plantearle otra cosa. ¿Qué es lo que quiere hacer? Dividir comunidad y Confederación, y no lo va a lograr porque hoy estamos más unidos que nunca y sabemos que el Movimiento Popular Neuquino es un hueso duro que le gusta discriminar, marginar, sembrar el hambre, la miseria y la pobreza, porque se alimentan de eso. Todo lo que le pertenece al pueblo se lo llevan ellos porque ellos son cuervos que se mantienen es de esta manera.

No vamos a permitir que en el territorio el Movimiento Popular Neuquino, en complicidad de la Policía, intendentes -que son de la rama política del MPN- vengan a humillarnos, nos vengan a marginar. Vamos a levantar nuestra bandera, vamos a salir otra vez a la lucha, a cortar los caminos y a denunciar por todos los medios lo que está pasando en Picún Leufú, en la comunidad de Huenctru Trawel Leufú. Vamos a salir a enfrentar a este poder que quiere quedarse con nuestras tierras, a este poder que quiere corrernos de nuestras tierras con la policía, le vamos a decir no.