YPF pidió más plazo para su balance

En una carta a la SEC, De Vido informó que el organismo regulador argentino le había otorgado 60 días más

El ministro de Planificación, Julio De Vido, envió ayer como interventor en YPF un comunicado a la Bolsa y a la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) en el que informa que el organismo regulador argentino autorizó la semana pasada a la petrolera una prórroga de 60 días para la presentación de sus estados contables trimestrales al 31 de marzo de este año.

La decisión, que se conoció en un día feriado para el mercado de Nueva York -por lo que anoche no se podía aún vislumbrar una respuesta-, podría exponer a la petrolera a operar en la Argentina bajo la modalidad de lo que el mercado se conoce como “rueda reducida”, figura que utiliza la plaza financiera para alertar a los inversores de que la cotizante no ha cumplido con todos los requisitos del mercado de capitales.

Habrá que esperar, no obstante, cómo es recibida la comunicación de la compañía argentina en Wall Street, mercado significativamente más estricto que el local y, por lo general, más celoso del resguardo de los intereses de los accionistas minoritarios.

El texto, firmado por De Vido con fecha de ayer, informa que la prórroga le fue autorizada por la Comisión Nacional de Valores (CNV), organismo al que también se remite la comunicación.

Afirma: “Me dirijo a ustedes a efectos de cumplir con lo establecido en el artículo 2° del capítulo XXI de las normas de la Comisión Nacional de Valores. En tal sentido, comunicamos que en el día de la fecha se ha informado a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires que el directorio de la Comisión Nacional de Valores, en su reunión del día 23 de mayo de 2012 y ante la solicitud realizada por YPF SA (la “Sociedad”), resolvió otorgar una prórroga de sesenta (60) días corridos a partir de la designación del nuevo directorio de la sociedad, a tratarse en la asamblea de la sociedad el próximo 4 de junio, para la presentación de los Estados Contables trimestrales al 31 de marzo de 2012″.

Anuncios en España
Mientras tanto, siguen en España los reverberos tras la expropiación de YPF. Hoy, en Madrid, se espera que la petrolera dé a conocer su nuevo plan estratégico, que deberá reemplazar los ingresos que le reportaba la filial argentina al grupo que conduce Antonio Brufau.

El cimbronazo tras la expropiación ha sido tal que ayer diversos analistas le aconsejaron a Repsol dos decisiones preventivas: que reparta menos dividendos y que se desprenda de Gas Natural Fenosa, empresa de la que tiene un 30% de las acciones.

Así lo publicó ayer el diario español Expansión, que adelantó además que el programa estratégico 2012-2016 que se anunciará hoy estaría centrado en el crecimiento orgánico de la extracción ( upstream ), la consolidación del área de refinación ( downstream ), tras la ampliación de las plantas de Cartagena y Bilbao, y una cartera de activos más equilibrada.

El plan fue aprobado por el Consejo de Administración de Repsol, que fijó también la nueva estructura de la compañía, reforzada tanto en el área corporativa como en la de los negocios y que mantendrá como presidente a Brufau.

En el complejo contexto que vive la compañía, hay analistas que están convencidos de que Repsol deberá tener como prioridad mantener la calificación de su deuda. Ya Standard & Poor’s rebajó la calificación crediticia de la petrolera sólo tres días antes de la nacionalización de YPF ordenada por Cristina Kirchner y dejó la nota a un paso de considerarlo bono basura.

Paralelamente, los economistas consideran otra vía para que Repsol garantice su solidez financiera: la venta de su participación del 30% en el capital de Gas Natural Fenosa, un paquete valorado en cerca de 2800 millones de euros a precios de mercado.

Gas Natural Fenosa tiene en la Argentina una amplia red de distribución de gas en la Capital Federal y el norte del conurbano bonaerense.

La Nación