Del hartazgo a la fuga de capitales brasileños de Argentina

A la minera Vale se le suma Petrobras y ALL. Hay otros más en la lista de empresas que están perdiendo plata en Argentina y desinvirtiendo.

A los problemas de la minera Vale para continuar con su megainversión en Mendoza, se le suman los de Petrobras que quiere irse del país y los del holding ferroviario ALL, que le puso cartel de venta a sus operaciones locales. También los de Brasil Foods, dueños de la marca Paty, que viene perdiendo dinero por el cambio de políticas agropecuarias. Lo mismo le sucede a JBS, dueño de Swift, cuya participación quedó reducida a una sola planta en Villa Gobernador Galvez (Santa Fe).

También se puede sumar al grupo Camargo Correa. Su cementera, Loma Negra, se ve afectada por el derrumbe inmobiliario; y su textil Alpargatas, el año pasado debió cerrar temporalmente alguna de sus plantas por la caída en las ventas y la falta de stock. Otro con negocios resentidos es el Grupo Odebebrecht que está construyendo para Vale la planta de potasio en Mendoza, advierte una columna publicada en el blog del economista Tomas Bulat.

“Los problemas de los grupos brasileños están más vinculados a las políticas del gobierno argentino que a escenarios internacionales. Salvo en el caso de Petrobras que quiere desinvertir en el mundo para concentrarse en Brasil”, explicó el economista Dante Sica.

De todas formas, Sica afirma que “el actual momento no frenará de todos modos nuevas inversiones. Hay muchas que están llegando porque los activos argentinos siguen siendo baratos en términos relativos, aseguró. Pero también aclaró que al igual que Vale, el resto de los grupos brasileños trata de preservar el capital ante la imposibilidad de girar divisas al exterior”.

Contraste

En Brasil anunciaron que la producción industrial de su país aumentó más de lo esperado en enero. En la comparación interanual, el crecimiento fue del 5,7 por ciento, también por encima del pronóstico de los analistas.

Dieciocho sectores mostraron expansión en enero desde diciembre, incluyendo la producción vehicular, la refinación de petróleo y la manufactura de equipos y maquinaria.

Hartazgo

La que está pasando con Vale y otros empresas de capitales brasileños en la Argentina es una señal de hartazgo hacia las medidas del gobierno argentino que afectan a las empresas que operan en el país. Ese punto fue resaltado por Alberto Pfeifer, miembro del Grupo de Análisis de la Coyuntura Internacional de la Universidad de San Pablo. Para él, el hecho de que Vale -una empresa que cotiza en Bolsa, pero una buena parte de cuyo paquete accionario está en manos de fondos públicos- haya suspendido el desarrollo del proyecto en Mendoza y que Petrobras -una empresa con mayoría estatal- esté próxima a vender sus activos en el país dan muestras de un hartazgo a nivel oficial, según publica hoy el diario La Nación.

Mdz