YPF invierte con banca internacional

La petrolera logró financiamiento por 1000 millones de dólares a diez años en el exterior

Se aplicarán al ambicioso plan de inversiones de este año. Es la mayor emisión de deuda histórica de una empresa argentina. La tasa es del 8,75 por ciento. YPF recibió oferta de fondos por cinco veces lo solicitado: más de cinco mil millones.

La petrolera YPF logró ayer financiamiento en la plaza internacional por 1000 millones de dólares, a una tasa del 8,75 por ciento nominal anual bajo ley de Nueva York y con un plazo de pago de diez años. Los fondos fueron obtenidos mediante la colocación de un título de deuda que fue sobresuscripto por el equivalente a cinco veces su valor (es decir, hubo ofertas por 5000 millones de dólares), del que participaron no menos de 300 inversores de distintas partes del mundo. Este título se convierte en la mayor colocación de deuda realizada por una empresa argentina en la historia. Los recursos obtenidos “serán destinados a financiar el ambicioso plan de inversiones de YPF”, informó la empresa ayer a través de un comunicado.

La colocación de la víspera se concretó a una tasa un octavo de punto inferior a la obtenida en diciembre (8,75 contra 8,875) y duplicando el plazo de pago (10 años contra 5). De este modo, la firma va probando la aceptación que sus títulos de deuda tienen en el exterior y la posibilidad de ir bajando la tasa de financiación. De acuerdo con la evaluación de la propia empresa, fue fundamental para haber alcanzado el actual rango de aceptación que en los casi dos años transcurridos desde la recuperación de la firma por la Argentina, y a partir del momento en que se hizo cargo de la misma el equipo liderado por Miguel Galuccio, “se obtuvieron sólidos resultados financieros, además de un importante crecimiento en la producción y en el índice de reemplazo de reservas”.

Daniel González, director financiero (CFO) de YPF, aseguró que se dio “otro paso importante en la estrategia de financiamiento: en 2013, después de 15 años, YPF volvió a emitir en los mercados internacionales, probando que tenemos acceso y generamos confianza. Con esta nueva emisión confirmamos el interés y el respaldo que hoy tiene la compañía”. “Esta emisión internacional, que superó nuestras expectativas, incorporó nuevos inversores de distintas partes del mundo. De esta manera estamos asegurando el financiamiento de nuestro ambicioso plan de inversiones para el año”, agregó.

La colocación concretada ayer forma parte del Programa Global de Emisión de Títulos de Deuda de Mediano Plazo de la compañía, que contempla un monto máximo de endeudamiento de 5000 millones de dólares.

Por otra parte, YPF convocó para el 30 de este mes a la asamblea general de accionistas para tratar los resultados de su ejercicio anual 2013. En esa oportunidad, el directorio propondrá destinar 200 millones de pesos provenientes de los beneficios obtenidos en el ejercicio a la constitución de una reserva para compra de acciones propias. La propuesta también contempla destinar 4460 millones de pesos a inversiones y otros 465 millones de pesos a una reserva para el pago de dividendos, “facultando al directorio a determinar la oportunidad para su distribución en un plazo que no podrá exceder el cierre del presente ejercicio” (31 de diciembre de 2014). YPF registró en el 2013 un beneficio neto de 5681 millones de pesos, que representa un alza interanual nominal en moneda local del 45,6 por ciento.

La colocación tuvo una calificación positiva de Moody’s, aunque la nota que le otorgó es Caa1, debido a que el techo que tienen las compañías es la nota del país soberano. YPF está bajo control del Estado nacional y las provincias petroleras (que actúan en forma sindicada con el 51 por ciento de las acciones) desde mayo de 2012, tras la expropiación a Repsol que, de todos modos, mantuvo una participación del 12 por ciento.

Página/12