YPF le encontró la vuelta a Vaca Muerta

La empresa inicia la etapa del desarrollo masivo del petróleo no convencional en Loma La Lata Norte y Loma Campana.

Vaca Muerta es la principal apuesta de YPF para que el país recupere el autoabastecimiento energético en los próximos cinco años. La compañía nacionalizada ya tiene 90 pozos en producción, y lleva perforados el triple que el resto de todas las compañías que operan en Argentina en conjunto.
La Mañana de Neuquén recorrió Loma La Lata Norte y Loma Campana, bloques donde YPF concentra la mayoría de su producción de shale oil, que hoy alcanza los 8 mil barriles diarios, y donde perforará 100 pozos en los próximos doce meses.
Allí la compañía nacional ya tiene en marcha su primer desarrollo masivo en Vaca Muerta. Se trata de un área de 250 kilómetros cuadrados, denominado cluster,  que se convertirá en el primer campo productor de petróleo de la Argentina.
Allí se sumará la norteamericana Chevron que aportará unos 1.600 millones de dólares en 18 meses. El ansiado acuerdo se firmaría esta semana.
Pablo Iuliano, gerente de No Convencionales de YPF, explicó que en tres años se llegará a una producción de 12 mil m3 diarios de petróleo con ese cluster, el equivalente al 75% de la producción total de la provincia de Neuquén. Esa cifra permitirá incrementar un tercio la extracción de crudo de la firma.
Hoy YPF tiene 14 equipos de perforación en Loma La Lata Norte y Loma Campana y se sumarán 4 a fin de mes, para terminar el año con 130 pozos realizados. Para 2014 se espera alcanzar las 230 perforaciones.
Iuliano señaló que la idea es realizar 200 pozos al año con 20 equipos para alcanzar una producción de 70 mil barriles diarios en 2016 (11.000 m3/d). Con esta etapa YPF entrará en el modo factoría para desarrollar Vaca Muerta. Se deberán perforar  dos mil pozos, que demandarán 15 mil millones de dólares, de los cuales 8.800 se desembolsarán entre 2013 y 2017 para alcanzar la producción base. Luego seguirán las perforaciones para mantener los niveles de extracción.
El gerente de No Convencionales indicó que se hicieron pozos horizontales y verticales en busca de un modelo a aplicar en el modo factoría. Hoy YPF perfora bajo el sistema denominado multipack, mediante el cual se utiliza una sola locación para hacer entre 4 y 6 pozos. Las bocas están separadas entre 15 y 20 metros, pero bajo la superficie los pozos se distancian unos 300 metros entre sí. De esta forma se logra disminuir el impacto ambiental en superficie.
En enero llegarán nuevos equipos que se trasladan sin la necesidad de desmontar las torres de perforación, con lo cual se acortan considerablemente los tiempos.

Bajan costos
Iuliano destacó que YPF logró bajar considerablemente los costos, cuestión clave para determinar el éxito de los no convencionales. De un promedio de 100 días entre perforación y terminación por pozo, que se registraba en enero, se bajó a 54.
En 2011 cada pozo costaba unos 11 millones de dólares, cifra que se redujo a 7,6 millones y en 2015 se estima que se llegará a los seis millones, con lo cual se emparejarán con los costos de Estados Unidos, que rondan los 5 millones.
“Con estos precios el shale es viable, pero debemos desarrollar proveedores locales para bajar más los costos. Además cuesta encontrar herramientas de alto libraje en la Argentina. A favor tenemos que Vaca Muerta tiene buenas presiones y espesores”, dijo Iuliano.
“Más producción y menos costos es la clave del negocio”, agregó.
Hoy en Loma La Lata Norte y Loma Campana hay 1.300 trabajadores y se espera que se sumen 1.600 en la etapa de desarrollo.

La Mañana de Neuquén