CMN: Se fue Repsol… se va Apache, pero la contaminación queda

chevron

En la burla y el abuso de poder de las petroleras y la subordinación miserable del gobierno, está la complicidad para aprobar normas que luego nadie cumple. El artículo 6º de la Resolución 54/09 de la Secretaria de Estado de Recursos Naturales, exige que toda remediación por pasivos ambientales generados, como cualquier otra remediación y el abandono de pozos e instalaciones existentes, estarán a cargo y serán responsabilidad exclusiva del nuevo concesionario.

NADA DE ESTO ocurre!…  Se compró APACHE y existe la sensación de una nueva estafa de esta era “nacional y popular”. Es que cuando se compró Repsol, recordemos que los gobiernos nacional y provincial no asumieron ninguna responsabilidad sobre el daño ya causado en nuestra vida, cultura y territorios, a pesar de las condenas ya aplicadas.

Recordemos nuevamente que el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) publicó en 1998 un informe ambiental sobre la contaminación petrolera en Añelo y Pehuenches (en Loma La Lata). Confirmó la contaminación y concluyó que debía resarcirse con 900 millones de dólares al Estado provincial. El Gobierno nunca reclamó la indemnización. Y las empresas nunca pagaron.

En noviembre de 2001 se presentó en la Universidad Nacional del Comahue y a pedido de la Confederación Mapuche de Neuquén, un estudio del laboratorio alemán Umweltschutz Nord. La investigación, de más de mil páginas, focalizó el trabajo en el impacto de la explotación hidrocarburífera sobre el ambiente y la salud en Loma La Lata. Confirmó la presencia de 30 metales pesados en la sangre y tejidos de los pobladores de Kaxipayiñ y Paynemil, síntomas del envenenamiento, fuertes dolores de huesos, dificultad de movimiento, dolores crónicos de cabeza; trastornos renales, hepáticos y digestivos; patologías broncopulmonares, afecciones cardiovasculares, neurológicas y alérgicas, entre otras consecuencias. “Los restos de metales pesados en la zona investigada son 700 veces mas altos de lo permitido por la legislación nacional”, afirmó el trabajo.

El 28 de junio de 2012, el Laboratorio de Toxicología y Química Legal de la Corte Suprema de Justicia de la Nación confirmó que el lago los Barreales contenía hidrocarburos muy por encima (50 veces más) del máximo permitido para realizar actividades acuáticas y que no era apta para consumo humano. A pedido de la Justicia Federal, los análisis fueron firmados por el perito químico de la Corte Suprema, Oscar Lancani, y confirmó la presencia de kerosene, gasoil y aceites (entre otros). Detectó en el agua hasta 15 miligramos de hidrocarburos por litro (el máximo autorizado por ley para realizar actividades acuáticas en de 0,3 miligramos por litro). El Lago los Barreales provee de agua a las ciudades de Cutral Co y Plaza Huincul y está unido al Lago Mari Menuko que provee de agua a la ciudad de Neuquén.

La Presidenta Kirchner y su socio Sapag ¿seguirán el camino de Chevron, que evitó pagar sus responsabilidades sobre la tragedia ambiental y cultural que generó en la amazonia ecuatoriana?

Confederación Mapuche de Neuquén

Puerta E