¿Entre Ríos petrolera?… Lo que no se dice

Según información difundida oficialmente esta semana, el avance del actual gobierno hacia la pretendida “Entre Ríos petrolera” engendra un riesgo inimaginable para la salud, la economía y la vida de nuestros conciudadanos. Los hidrocarburos que eventualmente  podrían encontrarse en nuestro subsuelo son de un tipo especial, que para ser extraídos necesitan una técnica prohibida en varios países del mundo. Los anuncios oficiales hablan de los potenciales beneficios pero omiten toda referencia a sus consecuencias.

Esta técnica, denominada FRACKING o de fractura hidráulica, ha demostrado ser enormemente contaminante, aún aplicando las mejores tecnologías disponibles. Tan perjudiciales son sus consecuencias, que varios países de Europa han prohibido su utilización. Tal es así que Schlumberger, la empresa donde trabajaba el actual presidente de YPF Miguel Galuccio -hasta asumir este cargo- no puede aplicarla en su propio país, Inglaterra. En Estados Unidos, donde más extensamente se ha explotado de esta manera, ya hay estados que lo están prohibiendo, a pesar de los supuestos beneficios económicos y de su dependencia de hidrocarburos extranjeros.

Solo se puede deducir la intención de actuar a espaldas de la sociedad por parte del gobierno provincial, que omite hablar públicamente de fractura o de fracking debido al temor que le produce  la concientización que el pueblo enterriano ha tomado a través de las distintas actividades realizadas por ciudadanos que, comprometidos con la defensa de la vida, han fundado el MOVIMIENTO ENTRE RÍOS LIBRE DE FRACKING y recorrido distintas ciudades de la provincia difundiendo los graves efectos de su implementación.

Sólo hay que ver las consecuencias que ha generado la explotación intensiva de hidrocarburos no convencionales, que requieren la técnica de fracking, para comprender las razones que llevaron a la sociedad y al Estado francés, por ejemplo, a dictar una ley para prohibirla en toda su extensión territorial.

Los funcionarios actuales suelen sacudir el fantasma de gobiernos anteriores para exaltar sus logros, sin embargo, quienes gobiernan hoy debería proyectar su pensamiento en el tiempo. Considerar que pensarán los ciudadanos sobre ellos dentro de diez años sería un bueno ejercicio, viendo diez años para atrás. Nosotros alertamos y llamamos a defender nuestros recursos estratégicos, el agua, la salud y la calidad de vida de nuestros conciudadanos.

FRENTE AMPLIO PROGRESISTA DE ENTRE RIOS