España valora que las medidas tomadas contra YPF sean "regionales"

El gobierno español valoró ayer “positivamente” que las medidas adoptadas por Chubut y Santa Cruz sobre YPF sean de nivel regional (de las dos provincias) y no nacional, en tanto las acciones de la compañía cerraron la jornada en terreno positivo

La decisión de los gobiernos chubutense y santacruceño, con el aval del nacional, se materializó en el contexto de una caída en la producción de hidrocarburos en la última década y en un consecuente incremento de la importación de combustibles, reflejada en el aumento del 115% que por esa razón se le otorgaron a Enarsa en el primer bimestre.

Los subsidios a la compañía alcanzaron en el primer bimestre a 1.374 millones de pesos, a razón de 5 millones de dólares diarios.

La reacción del gobierno ibérico fue encabezada por el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, que, en declaraciones a la prensa de su país, rescató que el nivel de decisión “ha bajado desde el gobierno federal al provincial”.

Con todo, el funcionario, que visitó la Argentina hace dos semanas por este tema, advirtió que la administración de Mariano Rajoy “está siguiendo (el caso) muy de cerca con los representantes” de la petrolera.

“Valoramos positivamente que no se hayan tomado decisiones que vayan en contra de Repsol y por tanto de España”, consideró.

“La campaña de acoso contra Repsol YPF continúa. En un acto conjunto y multitudinario, gobernadores anunciaron la retirada de la licencia para explorar hidrocarburos en cuatro áreas”, consignó el madrileño ABC.

Río Negro

“Los intereses de YPF son los de Repsol y los de España”

Lo aseguró José Manuel Soria, el ministro de Industria español

Por Juan Carlos Algañaraz | Clarín

El ejecutivo español “valora positivamente” que el gobierno argentino “no haya tomado decisiones que vayan en contra de los intereses de YPF” aunque reconoce que si se han adoptado a nivel provincial. Lo dijo el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, quién reconoció que habló con Repsol para valorar la situación en Argentina.

Esta fue la reacción oficial ante la decisión de Chubut y Santa Cruz de anular concesiones a YPF por falta de inversiones, embate al que ahora se sumarán Mendoza y Neuquén.

“Hace semanas que surgieron informaciones muy intensas sobre las tensiones entre la petrolera y las autoridades del país – preciso Soria-, pero no se han adoptado medidas.

Los intereses de YPF, que son los de Repsol y por lo tanto de España ”. Al Gobierno de España, señaló, le preocupa “siempre” si le va bien o mal a los intereses de cualquier empresa, dentro del país o en otra parte del mundo, y por ello e stán siguiendo muy de cerca lo que sucede en Argentina desde la embajada en Buenos Aires.

“He hablado con la empresa Repsol y me dicen que están en conversaciones con las autoridades provinciales argentinas”, afirmó el ministro en una comparecencia en el Congreso de los Diputados español. Dijo que la controversia “ha bajado de nivel” y se ha situado ahora en las provincias, que “han tomado decisiones de revocación de permisos de exploración”.

En Madrid, Repsol no tiene una posición ni expectativas unificadas.

La línea más “oficial” está convencida de que la decisión de Chubut y Santa Cruz suponen una fuerte apretada a los españoles para que lleguen a algún acuerdo aceptable por las dos partes. Para los más sombríos, esta es una escalada que va a terminar en una ley de nacionalización del petróleo, una medida que consideran que tendrá respaldo popular.

Soria estuvo en Buenos Aires a fines de febrero haciendo gestiones ante el Gobierno argentino. Se reunió con los ministros de Planificación y de Economía, Julio De Vido y Hernán Lorenzino. Antes y después, el Rey Juan Carlos llamó a Cristina Kirchner. Según analizan en España, esas gestiones impidieron que la Presidenta no avanzara con una intervención de la petrolera como se suponía que haría en su discurso al Congreso el 1 de marzo. Así lo dijo el Canciller español Manuel García Margallo: “Sin la figura del Rey, estaríamos en estos momentos en dificultades en determinados países de los que no quiero acordarme, como en el Quijote, en los que también el Rey no está sacando las castañas del fuego”. El mismo funcionario reconoció, días atrás, que el gobierno de España esta muy inquieto por las tensiones con la Argentina. “No hay un solo segundo en que este gobierno no haya estado preocupado -dijo-. Yo estoy todo lo tranquilo que se puede estar en una situación que evoluciona en el tiempo”.

En conjunto, las licencias retiradas suponen alrededor del 7% de la producción de petróleo de YPF en Argentina. Pero el conflicto ya ha provocado a la empresa pérdidas millonarias en la bolsa.

Clarín