Chaco: del desalojo y la detención, a la libertad y la tierra

El 15 de Octubre pasado por orden de la Fiscal de San Martín, la policía de Pampa del Indio desalojó a los Berdún, campesinos de madre aborigen, de la tierra que habitan hace más de 50 años en la zona rural de Pampa del Indio. Cortaron los corrales con motosierra, derrumbaron el rancho y el baño y quemaron las pocas pertenencias. Es la tercera vez que intentan un desalojo.

La noticia corrió al galope y los dirigentes de la Unión Campesina , la Comisión Zonal de Tierras y  la Asociación Cacique Taigoyic convocaron a los compañeros. Más de un centenar de hombres, mujeres y jóvenes indignados, marcharon para la chacra. Inteligentemente entraron por atrás y sorprendieron a la policía que estaba apostada en la entrada.

Con gritos de bronca y dolor pero también de dignidad, las mujeres les quisieron hacer levantar el rancho de nuevo. Se estuvo al borde de un enfrentamiento.  Los compañeros echaron a la policía del campo y estos se alejaron raudamente en sus patrulleros y camionetas. Inmediatamente se iniciaron las reconstrucciones.

El martes 9 de Noviembre cuando estaba en una verdulería del pueblo, Sixto Berdún, uno de los hermanos, fue subido y llevado por un auto con personal de civil con destino desconocido, en un virtual secuestro. Vecinos que vieron el operativo avisaron, los dirigentes se movilizaron a la Comisaría del pueblo donde dijeron no saber nada a pesar de que algunos vieron que ahí entraron su motocicleta. Se iniciaron las averiguaciones con funcionarios del gobierno provincial que informaron que estaba detenido en la Alcaidía de San Martín. Su hermano Alcides y una prima fueron hasta allá para averiguar la situación y el hermano también es detenido.

La bronca creció como la solidaridad. Se reunió de emergencia el Foro por la Tierra que las organizaciones integran y se informó a la prensa. Se acuerda una reunión para el lunes con la Comisión de Derechos Humanos y de Tierras de la Cámara de Diputados donde asisten representantes del Foro con los dirigentes campesinos originarios. Mientras se realizan las denuncias frente a ellos y la prensa, se comienza a organizar la movilización a San Martín para estar el martes, día en que la fiscal llamó a declarar a 9 de los dirigentes que estuvieron al frente del reingreso a la chacra desalojada, entre ellos el compañero Mártires López, acusados entre otras cosas de coacción agravada.

Desde el lunes a la noche comienzan a llegar al barrio que está construyendo la CCC donde los esperan los compañeros. El martes temprano se marcha hasta la fiscalía con los carteles y bombos. Llegan delegaciones de Fontana, Las Palmas y Castelli. Se exige que declaren todos a la mañana, dado que lo iban a hacer en dos días. Llega el Subsecretario de Derechos Humanos de la provincia, la Diputada aborigen del PJ, Inocencia Charole y miembros del IDACH, que por la noche visitan a los compañeros que acampan y dicen que harían una propuesta para la expropiación de las tierras, pero que llevaría tiempo.

Al terminar de declarar los compañeros al mediodía,  se marcha ruidosamente a la Alcaidía para ver a los hermanos detenidos y hacer oír los bombos y los sapucai desde afuera para alentarlos. Entran los familiares directos en medio de un gran revuelo por la numerosa movilización que al frente tenía un cartel que decía “¡¡Libertad a los hermanos!!”. La fiscal rechaza el pedido de libertad y pasa al Juzgado de Garantías que resolvería al otro día. Se resuelve quedarse y ampliar la participación de compañeros.

En esa mañana del martes, en Resistencia, el Procurador General es invitado a las Comisiones de la Cámara de Diputados para plantearle la violación de la Ley 26.160 que prohíbe los desalojos de originarios hasta el 2013 y la violación de leyes provinciales, además de la forma en que se realizó el operativo de desalojo y de detención.

El miércoles se moviliza al Juzgado de Garantías a presentar el pedido de libertad rechazado por la Fiscal , mientras se realizan gestiones en Resistencia. A primera hora de la tarde, miembros del Foro y lo dirigentes, realiza una entrevista con el Procurador. Al terminar la misma llaman desde la Cámara de Diputados que podría tratarse el tema sobre tablas. Los dirigentes campesinos y del Foro se entrevistan con la Comisión de Tierras mientras comienza la sesión.

Se requieren los dos tercios para un tratamiento sobre tablas y es aprobado por todos. Al tratarse el tema, diputados de los distintos bloques y en particular los dos aborígenes, critican el atropello de la justicia y la violación de leyes, destacando el accionar de las organizaciones campesinas originarias y sus dirigentes. La propuesta de expropiación que se amplia a 300 hectáreas como reparación histórica, es también para otras tres familias y se aprueba por unanimidad ante el aplauso de las organizaciones, entre las cuales también se encuentran dirigentes del IDACH. Al terminar, los diputados de las distintas bancas que se unieron de una forma inédita, salen a saludar a los dirigentes campesinos y del Foro en medio de mucha emoción.

Amanece el jueves en medio de los festejos y gran alegría, temprano se inicia la movilización al Juzgado de Garantías que era visitado por el Procurador como parte de un control de rutina. La Jueza decide la libertad de los dos, pero en Pampa del Indio, trasladados por la policía. Los compañeros se oponen y manifiestan que no confían en nadie, que deben liberarlos ahí. Luego de idas y vueltas acceden y se marcha muy ruidosamente hasta la Alcaidía donde en medio de muestras de gran emoción, alegría y orgullo, los compañeros son liberados.

Es la hora de la siesta y el sol pega fuerte. La marcha llega hasta la plaza central y donde están las tribunas del carnaval, suben para hablar los dirigentes de todas las organizaciones y los hermanos Berdún. Cada uno destacó la importancia de la unidad y la lucha con coraje desde el inicio y la articulación con distintas organizaciones, sectores y niveles de gobierno donde desde la lucha firme, es posible avanzar en medio de las contradicciones, teniendo en cuenta las mismas para que sirvan a una causa justa.

Estos hechos nos marcan un camino profundo que debemos ampliar. A mismo tiempo crece la preocupación en algunos sectores por el tema de la tierra, la desobediencia a la justicia y la policía y la posibilidad de un amplio frente de lucha.

En una de las ultimas asambleas un compañero dijo: “con la unidad y la lucha sostenida y con coraje, dimos vuelta el viento. Vinimos con desalojados, detenidos y perseguidos y nos vamos con los compañeros libres y con la tierra por la que luchan hace tantos años”.

Prensa CCC