Auca Mahuida: área protegida para el sacrificio

El fracking es mucho más que la fractura del subsuelo. En la Argentina ha implicado un giro en la política energética, que puso todas sus fichas en la formación Vaca Muerta. Este movimiento, que avanza sobre derechos y sobre territorios, ha llegado hasta el Área Natural Protegida Auca Mahuida, que se encuentra afectada por concesiones hidrocarburíferas, algunas de ellas operadas por Total Austral y Shell. Auca Mahuida es una más de las once áreas protegidas de la provincia amenazadas por proyectos extractivos. La Multisectorial contra la Fractura Hidráulica de Neuquén denunció en Francia y Holanda a ambas compañías. El “boom del shale” no sólo aumenta la voracidad de la industria sino también pone al descubierto el doble estándar de la responsabilidad social corporativa y los límites de las políticas ambientales.

auca (1)

Foto: 8300 

Por OPSur*.- Empresas europeas que en sus países de origen no podrían aplicar la técnica del fracking porque serían duramente cuestionadas, como es el caso de Shell en Holanda, y Total en Francia, donde respectivamente existen una moratoria y una prohibición en contra del fracking, sí lo hacen fronteras afueras, avanzando incluso sobre áreas protegidas. Obviamente esta situación es posible porque hay una contraparte local que lo promueve, como es el caso del Estado neuquino, que no sólo concesiona las áreas sino que además participa en esos proyectos extractivos a través de la petrolera Gas y Petróleo del Neuquén (GyP).

Este rumbo político parece no ser la excepción sino la regla, ya que así como se autoriza la explotación de no convencionales dentro del Area Natural Protegida (ANP) Auca Mahuida, algo similar ocurre en el norte del país, donde la compañía china JHP pretende ampliar la explotación petrolera en el yacimiento Caimancito, en jurisdicción del Parque Nacional Calilegua.[1] En ese caso también la empresa estatal jujeña JEMSE es parte del proyecto y cuenta con el aval de Administración de Parques Nacionales, que tendría que bregar por el cese de la actividad y la remediación de los daños y pasivos ambientales existentes.

Fracturando el Área Protegida

Si bien la explotación es preexistente al ANP, tras su creación no se avanzó en cese de la actividad extractiva sino que se avaló su expansión, lo que vulnera la existencia del Área, ya que su objetivo es la conservación a perpetuidad de su biodiversidad. Un informe de la Dirección de Áreas Naturales Protegidas (DANP), elaborado a principios de 2012, contabilizó 11 concesiones hidrocarburíferas que afectan la superficie actual de Auca Mahuida. Se documentó la existencia de 69 pozos -6 de ellos en la zona intangible-, y se determinaron infracciones en la mayoría. Además de la infraestructura asociada a la explotación de gas y petróleo, las picadas petroleras, que superan los mil kilómetros, constituyen un fuerte impacto sobre a la fauna y flora que se pretende proteger. Esta situación, además del Estado provincial, involucra como operadoras y/o titulares a las empresas YPF, Shell, Total Austral, ExxonMobil, Wintershall, Pan American Energy, GyP, EOG Resources y Medanito, esta última, controlada por capitales argentinos y el Banco Mundial.

A pesar de que en 2008 fue sancionada la Ley de Áreas Protegidas, ésta nunca fue reglamentada, y la provincia se apoya en ese ‘vacío jurídico’ hasta llegar al punto de hacer fracking en Auca Mahuida, como es el caso del pozo PLY.x-1. Ubicado en el bloque Pampa Las Yeguas II, este pozo fue perforado por Total Austral a comienzos de 2013 en una zona que hasta esa fecha no había sido intervenida por la industria. La titular del bloque es la empresa provincial GyP, que para concretar la explotación conformó una UTE con Total Austral e YPF.

En esa línea, otras petroleras también aprovechan resquicios legales para ejecutar sus proyectos, como la falta de aprobación del Plan General de Manejo. El Plan fue redactado hace catorce años, sin embargo el escollo principal para su aceptación es que, para optimizar la política de conservación de la estepa patagónica, establece ampliar los límites de Auca Mahuida de 77 mil a 120 mil hectáreas. En plena avanzada sobre los no convencionales importantes superficies concesionadas quedarían en territorio destinado a la conservación. Como es el caso del bloque Águila Mora, donde la anglo holandesa Shell perforó tres pozos no convencionales, mientras que, al cierre de esta nota, trabajaba en la apertura de tres locaciones. Es importante resaltar que estos proyectos se desarrollan una zona que tampoco contaba con antecedentes de actividad hidrocarburífera. Los pozos se encuentran en las inmediaciones de los límites actuales del Área Natural Protegida pero, de aprobarse el Plan General de Manejo, quedarían en su interior e, incluso, uno de ellos, sobre ‘zona intangible’. Otros casos incluyen a la empresa ExxonMobil.

 auca (2)

El doble estándar público y privado

Durante la asamblea de accionistas de Total, realizada en París el 16 de mayo, los integrantes de la Multisectorial contra la Fractura Hidráulica de Neuquén, junto a Amigos de la Tierra Francia, tuvieron oportunidad de interpelar al CEO de la compañía francesa, Christophe de Margerie, sobre sus inversiones en el área protegida. En aquella ocasión Carolina García, ingeniera en Recursos Naturales y Medioambiente, que trabaja en la DANP, sostuvo: “Ustedes [Total] dicen que son una empresa responsable, que respetan los más altos estándares sociales y ambientales en el mundo. Aunque los funcionarios políticos del gobierno de Neuquén les han dado autorización, qué credibilidad tienen como empresa “responsable” cuando es su empresa la que decidió adquirir 3 concesiones adentro del Área Protegida Auca Mahuida; es su empresa la que solicitó la autorización para hacer un pozo no convencional en una zona todavía no afectada del Área; y es su empresa la que decidió no renunciar a perforar el pozo mientras que el informe técnico de los expertos ambientales de la Dirección de Áreas Naturales Protegidas señalaba riesgos importantes y se habían pronunciado contra el otorgamiento de la licencia ambiental y la realización del pozo” (OPSur, 27/05/2014). El CEO de Total, según informó más tarde Amigos de la Tierra Francia, sostuvo que la compañía se ha comprometido en no operar en áreas protegidas reconocidas por la UNESCO, y ese no es el caso de Auca Mahuida.

Por otro lado, una intervención similar se realizó el 20 de mayo frente a las máximas autoridades de Shell, en su asamblea de accionistas; en esa oportunidad no sólo se denunció la avanzada sobre el área protegida sino también el trato avasallante con familias campesinas en bloques donde opera la compañía. El CEO, Ben van Beurden, en su respuesta no se refirió a esos cuestionamientos sino que defendió a rajatabla el reglamento interno para la aplicación del fracking y resaltó la contribución de la compañía al autoabastecimiento de Argentina.

Al doble estándar corporativo, se suma el doble estándar público, y a través de la alianza de estos dos sectores, el boom del shale arrasa no sólo con la normativa ambiental vigente, no sólo con los pobladores y sus derechos, sino también con las áreas que la misma institucionalidad estatal creó y se comprometió a preservar. En lugar del Estado garante se perfecciona una Razón petrolera.

El Área Natural Protegida Auca Mahuida [recuadro]

Ubicada a unos 260 kilómetros al noreste de la ciudad de Neuquén, Auca Mahuida es uno de los puntos más sobresalientes de diversidad de mamíferos de toda la estepa patagónica. La reserva es extremadamente rica y se compone de especies que han desaparecido o son muy raras en otras puntos de la región, siendo declarada Área de Importancia para la Conservación de las Aves. Asimismo, el Cerro Auca Mahuida es un sitio mitológico-ritual-ceremonial para pobladores criollos y mapuche. Existen, además, yacimientos arqueológicos, con petroglifos y pinturas rupestres.

El Área, en la que viven unas 9 familias que se dedican a la ganadería caprina, fue creada en 1996, y ratificada recién en 2008, tras la sanción de la ley provincial de Áreas Naturales Protegidas. La política de conservación no es una prioridad del gobierno de provincial, lo que hace que prácticamente las 11 Áreas Protegidas estén amenazadas por proyectos de explotaciones hidrocarburíferas y mineras.

[Artículo publicado en Fractura Expuesta Nº 3, julio 2014. Descargar revista completa]

 

Fuentes:

*El presente artículo toma datos del informe Desafiando los límites. La fiebre de los hidrocarburos no convencionales en la Patagonia argentina, cuya autoría pertenece a Amigos de la Tierra Francia, Países Bajos y Europa, y OPSur. Por su parte Amigos de la Tierra Francia produjo el documental Fracking Patagonia, relacionado con la misma temática. Más información www.frackingpatagonia.com

OPSur (Asamblea de Trabajadores del Parque Nacional Calilegua), 07/05/2014; Campaña por el cese de la explotación petrolera en el Parque Nacional Calilegua. Tomado de http://wp.me/p1NWJb-giG

— 14/05/2014; París: Denuncian el accionar de la petrolera Total en un área protegida de Neuquén. Tomado de http://wp.me/p1NWJb-gmt

— (Amigos de la Tierra Francia), 27/05/2014; Interpelación de Amigos de la Tierra Francia en la asamblea general de accionistas 2014 de Total. Tomado de http://wp.me/p1NWJb-grD


[1] En una primera etapa JHP pretende perforar tres pozos de producción e igual número de pozos sumideros. Más información en OPSur, 07/05/2014.

Artículos relacionados