Repsol aseguró que no piensa vender su participación en YPF

DECLARACIONES DE ANTONIO BRUFAU.

No vendo. Brufau espera que el Gobierno lance una oferta por toda YPF.

El CEO del grupo dijo que harían mal negocio. La acción de la petrolera local cayó 14%.

La española Repsol, dueña del 12% de YPF, espera que el Gobierno argentino le haga una propuesta por el 51% de las acciones que tenía en la petrolera expropiada. Mientras tanto, no prevé vender su parte en la compañía que gestionó hasta abril de 2012.

“No planeamos vender nuestra participación”, explicó ayer Antonio Brufau, CEO de Repsol, frente a analistas, el mismo día en que Jorge Lanata mencionó a Marcelo Tinelli, Cristóbal López y José Luis Manzano como candidatos (ver pág. 64). “Si vendiéramos esas acciones ahora creo que estaríamos haciendo un mal negocio ”, describió Brufau.

“Creemos que el Gobierno argentino tiene que lanzar una oferta por todo YPF por un valor de alrededor de US$ 18.000 millones”, detalló. “De acuerdo con los estatutos, eso es lo que deberían hacer desde lo legal”.

Ayer, la acción de YPF bajó 14,3%, como consecuencia del desplome de todos los activos argentinos en el exterior. Eso significa que el valor de la compañía se redujo más de US$ 800 millones en una jornada. Ayer, su capitalización de mercado se ubicó en US$ 4.960 millones, cuando el miércoles era de US$ 5.790 millones.

“Tenemos que ser muy consistentes con el tema del dinero que pedimos. (Tiene que ser) equivalente al 51% de las acciones (que tenían antes de que fueran expropiadas) más un dinero por las acciones que ahora tenemos (12%)”, expresó Brufau. A un valor de US$ 18.000 millones –el de enero de 2012, cuando se conocía la existencia de los yacimientos de Vaca Muerta y arrancaba la embestida del Gobierno–, la española estaría esperando US$ 11.300 millones.

“Tenemos 100% de razón para creer que, legalmente, el Gobierno tendría que lanzar una compra total. Si ese no es el caso, las cortes de arbitraje (judicial) nos darán la razón a nosotros y no al Gobierno argentino”, aseguró Brufau.

“Las cosas no están progresando muy bien” en la actual gestión de YPF, criticó Brufau. “Tienen un problema y tratan de copiarnos (en relación a la búsqueda de inversores para Vaca Muerta). Esta operación (del Gobierno) fue una decisión totalmente loca, además de ilegal. Ellos expropiaron una compañía que estaba muy bien manejada, tomaron activos que eran nuestros”, marcó Brufau.

Repsol inició juicios contra el estado argentino en España, Argentina, Estados Unidos y el Ciadi. “Estoy listo para alcanzar un acuerdo (que compense la expropiación), pero no siento confianza al respecto”, ironizó Brufau cuando habló de las autoridades argentinas.

iEco

————-

Brufau “no confía” en alcanzar acuerdo con Argentina para compensar YPF

El presidente de la petrolera española Repsol, Antonio Brufau, declaró que ve difícil alcanzar un acuerdo con Argentina para obtener una compensación satisfactoria de la nacionalización de YPF, aunque se ha mostrado abierto a negociar.

En una conferencia con analistas para presentar los resultados de Repsol de 2012, Brufau afirmó que está “listo para llegar a un acuerdo” con Argentina, pero no “confiado” en que sea posible.

Diez meses después de la nacionalización de YPF mediante la expropiación del 51% de Repsol en dicha compañía, Brufau defendió que está “abierto a cualquier acuerdo para compensar la confiscación de los activos”.

Al mismo tiempo, avanzó que la compañía mantendrá sus “esfuerzos para conseguir una compensación justa del Gobierno argentino” y, por ello, continuará con su batalla legal en Estados Unidos, España, Argentina y el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI), que en diciembre pasado admitió a trámite la demanda de arbitraje presentada por Repsol.

El presidente de Repsol también manifestó que “las cosas no progresan bien” en YPF desde la nacionalización -una decisión que ha calificado de “loca”, además de “ilegal”- y aseguró que la nueva dirección “está teniendo muchos problemas a la hora de copiarnos”.

En cuanto a los resultados de Repsol, destacó pesar de que las ventas de carburantes en España han caído un 25% desde el comienzo de la crisis económica, la compañía ha sido capaz de mejorar sus márgenes gracias a los esfuerzos en eficiencia.

En ese sentido, apuntó que tras la “presión” por los altos precios de los carburantes el pasado año, la compañía negoció con las autoridades y llegó a acuerdos, aunque no ha desvelado cuáles.

Por otra parte, Brufau defendió la operación de venta de activos de gas natural licuado (GNL) a Shell por 5.098 millones de euros, anunciada el pasado martes, porque sirve para mejorar la estructura financiera del grupo.

Se trata de un negocio “muy intenso en inversión”, pero que está “limitado en términos de crecimiento” para Repsol, mientras que para otras compañías puede ser más valioso, dijo.

En ese sentido, ha insistido en que Repsol está centrada actualmente en el desarrollo de su área de exploración y producción, aunque no descarta aprovechar otras oportunidades de negocio siempre que se ajusten a su estrategia a largo plazo.

Con respecto a la terminal de regasificación de Canaport (Canadá), que ha quedado fuera de los activos vendidos a Shell, Brufau dijo que Repsol tiene “mucho tiempo” para estudiar “alternativas”, porque las condiciones de mercado pueden cambiar en los próximos años.

Ambito