13/12 | Neuquén: YPF, la soberanía y la economía

13 Diciembre de 2012: DÍA DEL PETRÓLEO NACIONAL
YPF, la soberanía y la economía

·        Los argentinos supimos lograr con YPF la energía necesaria que acompañó un gran desarrollo económico a partir de 1922.

·        La pérdida del control del estado en 1992 cuando nos abatió la ola neoliberal produjo vaciamiento petrolero y elevación de costos para toda la economía nacional.

·        Entregar otra vez a las petroleras privadas concesiones y prórrogas para la explotación de los “no convencionales” es un nuevo retroceso. No sólo económico, también ambiental.

·        La solución al problema energético es recuperar el monopolio estatal de toda la industria petrolera, mediante una YPF 100 % estatal, como la de MOSCONI, bajo control de trabajadores y ciudadanos.

 
Bajo el concepto de “seguridad energética” los países desarrollados -que consumen el 80 % del petróleo mundial- se aseguran la provisión de ese recurso estratégico. Por eso a los países periféricos nos resulta difícil mantener el control de estos recursos o acceder a ellos.
El desarrollo económico de un país está ligado al costo de su energía, siendo que en Argentina dependemos un 90 % de los hidrocarburos.
Con la fundación de YPF a partir de 1922, se tuvo el control de la energía a bajo costo, hasta 1992 cuando el peronismo de Menem la privatizó. Luego, 20 años de industria petrolera privada ocasionó vaciamiento, pérdida de autoabastecimiento, encarecimiento de toda la economía nacional y elevado pasivo ambiental. Los hechos confirmaron lo advertido por el Gral. Ing. Enrique Mosconi: “Los grandes trusts son organizaciones insaciables, difíciles de dominar una vez que han tomado posesión de las tierras y se les han acordado facultades o derechos.”
Los gobernantes de los últimos tiempos no quisieron – o en el mejor de los casos no supieron como – controlar a las grandes petroleras privadas. No controlaron las inversiones, ni las reservas, ni el pasivo ambiental. Ni siquiera se controló la producción (1),  haciendo vista gorda al proceso de vaciamiento y expoliación de nuestros yacimientos perdiendo así también regalías.
Cada prórroga de las concesiones profundizó este proceso (2).  Las concesiones siempre serán pan para hoy hambre para mañana. Y vale aclarar que de ese “pan” siempre comen muy pocos. No es razonable que Argentina quiera volver a ser exportador petrolero y siga dando concesiones a las petroleras privadas. Esto solo dio grandes beneficios para un puñado de compañías privadas extranjeras, con empobrecimiento de la sociedad.
¿Cuál es el mayor problema para recuperar la soberanía energética?
·         No puede ser tecnológico en un país con 90 años de experiencia petrolera, cientos de universidades y miles de científicos.
·         No puede ser financiero en esta industria tan rentable. Menos aún si el fin es evitar la importación de combustibles, que supera los 10 mil millones de dólares anuales.
·         No es cierto que se requieran decenas de miles de millones de dólares de inversiones, como afirman las empresas privadas o algunos funcionarios. Ese es el precio que ellos cobran, no el costo que tendría el Estado. La inversión requerida para recuperar el autoabastecimiento sería mucho menor si lo hacemos nosotros.
El problema es político. De decisión política, la de recuperar toda la renta y reinvertirla.
Para el País la energía no cuesta lo mismo cuando la produce por medios propios, que cuando lo hace por vía de las empresas privadas, sobre todo extranjeras. No es lo mismo para el país un barril de petróleo a 10, que a 90 dólares. Ni el gas a 1 que a 7.5  o 20dls.(3). Cada aumento de precio de petróleo o gas que logran las petroleras es un retroceso económico para la industria y la sociedad.
Las grandes petroleras (4) presionan para hacerse cargo de la explotación petrolera “no convencional” pero solo lo harán si cumplimos con sus exigencias: precios internacionales, libre disponibilidad, flexibilidad en los controles, provisión de agua (acueductos), etc.  También son  “EMPRESAS BUITRES”.
No debemos permitir que se repita la experiencia en esta etapa crítica por el potencial daño ambiental y el elevado costo para la economía del país. Somos los ciudadanos los que debemos decidir si vamos a explotar los “no convencionales”. Cuándo, cuánto y dónde. No las grandes petroleras que saquearon y saqueanCon los no convencionales en manos de las  “companies” privadas tenemos mucho más que perder que de ganar.
La posibilidad de explotar los recursos “no convencionales” debe comenzar con una etapa experimental y estar  íntegramente a cargo del estado con control de trabajadores, universidades y organizaciones sociales. La experiencia nacional histórica muestra que no existe en la práctica la posibilidad de una explotación mixta, estado y petroleras privadas, que contemple el interés público. Para garantizar esto así como la necesaria soberanía energética, debemos recuperar el 100% de la YPF que nos dio el control petrolero total.
Pero está visto que no es el camino elegido por el Gobierno Nacional, ni tampoco los gobiernos provinciales, que han preferido “asociarse” subordinadamente a los grupos petroleros. Y peor aun la política elegida por Jorge Sapag,  gobernador de Neuquén, quien a contramano de la expropiación de YPF está privatizando la empresa estatal Gas y Petróleo de Neuquén (G&P), rematando sus acciones en la bolsa. Además promueve nuevas prórrogas a los mismos concesionarios que no cumplieron con las exigencias para las anteriores, dejándonos pasivos ambientales multimillonarios que no se les exige remediar, como sí lo hizo Ecuador con la Chevrón , defendida ésta con vocación genuflexa de Sapag y los dirigentes petroleros de siempre.
 
Por todo eso, como siempre, y sin más demora:
VOLVAMOS A LA YPF DE MOSCONI, con control de los trabajadores y la ciudadanía.
 
1  Ej: Informe del Ing. Luis Durán Mayo 2011, discurso en la Legislatura rionegrina del gobernador Alberto Weretilneck el 1-3-2012 “hubo una actitud deliberada de no control”, etc.
2   Ej: Loma de la Lata 2001,  renegociación contratos 2008, etc
3 El costo de producción histórico en nuestro país para el petróleo nunca superó los 10 dólares de promedio y era bastante inferior a 1 dólar para el gas.
4 Chevron, British Petroleum, Exxon, Apache, Shell, Total, Chinas, Rusas, etc.
 
Coordinadora del Mov. para la Recuperación de Nuestro Petróleo  y demás Recursos Energéticos
Original firmado por:
Movimiento MoRENO; CTA Neuquén;  Ex YPFianos; Foro Ciudadano para la Democracia de Neuquén;  Corriente Clasista Combativa Nqn; Proyecto SUR Nqn; Centro de Estudiantes Facultad de Ingeniería UNC y demás miembros y adherentes del MRP.
Contactos con Movimiento Recuperación Petróleo
CCC: Cel  02994207189  
FCDN: 02994057033  
CTA Nqn: Cel. 154837954
Ex Ypfianos: 02996350003 /
 4482314