Hidrofractura se proyecta en Buenos Aires

“Tenemos que unirnos para buscar una moratoria nacional o algo que frene este avance, porque el gobierno y las empresas están muy apurados en avanzar”, reclama Matías Estévez, director de Hidrofractura: El agua, el aire, la tierra… la muerte, el primer documental argentino que aborda el tema de la explotación de petróleo y gas de yacimientos no convencionales. La película será proyectada mañana en el Hotel Bauen, luego habrá un panel integrado por Estévez, Gabriel Martínez, de FeTERA, y un integrante del OPSur.

La oposición al acuerdo de YPF con Chevron colocó en la agenda mediática una problemática desconocida para gran parte de la población: la hidrofractura. Esta técnica de extracción de los hidrocarburos no convencionales, más conocida por su nombre en inglés: fracking, produce fuertes impactos ambientales, por lo que fue prohibida en países como Francia y Bulgaria y en más de una docena municipios argentinos. Ante la necesidad de motorizar una campaña nacional para ponerle freno al fracking, documentales como el de Estévez se transforman herramienta imprescindible para informar, abrir el debate y avanzar en la construcción de alternativas.  

-¿Cómo surge la idea de la película?

El proyecto surge a partir de un ofrecimiento la ONG SoTerMun, que es de la Unión Sindical Obrera de España, yo había hecho un documental sobre los crianceros de Neuquén con ellos. Entonces presentamos un proyecto de tres documentales para televisión, este es el primero; ahora estoy por presentar el segundo, que es sobre megaminería.

Tardó como un año en llegar el subsidio. Arrancamos con un esquema de trabajo que más o menos se centraba en la privatización de YPF y justamente todo eso fue cambiando en ese año. Empecé a conocer todo el tema de la hidrofractura, que no conocía y no estaba en la idea original del documental, y a medida que empecé a investigar y a hacer las primeras entrevistas, vi que el tema no iba a ser a privatización de YPF sino que iba a  ser el fracking.

– ¿En el medio estuvo la reestatización parcial de YPF?

Claro, en el medio de la producción. Tenía entrevistas que hablaban sobre el tema de que habría que reestatizar YPF. Fue todo muy extraño, empecé con el documental y todos los procesos empezaron a acelerarse. Tenía testimonios de gente que hablaba sobre que había idea de empezar a explorar no convencionales y cuando estaba por terminar el documental ya había como 30 perforaciones en Neuquén. Fue todo muy vertiginoso.

– Y en ese marco, visto el contexto en el que estamos, ¿qué idea se te viene a la cabeza con esto de que las organizaciones mapuches tomen pozos en Vaca Muerta por el acuerdo entre Chevron e YPF?

– Justo hoy es un día complicado para la lucha porque es un poco desmoralizante. Mi idea es que Chevron es una empresa nefasta por todo lo que ha pasado en Ecuador, tener ese socio no habla muy bien de lo que puede llegar a ser el futuro de nuestra provincia o nuestro país. Lo que yo veo es que nosotros tenemos que ponemos firmes con un planteo de una lucha en unidad, donde estén los pueblos originarios, que son la punta de lanza de la lucha contra la hidrofractura, las ONGs y los movimientos ambientalistas, y un montón de gente que piensa que esto es terrible. Pero hasta ahora no estamos unidos para hacerlo y, mientras nosotros estamos concientizando y contándole a la gente que esto no es bueno, los gobiernos y las empresas están avanzando muy, muy, rápido. Nosotros tenemos que unirnos para buscar una moratoria nacional o algo que frene este avance.

Hidrofractura, el agua, el aire, la tierra, la muerte se proyectará mañana a las 19 en el Hotel Bauen, Callao 360, Buenos Aires. Convoca el Observatorio Petrolero Sur, adhieren la Federación de Trabajadores de la Energía de la República Argentina (FeTERA), Marea Popular y Tierra para Vivir en COB La Brecha.