Denuncian Actividades Petroleras de Alto Impacto en un Área Protegida de Neuquén

DOCUMENTO DE FUNDACION BIODIVERSIDAD, CONSERVACION PATAGONICA, BANCO DE BOSQUES, GREENPEACE, FARN y AVES ARGENTINAS

Organizaciones ambientalistas advierten sobre actividades petroleras de alto impacto en un área natural protegida en la provincia de Neuquén

Buenos Aires, 11 de agosto de 2014.- En el año 2012 el Gobierno de Sapag autorizó de manera inédita en Argentina la exploración de hidrocarburos no convencionales en el Area Natural Protegida Auca Mahuida, en el norte de Neuquén, con lo cual pone en riesgo la integridad de un sitio de alto valor ambiental, cultural y arqueológico. Fundación Biodiversidad – Argentina, Conservación Patagónica, Banco de Bosques, Greenpeace, FARN y Aves Argentinas, instan al gobierno provincial a respetar las leyes existentes y apelan a las empresas involucradas: YPF, Shell, Total Austral, ExxonMobil, Wintershall, Pan American Energy, GyP, EOG Resources y Medanito a cumplir con su responsabilidad social y ambiental cesando sus actividades en el área.

Las organizaciones señalaron que el Área Natural Protegida Auca Mahuida, de 77.020 has de superficie, protegida desde 1996 por Decreto del Poder Ejecutivo Provincial Nº 1446/96 es considerado uno de los últimos lugares silvestres que quedan en la región.

“La reserva protege importantes especies de la fauna y flora además de ser un sitio mitológico-ritual-ceremonial para pobladores criollos y mapuches. En Auca Mahuida existen varios yacimientos arqueológicos con petroglifos y pinturas rupestres, y presenta un gran potencial para el hallazgo de fósiles” indican los especialistas.

La zona es un sitio crítico para la conservación de las aves y fue declarada Área de Importancia para la Conservación de las Aves por una iniciativa global de BirdLife International y Aves Argentinas.

Según señala el documento, en el año 2012 el gobierno de la provincia de Neuquén autorizó por primera vez en Argentina la exploración de hidrocarburos no convencionales en el área protegida, utilizando la técnica de fractura hidráulica (fracking). Por su parte, la empresa Shell ya perforó 6 pozos no convencionales, que si bien se encuentran fuera de los límites actuales del Área Natural Protegida, de aprobarse el Plan General de Manejo, quedarían en su interior e incluso tres de ellos, en la zona intangible.

Las cifras indicadas sugieren que la situación es alarmante: “Las actividades petroleras representan el principal impacto que tiene lugar en la región, con más de 800 km de picadas de prospección sísmica que facilita el acceso de cazadores furtivos, 30 canteras de extracción de áridos, que causan pérdida de vegetación y suelo, 70 pozos de extracción de petróleo, de gas o bien pozos exploratorios, caminos, numerosos gasoductos, oleoductos, líneas eléctricas y hasta baterías, que contribuyen a agravar los impactos mencionados”.

Según los especialistas, de continuar la tendencia actual en pocos años más se afectará la reserva completa. “Existen pedidos de YPF para construir megalocaciones (superiores a 4 has) en la zona intangible o de conservación estricta del área protegida” manifiesta el documento.

El área protegida Auca Mahuida representa apenas un 0,8% del territorio provincial, resulta inadmisible que el Gobierno provincial no pueda garantizar su protección de la avanzada hidrocarburífera- cuestionan las entidades.

Las organizaciones instan al gobierno provincial a que respete las leyes de protección del área y apelan a las empresas involucradas: YPF, Shell, Total Austral, ExxonMobil, Wintershall, Pan American Energy, GyP, EOG Resources y Medanito a cumplir con su responsabilidad social y ambiental cesando las actividades en el área.

Nota: Documento adjunto: LA ACTIVIDAD HIDROCARBURÍFERA Y EL ÁREA NATURAL PROTEGIDA AUCA MAHUIDA