YPF asesora para reactivar la mina de sal de potasio

Miguel Galuccio dio indicios de lo que haría la petrolera argentina a favor del proyecto minero congelado por Vale. El interés del presidente de YPF está en un yacimiento de gas no convencional relacionado directamente con la mina de potasio.

Por Jorge Fernández Rojas

La petrolera nacional está concentrando toda la información jurídica y financiera del proyecto minero actuando como consultora. Busca diseñar alternativas “con o sin Vale”. El verdadero interés de Galuccio está en un yacimiento de gas no convencional en Neuquén relacionado directamente con la mina de potasio.

El presidente de la petrolera nacionalizada YPF se refería al desarrollo de un yacimiento de gas no convencional en Neuquén, a pesar de que el grupo económico brasileño frenó la construcción de la mina que iba a ser abastecida con ese fluido. El comentario de Galuccio se conoció el martes pasado intentando dar una señal de fortaleza política ante la mala noticia de la paralización de las obras en la zona de Pata Mora.

Pero Galuccio en realidad también dio un indicio de lo que haría la petrolera argentina a favor del proyecto minero congelado por Vale. La verdad es que a Galuccio le interesa en sobremanera que no se pare su plan de exploración y extracción de gas no convencional en Neuquén, para eso se había asociado con la minera. Por eso necesariamente se involucró con la crisis minera de Mendoza.

En ese cuadro de análisis es que Galuccio habla de que YPF continuará con su proyecto gasífero involucrado directamente con la minera.

Un síntoma muy concreto es que las fuentes petroleras confirmaron que el director por Mendoza en el directorio de YPF, Walter Vázquez se encuentra en Buenos Aires concentrado junto al director de Minería local Carlos Molina.

De tal modo es que Pérez parado en el paraje malargüino ratificó que la decisión es que Potasio Río Colorado se ejecute, con los escenarios que sean. “El proyecto va a continuar. Si es con Vale, nos sentaremos a ver en qué condiciones; y si no es con Vale, estamos estudiando distintas alternativas en el corto y mediano plazo”, aseguró desde Malargüe.

De todos modos el proceso es a largo plazo. Voceros del sector minero señalaron a MDZ que si hay intervención del Estado, nacional o provincial a través de organismos públicos (podría ser Emesa, la nueva empresa mendocina de energía) la estimación más optimista es de un plazo de seis meses para reiniciar la actividad de la obra civil en el yacimiento.

Hoy la preocupación del gobernador Paco Pérez es no dejar las contrataciones de los trabajadores hasta tener un panorama propio de la situación por eso le interesa no declarar la salida de Vale del proyecto por ahora. Por eso pone énfasis en decir que la no se está desmantelando la mina, sólo hay una “desmovilización” de equipos que estaban instalados en la obra de empresas subsidiarias de Vale y del Consorcio Potasio Río Colorado la UTE encargada de construir el mega polo minero.

El gas de Galuccio

Vale anunció el lunes que frenó la construcción del proyecto minero de 6.000 millones de dólares en la provincia andina de Mendoza debido a que no fue atendido su pedido de recibir facilidades tributarias para compensar un aumento de los costos por la alta inflación local, entre otros reclamos.

“El área es muy alentadora, creo que ahora con el nuevo precio de extracción que tenemos de 7,5 dólares por millón de BTU (unidades térmicas británicas), tenemos todas las condiciones para acelerar el desarrollo del área”, agregó.

El Gobierno argentino subió recientemente el precio de gas natural en boca de pozo para incentivar la exploración y la producción, en el marco de una fuerte caída de las reservas de hidrocarburos del país por la madurez de sus campos y la falta de inversiones.

Mdz

——–

Vale dejó plantado al Gobierno y dictan la conciliación obligatoria

Los representantes de la empresa Vale faltaron a la audiencia. Ahora obligan a suspender despidos y a retomar el personal. Se tensa más la relación.

Había mucha expectativa por lo que podía ocurrir en la reunión. Pero los directivos de la empresa Vale dejaron plantados al gobernador de Mendoza Francisco Pérez y a todas las autoridades nacionales y de otras provincias involucradas en el proyecto minero Potasio Río Colorado. La reacción inmediata fue que el  Ministerio de Trabajo de la Nación decretó la conciliación obligatoria para frenar los despidos en las empresa Vale y sus contratistas.

La reunión estaba pautada en el Ministerio de Trabajo para avanzar en la negociación en el conflicto generado por la suspensión de los trabajos en la mina. Pero el faltazo de la empresa tensó más la situación. “Me parece una falta de respeto y consideración por parte del presidente de Vale. No condice con el comportamiento”, dijo Pérez en Buenos Aires.

La conciliación obligatoria se decretó en Buenos Aires y en este momento las empresas están siendo notificadas. El principal involucrado es Vale, propietario del proyecto, pero en total son más de 30 empresas las que deben acatar la decisión. Es que la empresa brasileña tiene a su cargo, según los registros del Ministerio, sólo 400 personas empleadas en todo el país, pues la mayoría de las tareas están tercerizadas.

Según explicaron a MDZ desde el Ministerio, las firmas que tienen relación con el proyecto deben retener al personal y no pueden tomar medidas mientras dure la negociación. La decisión se tomó luego de que comenzaran los despidos en algunas de las empresas contratistas de Vale.  La primera etapa de la conciliación vence el 11 de abril. Hasta ese momento no se pueden producir despidos y quienes hayan mandado telegramas deben retractarse.

El detonante

Hoy los trabajadores nucleados en la UOCRA marcharon a Casa de Gobierno para reclamar por sus puestos de trabajo. Allí surgió la novedad que habían llegado masivamente los telegramas de despido a los trabajadores de las empresas subcontratadas por Vale.

El ministro de Trabajo Jorge Tomada explicó que si no se cumple la conciliación, puede haber fuertes sanciones. En este momento todo el personal de la delegación regional del Ministerio de Trabajo está ocupada en la notificación a las empresas relacionadas con el proyecto Potasio Río Colorado, según explicó Miguel Cerutti, director Regional.

En paralelo trabajan en el plan de fondo para reactivar la mina. Para ello evalúan el desempeño de Vale para quitarle la concesión. El ministro de Planificación Julio De Vido reiteró que consideran que la empresa no cumple con sus compromisos, por lo que está violando el permiso de explotación que Mendoza le otorgó. En ese sentido, el gobernador Francisco Pérez dijo que se van a seguir todos los pasos administrativos y legales que corresponden antes de tomar una decisión final.

El Gobierno trabaja en varios planes en paralelo. Por un lado analizan la legalidad y el cumplimiento de la empresa para ver qué sanciones corresponden. También analizan analizan la Declaración de Impacto Ambiental para verificar si Vale se ha salido de los márgenes establecidos. Todo para sumar argumentos. Mientras, otro equipo trabaja en el plan B que podría marcar el futuro del proyecto: seguir sin Vale y con un rediseño. Para ello la empresa YPF está asesorando. El primer paso se dará la próxima semana con la ampliación del alcance de la empresa provincial de energía, pues cualquiera sea el esquema elegido para seguir, Emesa estará dentro.

Mdz