El Senado ya analiza el acuerdo con Repsol por el 51% de YPF

Por Mario Fiore – Corresponsalía Buenos Aires

El Senado comenzó ayer a tratar el acuerdo del Estado argentino con Repsol por el 51% de las acciones que en mayo de 2012 se le expropiaron de la petrolera YPF y por el cual la Argentina se compromete a pagar una compensación de U$S 5.000 millones a la firma española.Para ello, deberá emitir bonos por hasta U$S 6.000 millones y otorgar a su vez una garantía de U$S 150 millones, paquete que deberá ser autorizado por el Congreso antes del 1 de mayo. El puntapié inicial de esta discusión fue la conformación de la Comisión de Minería, Energía y Combustibles de la Cámara alta.

En la presidencia quedó el sindicalista petrolero Guillermo Pereyra (del Movimiento Popular Neuquino), un hombre crítico del kirchnerismo pero que está a favor del acuerdo firmado con Repsol porque “abre las puertas de nuevas inversiones en las provincias”, según manifestó ayer. Como vice de la comisión quedó el mendocino Ernesto Sanz (UCR) y como secretaria la sanjuanina Marina Riofrío (kirchnerista).

El jueves 13, a partir de las 9, la Comisión de Minería y la de Presupuesto escucharán al CEO de YPF, Miguel Galuccio, y a quienes cerraron el acuerdo con Repsol, el ministro de Economía, Axel Kicillof, y el secretario Legal y Técnico, Carlos Zannini.

La oposición quiere citar para ese día a especialistas propios y a las autoridades del Tribunal Nacional de Tasación ya que no están conformes con la “escueta” opinión que brindó el organismo a favor del pago de 5.000 millones de dólares a Repsol.

El ojo opositor está puesto en que no se habría considerado el “estrago ambiental” ocasionado por la petrolera en la cuenta de la compensación y en que al desistir ambas partes de juicios futuros no se podrá reclamarle a Repsol por los pasivos ambientales que dejó durante la década que tuvo el control de YPF.

De todas formas, el kirchnerismo tiene el camino despejado porque tiene 10 de los 17 asientos en ambas comisiones, más el voto de Pereyra. El proyecto se trataría en el recinto del Senado el 27 del corriente para que Diputados tenga todo abril para su tratamiento y aprobación antes del 1 de mayo, fecha que el convenio fija como tope para la firma.