Directivos de Vale dejaron el país por "seguridad"

Los altos gerentes de la empresa partieron rumbo a Brasil el viernes último por temor, ya que observaba un ambiente “muy exaltado” y “con amenazas de los sindicatos”.

Foto archivo.

Los principales directivos de la minera Vale dejaron la Argentina y partieron rumbo a Brasil el viernes último “por determinación del área de seguridad” de la compañía, informó hoy la prensa del país vecino.

Según los portales de Internet de los diario O Estado de Sao Paulo y Valor Económico, el presidente de la empresa en el país, Sergio Leite, y otro directivo abandonaron la Argentina porque “había un análisis de que los ánimos están muy exaltados, inclusive con amenazas de los sindicatos”, de acuerdo con lo revelado a esos medios por fuentes de la compañía.

Esa pudo haber sido la razón de la ausencia de Leite a la reunión que él mismo había pedido que se realizara en el Ministerio de Trabajo, en la mañana del mismo viernes 15 de marzo.

Ese día, el Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria, cuatro días después de que Vale anunciara la suspensión del proyecto de potasio de Río Colorado por cuestiones de “contexto macroeconómico”.

Por su parte, legisladores mendocinos de los bloques Néstor Kirchner e Integración Peronista presentaron hoy en la Legislatura provincial un proyecto por el que se modifica la Ley de creación del Registro de Infractores Laborales, con la intención de incorporar nuevas sanciones, como la imposibilidad de seguir participando en las licitaciones públicas o ser proveedores del Estado.

El senador Ricardo Pettignano, explicó que el objetivo es “transmitir la preocupación de este grupo de legisladores por los acontecimientos que rodean lo sucedido con VALE”, teniendo en cuenta que “en el sur de la provincia se ha empezado a sentir con profundidad la suspensión del proyecto” Potasio Río Colorado.

De hecho, dijo que “hay más de 80 notificaciones de despidos”, por lo que “creímos conveniente” establecer algunas herramientas “de protección” a las fuentes laborales.

“Queremos poner énfasis en el cuidado del empleo y la cadena de pago de los proveedores”, tal como lo “hablamos con el gobernador Francisco Pérez a quien le enviaremos una nota para que habilite el tratamiento del proyecto por estar en período extraordinario”, expresó.

También el presidente de la Cámara de Diputados, Jorge Tanús, sostuvo que la idea es que “las empresas subcontratistas, que son muchas, cumplan con la conciliación obligatoria”.

Tanús señaló que “la inversión es muy grande” y que “si el Estado se hiciera cargo de estas empresas privadas (involucradas en el proyecto de Vale), cualquier otra empresa privada podría pedir el mismo tratamiento. Tenemos que ser realistas”, dijo.

En tanto, el senador Germán Gómez manifestó que “se hizo un esfuerzo político y social muy grande para poner en marcha este proyecto que es uno de los más importantes de Latinoamérica, y ante la primera situación, gran parte del empresariado responde enviando telegramas de despido”, aún con la vigencia de la ley de Responsabilidad Empresaria.

“No se debe permitir y menos en una gestión justicialista, que se corte el hilo por lo más débil, que son los trabajadores”, añadió.

Indicó también Pettignano que Pérez tuvo la iniciativa de saber “cuántos de los empleados contratados o subcontratados por Vale viven realmente en Mendoza, porque son a los que hay que sostener, y cuáles son las empresas de la provincia a quienes se les ha cortado la cadena de pago”.

“No podemos permitir que las empresas tomen esta medida”, acotó.

Por su parte, la presidenta provisional del Senado, Miriam Gallardo, aclaró que se está apelando a la “buena fe” de las empresas.

“Si todos estamos tratando de buscar una solución, tanto el gobierno provincial como nacional, y hasta los legisladores de la oposición, la verdad que al primer día de notificados de la conciliación obligatoria procedan a los despidos, no lo podemos permitir”, señaló.

Rio Negro