Santa Cruz: Comunicado de prensa de la familia tehuelche Kopolke ante avasallamientos de YPF

Las Heras, 13 de septiembre de 2012

La familia tehuelche Kopolke posee un territorio en la zona norte de la provincia de Santa Cruz desde siempre, el estado provincial este año nos otorga en propiedad comunitaria dicho territorio, reconociendo nuestra preexistencia, luego de muchos años de lucha con los terratenientes de la zona, lucha que ha costado la vida a dos de mis tíos hace varios años.

A partir del año 1981, la empresa YPF extrae hidrocarburos en nuestro territorio, jamás nos reconoció como propietarios, a pesar de contar con una demanda judicial, tener un fallo a favor y hoy tener el Título de Propiedad Comunitaria.

Por supuesto que esto nos ha llevado a no tener una buena relación con la petrolera, pero a pesar de eso se ha generado una especie de convivencia con las personas que trabajan en la zona y comparten parte de su jornada laboral con algunos de los integrantes de la comunidad.

Esto varias veces ha traído problemas de robo hacia nuestros bienes, por ejemplo robo de ganado mayor y menor. Uno de mis hermanos tiene problemas de alcoholismo y estos personajes abusan de esta situación y aprovechan para lograr el intercambio desigual o robo.

Puntualmente el día 11 de septiembre ocurrió un ‘incidente’ entre los empleados de la petrolera y mi hermano, como yo me encontraba de viaje la responsable de Relaciones Institucionales de la empresa me informa de este incidente y que iban a realizar una denuncia por que este tipo de incidentes era reiterativo; y se debía dar un escarmiento, le pido que me de tiempo para llegar al lugar y me dice que si y que no era nada grave pero que debía realizar la denuncia.

Después de un par de horas nos enteramos que la Policía ya había partido al territorio a buscar a mi hermano, el cual al momento de ser detenido se encontraba cenando con personas de la petrolera en nuestro territorio. Lo grave es que lo traen incomunicado, golpeado y con una causa de privación ilegitima de la libertad y amenazas calificadas, causa que claramente fue armada.

Todo esto nos llama mucho la atención ya que cuando nosotros hacemos denuncias por robo la Policía no puede ir por varias excusas: falta de combustible, de vehículo etc. .. Ahora, cuando denuncia la petrolera, acuden rápidamente.

Hoy nuestra asesora legal solicitó la excarcelación, pero fue denegada. Este conflicto se ha transformado en un serio problema para nosotros y nos obliga a tomar algunas medidas extremas. Pensamos en cortar la entrada al territorio y que suspendan sus actividades hasta la liberación de mi hermano, pero diversos sectores me aconsejan no hacerlo porque nos pueden procesar a todos.

De todas maneras nos mantenemos en asamblea permanente en nuestro territorio, acataremos los plazos legales para llegar a la verdad absoluta, cumplidos los plazos y si mi hermano continúa detenido tomaremos medidas al respecto, esta historia tiene tres protagonistas, nuestra comunidad, YPF y el juez de instrucción, ante cualquier suceso grave haremos responsables a estos dos últimos

Necesitamos hacer pública esta situación y que de una vez por toda se sepa la verdad de cómo operan las petroleras y algunos jueces que favorecen el avasallamiento en territorios indígenas y porque estamos cansados de los atropellos de los poderosos que nos desconocen, y abusan de su poder.

José Guillermo Bilbao