“Comoduro Ridavia”, una opaca postal de la ciudad petrolera

[embedplusvideo height=”360″ width=”450″ editlink=”http://bit.ly/NFhSP5″ standard=”http://www.youtube.com/v/cYzQ__Vw3-Y?fs=1″ vars=”ytid=cYzQ__Vw3-Y&width=450&height=360&start=&stop=&rs=w&hd=0&autoplay=0&react=1&chapters=&notes=” id=”ep8178″ /]

El proyecto audiovisual de Javier “Asterisco” Ortega traza, en clave de rap, un semblante de esta tierra donde “la historia es tan negra como el mismo petróleo”. Un tema de denuncia donde se hace referencia a la corrupción, la prostitución, la droga, la policía, la megaminería y los casos de chicos asesinados como Franco, hermano del propio Asterisco.

“Comodoro no es sólo Cristóbal López porque muchos gritamos: ¿Dónde lo esconden a Iván Torres?”, una frase que da pie al cierre del video donde María Millacura, madre del joven desaparecido en 2003, pide Justicia.

Llega el fundido a negro y la dedicatoria: “A la sonrisa de mi hermano y de todos nuestrxs pibxs, todos ellos presentes ahora y siempre” y los nombra: Franco Riquelme, Iván Torres, Otoño Uriarte, Coco Garrido, Jorge Pilquiman, Atahualpa Martínez, Luciano Arruga y Daniel Solano.

“Todos ellos asesinados no sólo por la policía y los proxenetas sino también por el mismo poder político y judicial que ampara y protege las acciones de estos asesinos del pueblo. Todos ellos presentes ahora y siempre y, como la sonrisa de otoño, ellos viven en la esperanza de quienes luchan por cambiar esto de una vez por todas”, cierra.

Puerta E